Respuesta

0
73

Durante el día he recibido numerosos comentarios acerca de mi percepción y análisis del mal manejo del discurso de amlo en la Casa Blanca. Una pieza oratoria poco centrada, cargada de elementos históricos innecesarios, manipulados e incompletos y con una sumisión y abyección insultantes.

Si trasladase a Washington fue por el compromiso de agradecer una serie de respiradores que nos enviaron a razón del coronavirus y que no fueron del todo gratuitos, entonces seguramente Ebrard ha de estar proponiendo un traslado presidencial a China. Pero sabemos que no es así.

Ofrecí ayer mis comentarios y nunca pensé que un colega universitario me calificara de “mezquino” por pensar diferente a él y quizá esto se deba a dos razones: una, la insatisfacción de no cumplir los logros, metas y satisfactores obtenidos en el desarrollo profesional o dos, a la muy personal visión y pasión por el país, no por la política ni sus gobernantes, sino por la nación que cada quien tiene. Pienso que el que debería estar agradecido con Mexico es Trump.

Pero esa humildad no se le da y sostengo, aunque lo diga, el no tiene amigos, sólo recordemos dos eventos: al referirse al T-MEC señaló que nuestro país había recibido más beneficios que Estados Unidos y eso no lo permitiría y durante se campaña electoral a la presidencia nos calificó de “animales, violadores y crimínales”.

A AMLO y Trump no se les olvidó, evitaron recordar cómo militarmente nos han invadido y de qué forma nos arrebataron la mitad del territorio ( y esto viene a cuentas porque amlo exigió al gobierno español disculpas por la conquista, pero en la Casa Blanca guardó un abierto silencio).

Trump tendría que guardar respeto, y que conste que AMLO lo mencionó en el discurso, por el apoyo mexicano a Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial y no fue sólo para equilibrar su economía, sino con la heroica participación de la unidad mexicana de combate del Escuadrón 201 de la Fuerza Aérea Mexicana vigente del 24 de julio de 1944 al 2 de septiembre de 1945, nuestras Águilas Aztecas. En aquel entonces, la actuación de México en apoyo a USA nos costó 3 millones de dólares. (Sólo como comentario adicional en el grupo de pilotos de la escuadrilla “A” figuraba un militar con el nombre de Graco Ramirez Garrido).

Antes, lejos está trump de señalar que un 14 de septiembre de 1847, la bandera de Estados Unidos ondeó en Palacio Nacional luego de rendirse el último bastión de La Ciudadela. Un día antes habían masacrado a los Cadetes del Colegio Militar (Niños Héroes) en el Castillo de Chapultepec recordando en ese tiempo la solidaridad del Batallón de San Patricio. Trump debería mencionar cómo los generales invasores Pillow, Quitman y Worth rindieron homenaje a nuestros jóvenes caídos, más de 800, por su arrojo, patriotismo y valentía. Trump, o AMLO, tenía la obligación públicamente de reconocer su ofensa hacia los mexicanos y agradecer que millones (se dijo 38) están participando actualmente de la estructura económica de los Estados Unidos.

Trump en un ejercicio de moral tendría que renunciar a la industria del rifle y dar a conocer los montos de armas que ingresan ilegalmente a Mexico y que han sembrado miles de cadáveres de inocentes. De igual forma, la drogadiccion allá se ha multiplicado porque es un enorme negocio para sus mafias que se manejan con poderío e impunidad. trump ha rebasado todos los límites en su racismo contra los latinos y su fobia especial contra los mexicanos.

No hay día que no presuma la elevación del muro fronterizo. Pero aquí, el presidente “liberal” de izquierda fue a agradecerle al presidente (conservador, imperialista y neoliberal) su “gentileza” y el que hasta el momento no se ha atrevido a “imponernos nada”. ¿No se quién fue más insolente en eso, amlo o trump?

El caso es que el magnate se salió con la suya, ya sus redes sociales y comités electorales están usando y aprovechando la facultad histriónica del mexicano para ganarse la voluntad latina en el voto. Y se sabe, se conoce, que los incisos fundamentales del T-MEC favorecen más a los de allá que a los de acá. Incluso ya registramos las propias palabras del embajador Christopher Landau quien expresó que nuestro país no es terreno fértil para las inversiones.

Ya dijo AMLO por qué quiso ir a Washington (ayer reproduje la declaración exacta). Y lo curioso en todo esto es que ahora los morenistas radicales apoyan a Trump para su repetición en la presidencia. Ya olvidaron o no han leído las expresiones del presidente mexicano antes de tomar el poder en donde aseguraba que a Trump “lo pondría en su lugar” y eso no se observó en la Casa Blanca.

Espero no se me trate de “mezquino” nuevamente ni de regatear los triunfos del tabasqueño pero sé que millones de mexicanos tenemos mucha memoria, dignidad y más patriotismo como para agradecerle a Trump, fundamentalmente a trump su “gentileza y respeto” hacia nuestra patria.

Por cierto espero mi colega sepa el significado de mezquino porque tiene dos vertientes: “verruga dolorosa que sale en las manos o en los pies “, o “falto de sentimientos nobles”.

Espero haya como universitario optado por la segunda opción porque luego vemos que algunos se tardan 14 años en recibir un título y otros como Ackerman los falsifican.

*Presidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Tv
*Conductor del programa Va En Serio mexiquense tv canal 34