Economía, afectada por secuelas de Covid-19 y finanzas de Pemex: Banxico

0
100
  • El Banco Central alertó que la recuperación será lenta y complicada. También tendrá forma de “U” con el riesgo de que sea en “W”
  • Resaltaron el riesgo de que las medidas sanitarias implementadas por el gobierno para contener la pandemia sean insuficientes, pues se ha observado una elevada tasa de contagio

El Banco de México (Banxico), señaló que la actividad económica en el país muestra un severo deterioro de la actividad económica con proyecciones de una contracción de hasta 10.5% para el 2020, mientras que el balance de riesgos para la inflación se mantiene incierto, y persiste la preocupación por la situación de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Por ello, el Banco Central alertó que la recuperación será lenta y complicada. También tendrá forma de “U” con el riesgo de que sea en “W”, según la Minuta número 77 de la reunión de la junta de gobierno, en la cual por unanimidad se determinó bajar 50 puntos la tasa de referencia a un nivel de 5%.

Subrayaron que persiste una amplia dispersión en las proyecciones, reflejo de la alta incertidumbre y que las revisiones a la baja para 2020 no han sido compensadas por el correspondiente ajuste al alza de las expectativas para 2021, que apuntan a una recuperación modesta.

En la reunión participaron el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León y los cuatro subgobernadores así como de Arturo Herrera y Gabriel Yorio, secretario y subsecretario de Hacienda, quienes tienen voz pero no voto.

Los integrantes del órgano colegiado de Banxico, hablaron de la falta de un enfoque de política balanceado, particularmente en el frente fiscal, para impulsar la recuperación y coincidieron en que el balance de riesgos para el crecimiento se mantiene significativamente a la baja, principalmente amenazado por un nuevo brote del Covid-19, que podría ocasionar problemas financieros y de solvencia.

Resaltaron el riesgo de que las medidas sanitarias implementadas por el gobierno federal para contener la pandemia sean insuficientes, pues se ha observado una elevada tasa de contagio, mientras que en el primer trimestre del año se registró una importante contracción y se exacerbaron en abril.

Al cierre del primer trimestre el consumo y la inversión se contrajeron 1.2 y 9.5%, respectivamente, al tiempo que en mayo el gasto en tarjetas de crédito registró una caída anual de 34% de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Respecto al empleo, se registró una pérdida de 12.5 millones de empleos formales e informales en el mes de abril, de los cuales más de 10 millones son informales. Entre enero y mayo, se perdieron cerca de un millón de puestos de trabajo registrados en el IMSS y los retiros de fondos de  las cuentas individuales (Afores) por desempleo alcanzaron su máximo histórico.

El T-MEC no será suficiente para la reactivación

Los integrantes de la Junta de Gobierno señalaron que la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y la recuperación anticipada de la economía estadunidense deberían apoyar a la inversión (elemento fundamental para el crecimiento) en el país; sin embargo, los factores anteriores mitigarán su impacto.

De acuerdo con uno de sus miembros, el acuerdo comercial difícilmente será suficiente para alcanzar crecimiento económico a los niveles que se requieren, porque el sector empresarial tiene una percepción de deterioro del ambiente para los negocios.

También destacaron la continua preocupación del gremio empresarial por el Estado de derecho, la inseguridad, el deterioro del marco institucional y la orientación de algunas políticas públicas, entre otros aspectos.

La mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno coincidieron en que si bien algunos sectores económicos reiniciaron actividades desde el mes de mayo y propiciaron cierta recuperación económica, la afectación ha sido considerable y persiste incertidumbre, por lo que los indicadores de pedidos manufactureros y de confianza empresarial y de los consumidores se encuentran en niveles bajos.

Preocupante la situación de Pemex

Los integrantes de la Junta de Gobierno externaron su preocupación por el estado financiero de Pemex. Uno de ellos destacó que se ha acentuado la necesidad de diseñar una solución de largo plazo para sanear las graves problemas financieros que enfrenta desde hace años la petrolera mexicana.

Otro de los integrantes advirtió que el faltante de ingresos públicos podría ampliarse ante necesidades adicionales de capitalización para la paraestatal, como consecuencia de sus problemas financieros, de la pronunciada caída en sus ventas y que continúa la realización de proyectos no rentables, en los que la carga financiera y el riesgo se concentran en las finanzas públicas. .

Agregó que en ausencia de medidas concretas en esta dirección, y para fortalecer los ingresos gubernamentales, no es conveniente un mayor apoyo de la política fiscal para enfrentar la pandemia, considerando la anticipada merma de los recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) y el oincremento de la vulnerabilidad de las finanzas públicas.

Con respecto a las revisiones a la calificación soberana y posibles reducciones adicionales, se han traducido en un apretamiento en las condiciones financieras para el gobierno y las empresas.

La mayoría coincidieron en la importancia de fortalecer los canales de otorgamiento de crédito, proveer liquidez y promover el sano desarrollo del sistema financiero. Dichas medidas podrían ser más efectivas con una tasa de política monetaria más baja.

La Junta de Gobierno está encabezada por Alejandro Díaz de León Carrillo, Irene Espinosa Cantellano, Gerardo Esquivel Hernández, Javier Eduardo Guzmán Calafell y Jonathan Ernest Heath Constable.