Análisis semanal: 27 de julio

0
88

La etiqueta “intelectual” ofrece varias facetas. Desde luego que alude a quienes hacen uso de su intelecto para analizar lo que sucede a nuestro alrededor. Son quienes ofrecen ideas, interpretaciones de los principales acontecimientos y que buscan difundir sus creaciones.

Pero también hay quien espera de los intelectuales la orientación necesaria respecto a ciertos temas que están en la agenda del debate público.

En esto radica su influencia. Es por esto que siempre hay ojos y oídos disponibles cuando uno de los intelectuales escribe o habla, algo que puede ser usado por un gobernante para validar sus decisiones.

Carlos Salinas de Gortari se rodeó de intelectuales para afianzar su proyecto, las imágenes que lo muestran departiendo con representantes de este sector lo demuestran.

López Obrador también ha recurrido a personajes que se ubican en el sector de los intelectuales para beneficiarse de la imagen que da estar cerca de este tipo de personajes.

Poco se ha analizado al intelectual en su relación con los poderosos, los beneficios obtenidos y si sus opiniones son motivadas por esta relación, considerando que buena parte de sus ingresos provienen del presupuesto público, con sus honrosas excepciones.

La igual que con las gacetillas publicitarias o inserciones pagadas en medios impresos, sería deseable que muchos de estos intelectuales aclararan si tienen conflictos de interés al defender a un gobernante por recibir dinero de su gobierno, algo que ayudaría a comprender sus motivaciones a la hora de opinar.

 

La imagen de la semana

Finalmente, luego de rumores y de que en la mañanera el presidente dijera que no tenía información, Javier Jiménez Espriú presentó su renuncia al gabinete.

El meme de la semana

Conspiracy Theory

Luego del episodio por la elección de 4 nuevos consejeros electorales para el INE, queda en el tintero la maniobra de varios integrantes de Morena para incidir en las designaciones.

Desde los reclamos de John Ackerman hasta los señalamientos de que una candidata estaría vinculada a René Bejarano, pasando por las declaraciones de diputados de Morena y el PT, encabezados por Dolores Padierna –esposa de Bejarano– para influir en la decisión, lo queda es la impresión de que un sector de Morena buscaría imponer consejeros a modo en la autoridad electoral.

Y es que esto se suma a lo hecho en organismos autónomos al colocar a personas sin la preparación, pero leales a la causa, así como legisladores que han declarado que sacarán adelante la agenda del presidente, dibujan a un grupo político vertical que busca, antes de otra cosa, satisfacer los deseos del líder antes que resolver los problemas del país.

Si esta descripción le suena conocida, es que se trata de algo que México ya vivió en la época del PRI como partido oficial, cuando la voluntad de un solo hombre era la única que valía.

@CronicadePoder