La exhibición incompleta

0
106
Después de la captura del Marro, el domingo por la mañana, el equipo permanente de producción televisiva del Cepropie fue llamado para grabarle un mensaje al Señor Presidente, en una más de las emisiones hebdomadarias del Ejecutivo.

No se trataba sólo de informar de la buena acción militar, sino de afianzar un punto de vista político. Y de paso fortalecer la capacidad hidráulica del molino tetramórfico. Cacarear el huevo, pues.

El jefe nacional, como es su bien conocida inclinación por el análisis histórico, no se limitó a informar la aprehensión del criminal abajeño, sino a explicar cómo tan siniestro individuo había logrado poner en jaque a una región entera gracias a su complicad con el poder.

Y todos sus dichos (del Señor Presidente; no del torvo asesino), son tan ciertos como la verdad del pan bendito.

Tiene razón en todos sus análisis y le acometen con vigor las embestidas del toro de la certeza. Es cierto: la impunidad, la protección, la convivencia (y la connivencia) de las malas autoridades con los delincuentes, hizo (y hace) posible el crecimiento del crimen organizado.

Para organizarse, el crimen necesita arreglos con el poder. Si no, pues como dijo aquel famoso coleta andaluz, El Guerra: no se puede y además es imposible.

Pero mejor leamos las bienhechoras palabras del SP en su afirmación de cómo este gobierno carece de alianzas, con grupo delincuencial alguno y cómo se avanza en las capturas, sin olvidar la solución de las injustas causas  del delito:

“…Que se acabe aquello de que se engaña persiguiendo a una banda y protegiendo a otra, la ley tiene que aplicarse por parejo, no a la corrupción, y en todos los casos procurar recuperar lo que ilegalmente se ha sustraído de la hacienda pública, lo que se le ha quitado al pueblo y a la nación”.

“…Imagínense, a qué grado se llegó y García Luna está acusado de dar protección a uno de los cárteles, al cártel de Sinaloa y de perseguir a otros; o sea, se simulaba de que se combatía al narcotráfico pero sólo a los que no tenían acuerdo con el gobierno y se cometieron muchas atrocidades a la sombra del poder público con impunidad absoluta…”

Pero si las andanzas de El marro, como las de cualquiera otro de los famosos capos de bandas, gavillas, cárteles o como se les quiera llamar a las organizaciones criminales, son nada más parte de un binomio, ¿cuándo van a quedar detenidos quienes les brindaron protección y abrigo para organizar los grupos del delito?

Porque si está bien, muy bien, denunciar la complicidad y su perverso camino a la impunidad, bien nos valdría a todos ver en la misma prisión y con la misma gente a los protectores, no nada más a los protegidos.

Y de poco vale decir, ahí están García Luna, Palomino, Pequeño y Asociados, porque esos han sido requeridos por la justicia de Estados Unidos, no por la de México.

Lo mismo se puede afirmar de las atrocidades cometidas (ya denunciadas en ese mismo mensaje desde el Palacio Nacional), en el nombre del combate a la criminalidad extrema.

¿Dónde, en cuál de todas las prisiones federales están los culpables?

CRECIMIENTO

Llegan estas noticias desde Oaxaca:

“De acuerdo con el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), Oaxaca registró un crecimiento económico del 3% del primero al segundo trimestre del 2020, colocándose como la segunda entidad con mejores resultados en este sentido.

“La reactivación económica de Oaxaca va de la mano de proyectos estratégicos, especialmente de infraestructura.

“Por cada empleo directo que se genera en el sector de la construcción, se generan cinco empleos indirectos. Por eso, son tan importantes obras como las carreteras al Istmo y a la Costa, así como la remodelación del Tren Interoceánico y el Puerto de Salina Cruz”, declaró el gobernador Alejandro Murat Hinojosa”.

Además de estos alentadores datos, la actividad turística oaxaqueña ha recibido un respaldo significativo: “…el Gobierno del Estado desarrolló protocolos de seguridad sanitaria que han merecido a la entidad el sello “Safe Travels”.

“Gracias a lo anterior, y a otros hechos como la elección de Oaxaca como la mejor ciudad del mundo para viajar por miles de lectores de una publicación internacional especializada, cabe esperar que, tras el levantamiento de las restricciones de viaje impuestas por diversos países debido a la pandemia del COVID-19, Oaxaca recuperará la creciente afluencia de turismo que en 2019 rompió récord…”

Twitter: @CardonaRafael
rafael.cardona.sandoval@gmail.com
elcristalazouno@hotmail.com