Fraudes de Pemex incluyen a extitulares de Sener, CFE y del Real Madrid

0
98
  • La denuncia de la ASF señaló que la compra de la planta fue realizada a través de Grupo PMI y no de Pemex Petroquímica, como correspondía institucionalmente a Pemex
  • La ASF identificó como los principales responsables de este fraude a los 38 funcionarios y consejeros de Pemex, PMI Holdings, PMI Norteamérica, PMI Infraestructura y Desarrollo y Pro Agroindustria, involucrados en la operación

La Fiscalía General de la República (FGR) informó que investiga a todos los integrantes del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos por la compra irregular de la planta de Agro Nitrogenados, como parte de los presuntos manejos fraudulentos que realizó el exdirector general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, durante la administración de Enrique peña Nieto.

Fuentes ministeriales confirmaron que el pasado 27 de septiembre de 2019, la FGR recibió una denuncia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que no solo involucran el desempeño de Lozoya Austin en cuanto a la compraventa fraudulenta de la planta de fertilizantes.

La FGR inició una carpeta de investigación sobre la información generada por la ASF, donde señala que la planta no sólo fue comprada a sobreprecio y que su rehabilitación fue mucho más cara de lo que se estimó originalmente. Además, refiere que 85 de los bienes que le costaron a Pemex aproximadamente 199.2 millones de pesos y que se vendieron como chatarra representaron una pérdida de más de 182.4 millones de pesos.

Sin embargo, la carpeta sigue en integración y aún no ha sido presentada ante un juez federal, ni se ha solicitado las comparecencias de los 38 exfuncionarios y asistentes señalados como probables responsables.

La denuncia de la ASF señaló que la compra de la planta fue realizada a través de Grupo PMI y no de Pemex Petroquímica, como correspondía institucionalmente a Pemex.

Para ello, Lozoya Austin, exdirector de Pemex, argumentó en sesión del 17 de diciembre de 2013 del Consejo de Administración, que era urgente efectuar la producción de fertilizantes y que ninguno de los integrantes del consejo hiciera manifestación alguna para “evitar la consumación de un hecho irregular”.

“Al llevar la adquisición a través de Grupo PMI, se evitó que este proceso fuera del conocimiento del Comité de Estrategia e Inversión de Pemex Petroquímica y su Consejo de Administración, única empresa autorizada en el decreto antes mencionado para llevar a cabo la producción de productos petroquímicos y quienes contaban con la experiencia y especialización para realizar una adquisición de estas características”, señaló la ASF.

“Los integrantes del Consejo de Administración de Pemex tomaron conocimiento de actos indebidos al margen del marco jurídico que lo regula y sin realizar los pronunciamientos que sobre este aspecto estaban dentro de sus facultades para atender que la operación de compra de activos de la planta de Agro Nitrogenados se realizara por conducto de Pemex-Petroquímica”, concluye el documento.

Tras el análisis del proceso, la ASF identificó como los principales responsables de este fraude a los 38 funcionarios y consejeros de Pemex, PMI Holdings, PMI Norteamérica, PMI Infraestructura y Desarrollo y Pro Agroindustria, involucrados en la operación.

Entre ellos destacan: Lozoya Austin, su asesor Ejecutivo, Edgar Torres Garrido; José Manuel Carrera Panizzo, exconsejero propietario y presidente del Consejo de Administración de PMI Norteamérica y apoderado legal de Agro Nitrogenados; Pedro Joaquín Coldwell, exsecretario de Energía y consejero presidente del Consejo de Administración de Pemex, y Enrique Ochoa Reza, en ese momento subsecretario de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía.

También Leonardo Fabio Beltrán Rodríguez, exsubsecretario de Planeación y Transición Energética de la Sener y Miguel Messmacher Linartas, exsubsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La adquisición provocó un daño por 93.2 millones de dólares y la operación se realizó sin los estudios previos de integridad mecánica de equipos ni la revisión técnica de los bienes para clasificar los activos, asegura la ASF.

Una vez concretada la compraventa, 60% de los activos de Agro Nitrogenados eran chatarra, de los cuales 85 bienes que tuvieron un costo de adquisición de 15.5 millones de dólares, unos 199.2 millones de pesos, tuvieron que venderse en distintas fechas hasta julio de 2016. Como producto de la venta de esta chatarra, Pemex recibió 16.8 millones de pesos, es decir, una pérdida de 182.4 millones de pesos.

“En el proyecto de inversión que presentó Lozoya Austin en la sesión del 17 de diciembre, el costo de la rehabilitación se estimó en 180 millones de dólares, muy por debajo del que dio a conocer la Dirección Corporativa de Operaciones de Petróleos Mexicanos, con anticipación a la fecha de compra, por 406.4 millones de dólares, montos que inclusive resultan inferiores a los 453.2 millones de dólares que han sido erogados a diciembre de 2018”, señala la ASF.

Sin embargo, esta carpeta no coincide con la que judicializó la FGR el año pasado, donde se vinculó al exdirector de Pemex por lavado de dinero en la causa penal 211/2019 y en la que se acusa a Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México, S. A., quien vendió la empresa Agro Nitrogenados a Pemex.

La carpeta se abrió en mayo de 2019 luego que Pemex y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) presentaron denuncias. En respuesta, Joaquín Coldwell solicitó a la FGR que lo cite para informarle sobre la posible relación que tiene en el asunto. El 21 de julio la FGR intentó citar a comparecer a los exintegrantes del Consejo de Administración de Pemex, entre ellos, Joaquín Coldwell, así como los exsecretarios Ildefonso Guajardo, de Economía, y Luis Videgaray, de Hacienda y Crédito Público.

Implican al presidente del Real Madrid

El 9 de julio de 2013, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y el ex presidente, Enrique Peña Nieto se reunieron para tratar dos temas: un contrato por 485 millones de dólares para la rehabilitación de la planta Agro Nitrogenados, presuntamente utilizada para lavado de dinero por parte de Alonso Ancira, Emilio Lozoya, y la constructora Odebrecht; además de la trasferencia de Javier “Chicharito” Hernández al Real Madrid, de acuerdo con una investigación presentada por Código Magenta.

En el caso de Agro Nitrogenados, el contrato fue adjudicado a Avanzia, a través de las empresas privadas de Pemex: PMI Norteamérica y PRO Agroindustria el 29 de julio de 2014, un mes antes de que El Chicharito fuera fichado en 6 millones de dólares por el conjunto blanco. Casualmente, Florentino Pérez, además de ser dueño del Real Madrid, es socio mayoritario de la empresa Cobra Instalaciones, una filial de Avanzia, que a su vez es subsidiaria de la constructora ACS.

Durante este sexenio, Grupo Avanzia obtuvo varios contratos por parte de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por hasta 2 mil millones de dólares. Además, HR Ratings informó que Avanzia generó ingresos por 7 mil 886 millones de pesos en 2016 por proyectos adjudicados por ambas paraestatales mexicanas.

Según la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Pemex aún tenía adeudos con Grupo Avanzia por mil 282 millones de pesos en junio de 2017 y se pagó un sobreprecio de hasta 30% para rehabilitar Agro Nitrogenados.

Los contratos se lograron gracias a la relación entre Florentino Pérez y el entonces presidente de Avanzia, Francisco Gil.

Fraudes, usaron modelo de la “Estafa maestra”

Por su parte, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la SHCP presentó cuatro denuncias contra Emilio Lozoya por la reproducción de un esquema similar al de la estafa maestra en las finanzas de la petrolera. El titular de la UIF, Santiago Nieto, dijo a diputados que descubrieron modalidades semejantes en el DIF-Veracruz, durante la gestión del exgobernador Javier Duarte.

En reunión virtual con la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, mencionó que en ambos casos “encontramos modelos similares: eran empresas fachada, eran constituidas en lugares apartados, con accionistas que tenían el perfil de testaferros y que al final terminaban recibiendo recursos y la empresa se disolvía o desaparecía su actividad, habiendo ganado millones de pesos en adjudicaciones directas”.

“Presentamos cuatro denuncias contra el señor Lozoya y una quinta no vinculada a él, pero sí durante su administración, por un caso de estafa maestra en Pemex; evidentemente tenemos denunciado el caso de Veracruz”, agregó.

Sobre el tema, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que las actas de las reuniones de los consejos de Administración de Petróleos Mexicanos serán una prueba fehaciente de cómo se actuó en la compra de la planta de fertilizantes durante la pasada administración, por lo que el proceso legal que se le sigue a Lozoya Austin será muy importante para conocer cómo se realizaron estas operaciones.

“Tiene que terminar con el proceso del señor Lozoya que declare sobre todo lo que sucedió, el es un testigo de primera, porque el era director de Pemex, entonces era miembro del Consejo de Administración de Pemex, y en todos los consejos de empresas públicas se levantan actas, hay un orden de día, se va tomando nota de la intervención de cada consejero, se apunta también sobre la postura de cada consejero, y se sabe también quienes votaron a favor y quienes en contra”, dijo.

López Obrador aseveró que en este caso “se va a poner de manifiesto la asociación delictuosa entre funcionarios y empresarios, porque no es solo nada mas el funcionario, es también el llamado hombre de negocios. Durante el periodo neoliberal quienes hicieron su agosto no eran empresarios, eran traficantes de influencias”.

“¿Que tiene que ver el periodismo, la radio y la televisión con construir una carreteras, con llevar a cabo una obra para Pemex porque estaban en el negocio de la venta de las medicinas. Lo del señor Lozoya va a ayudar mucho a que se transparente todo y que se termine este asunto y ojalá y ya la fiscalía concluya su proceso de investigación”, finalizó.