Berrinches y fuego amigo en la 4T

0
194

1.- Para ser fuego amigo, la verdad es que se llevan muy pesado.

Las redes sociales se cimbraron una vez más con la publicación de la versiónde una de las fuentes del periodista Darío Celis, la eventual renuncia del secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú.

Los rumores me dan risa, decía en junio del año pasado el funcionario cuando en aquel entonces se corrió la versión de que renunciaría a la SCT de prosperar la posibilidad de cederle a la Sedena y Marina el control de puertos y adunas lo que hoy será una realidad.

Un año después la versión recobró fuerza y hubo suficiente ruido como para esperar una respuesta de confirmación o desmentido pero el tema quedó cubierto por un denso silencio oficial.

La verdad es que para algunos no sería sorpresa que Jiménez Espriú decidiera irse a su depa de verano en Paris, pues más de una vez gente cercana a su círculo ha dado por hecho que se va. ¿Fuego amigo en la 4T? De no creerse. Ajá.

@JimenezEspriu, el principal encargado de desarticular el mayor proyecto de infraestructura de la historia moderna del país, el NAIM, es un funcionario polémico. Todo mundo sabe que está ligado a una empresa, Idesa, que tuvo que ver con Odebrecht, detalle que se conocía desde junio de 2018. ¿Será que Lozoya lo trae en su expediente?

En octubre, también del año pasado un trascendido daba por hecho que sería sometido a una intervención quirúrgica y que ya no regresaría al cargo. Otra versión fuerte fue la del 9 de diciembre, precisamente por la iniciativa de que los puertos y las operaciones de la marina mercante serían manejadas por elementos de las fuerzas armadas.

Apenas el pasado fin de semana en Manzanillo el Presidente materializó la pesadilla de Jiménez Espriú y anunció que las aduanas y puertos quedarían bajo el control militar.

Un michoacano que cayó para arriba en estas versiones fue Lázaro Cárdenas Batel, a quien lo ven como sustituto de Jiménez. Lo más seguro es que quien sabe.

2.- Pleitos de familia

Parece que @JimenezEspriu no es ángel de la devoción de algunos de sus correligionarios.

Que renuncie, al fin que no va a trabajar, nunca se le encuentra, reclamó airado Jaime Bonilla hace una semana tras acusar al titular de la SCT de asumir una actitud gansteril para recuperar el control de una caseta de cobro en Baja California en la que el gobernador había decidido eliminar el peaje en el tramo carretero Tijuana-Playas de Rosarito.

La SCT en un lacónico comunicado respondió que el decreto de Bonilla es ilegal. Todos saben que Bonilla anda que no lo calienta ni el sol luego de la Corte le tiró su reforma para ampliar su mandato.

3.- ¿Perdón y olvido?

Otro pleito más memeable que memorable es el detonado por el control de la dirigencia del Partido Morena.

Las acusaciones ni siquiera vienen de adversarios de otros partidos, son de dentro. Yeidckol Polevnsky fue acusada por sus propios camaradas de fraudepues cuentan que poco antes de dejar la dirigencia de Morena firmó contratos con dos empresas a las que pagó 395 millones de pesos en obras fantasmasque nunca se realizaron. ¿Y la honestidad valiente?

Los tuits de @yeidckol tienen muchas interpretaciones, el más reciente señaló: “Fuertes son los ataques e infundios de los conservadores, de oportunistas, de ambiciosos vulgares, pero más fuerte nuestra decisión de resistir y vencer”. Si el mensaje fue contra quienes la acusaron de fraude, se lleva muy pesado.

¿Será que le dispensarán a Yeidckol con el perdón y olvido?

4.- Amigos de lejecitos.

Otro ejemplo del fuego amigo en la 4T lo sintetiza magistralmente Roberto Vizcaíno en su columna, Tras las puertas del poder, en la que hace un análisis sobre el relevo de la mesa directiva en el Senado de la República, cuya mayoría parlamentaria pastorea Ricardo Monreal.

Martí Batres no será y punto.

5.- Y mientras los morenistas deciden si el nuevo dirigente es sale de una tómbola o por encuesta gansito –en la fila está formado Mario Delgado–, el líder provisional Alfonso Ramírez Cuellar comenzó a palomear a los diputados de mayoría y alcaldes de Morena que quieren la reelección.

6.- Ya se sabe, ya se supo que Lozoya está en calidad de testigo protegido por eso el trato first class.

Lozoya se tomará unos días de descanso antes de que suelte la sopa, en lo que se anuncia como el evento político del año.

7.- Memelandia.

__Se lo dije al Presidente. Yo ya no puedo con Gatell tiene cifras que no sé de dónde saca. Góber Adán Augusto Hernández. (El gobernador tabasqueño no debería estresarse tanto, muchos otros gobernadores tampoco saben hacer con Gatell, nota de la redacción).

8.- El berrinche de John Ackerman sigue escalando.

En un tuit anunció que senadores y diputados de Morena están dispuestos a dar la cara por él y reclamar la reposición del procedimiento en el que se integraron las quintetas para elegir a los cuatro consejeros del INE.

Todo porque perdió su recomendada.