Miente la 4T sobre la expectativa petrolera

0
212
  • Proyecciones de producción irreales
  • Buscan retrasar pagos a contratistas
  • Pemex la petrolera más endeudada del mundo

El Ejecutivo Federal se comprometió en el documento de Precriterios de Política Económica de 2021, para la elaboración del Presupuesto de Egresos de la Federación del próximo año, con una plataforma de producción de 2 millones 27 mil barriles diarios; con base en proyecciones realizadas por el director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero quien se comprometió en la Cámara de Diputados a producir 3 millones de barriles diarios de petróleo en 2026; este exceso de optimismo irreal, parece caracterizar a la 4T.

Estas proyecciones irreales de Pemex que no se sustentan en bases y cálculos realistas, que de golpe fueron derrumbados por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), quien echa abajo ese optimismo ilusorio; tal parece que Octavio Romero ofrece información falsa al presidente Andrés Manuel Lopez Obrador sobre la realidad de la petrolera estatal, sobre las expectativas de producción sumamente optimistas, que nunca se podrán alcanzar, dando una sensación mítica sobre la fortaleza de la petrolera mexicana.

La CNH elaboró un documento sobre la Prospectiva de Producción 2020-2027 en la que concluye que con los recursos petroleros que la industria tiene identificados y disponibles a través de asignaciones, migraciones y contratos de Pemex, así como los bloques adjudicados a privados e inversiones comprometidas, México únicamente aspira a producir:

  • En un escenario alto, un promedio anual de 2 millones 301.7 mil barriles diarios en los próximos ocho años.
  • En un escenario bajo, prevé 2 millones 82.6 mil barriles diarios en el mismo periodo.

En esta prospectiva con fecha de marzo de 2020 integra ocho descubrimientos reportados por Pemex y que los contratistas cuentan con los recursos para ejecutar la inversión necesaria para su exploración, desarrollo y operación de entre 2 y 8.2 dólares por barril; y tras analizar la información, con datos al 1 de enero de 2020, la comisión proyectó los niveles de producción de petróleo crudo que México puede esperar en los próximos ocho años.

Imagen cortesía de El Universal, usada sólo para fines ilustrativos.

A mayo de este año, la CNH estima que tienen 40 mil 415 millones de dólares aprobados, de los cuales 4 mil 158 millones están comprometidos que amparan 396 asignaciones y 111 contratos; por ello, la A+ACNH prevé extracción promedio de 1.98 mbd los próximos 8 años; en el periodo crecerá aportación de empresas privadas en mercado

Las expectativas de un impulso decidido a la producción de petróleo para lo que resta de la administración del presidente Andrés Manuel Lopez Obrador y la mitad de la siguiente, se derrumbaron en lo que respecta a la contribución de Pemex, de acuerdo con la CNH; en otras palabras, ni en el mejor de los escenarios, con Pemex y privados, México puede aspirar a producir 2.4 millones de barriles diarios de petróleo crudo en promedio anual entre 2020 y 2027.

El caso de la petrolera estatal es más dramático porque en ocho años no promediará ni 2 millones de barriles diarios, lo que echa por tierra la aspiración de lograr una plataforma, al menos de 3 millones de barriles diarios en 2026, comprometidos por su director, Octavio Romero Oropeza, durante su comparecencia en la Cámara de Diputados el 28 de octubre de 2019.

En este sentido, prevé que en 2020 la plataforma de extracción de aceite alcanzará 1 millón 777 mil barriles diarios en promedio; aunque Pemex se comprometió 1 millón 850 mil barriles diarios en el paquete presupuestario de este año; es decir, 73 mil barriles diarios menos, que muestran fallas de cálculos y expectativas de producción petrolera.

El gobierno federal calculó una plataforma de 2 millones 27 mil barriles diarios. La CNH estima que, en el mejor de los escenarios, se producirán un millón 988 mil barriles; el organismo planteó dos escenarios sustentados en los perfiles y planes de desarrollo presentados por operadores de campos petroleros bajo asignaciones o contratos, así como inversiones ejecutadas y comprometidas.

En el escenario alto prevé que la producción de crudo aumente de un millón 779 mil barriles diarios en 2020 a 2 millones 545 mil barriles en 2027, con un pico máximo de extracción en 2026 con 2 millones de 621 mil barriles.

Ante esta difícil realidad por la que atraviesa Pemex, el mayor crecimiento lo tendrán las empresas privadas con los bloques contratados en pasadas rondas de licitación, puesto que aportarán 77 mil barriles este año y 588 mil barriles diarios en 2027, lo que representa un aumento de 663.6%; mientras que la producción de la petrolera mexicana, pasaría de un millón 702 mil barriles diarios en 2020 a un millón 957 mil barriles, es decir, solamente un incremento de 14.9%.

 

Pemex: 15 años de producción a la baja

En el pasado mayo, la producción petrolera, que incluye el crudo, el gas y los condensados que se hacen en el país, alcanzó un promedio de 1 millón 884 mil barriles diarios, lo que significó una caída de 1.05% de forma anual, revelan las más recientes cifras de Pemex; aunque había anticipado un crecimiento de alrededor de 18%. En su comparación con el mes inmediato anterior, la plataforma de producción petrolera tuvo una caída de 3.63%, y por primera vez en 16 meses se colocó por debajo del millón 900 mil barriles diarios.

Tan solo la producción de petróleo crudo reportada por Pemex junto con sus socios alcanzó una cifra de 1 millón 633 mil barriles diarios, caída de 1.80% en su comparación contra mayo del año pasado y de 5.05% con respecto al mes inmediato anterior. La producción promedio en lo que se lleva en el año de petróleo crudo es de un millón 710 mil barriles diarios.

Cabe mencionar que recientemente, el gobierno de México tomó la decisión ante miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de hacer un recorte de 100 mil barriles diarios en la plataforma de producción ante la caída de los precios internacionales del petróleo; por lo que Pemex tuvo que disminuir sus exportaciones.

Con base en datos de Pemex, el volumen de las exportaciones de petróleo crudo también tuvo una caída en el quinto mes del año, donde el volumen fue de 1 millón 62 mil barriles diarios, cifra 11.86% menor a lo reportado en el mismo mes de 2019 y si comparamos con lo obtenido en abril, la caída fue de 9.84%.

Pero vale la pena destacar, el valor de las exportaciones de petróleo crudo alcanzó los 720 millones de dólares, monto 68.02% menor a lo reportado en mayo del año previo; es decir, que Pemex perdió dos tercios de recursos en la venta de crudo.

Por otra parte, el valor de las ventas internas de productos petrolíferos y de gas natural se ubicó en 27 mil 846 millones de pesos, cifra 62.29% inferior a lo reportado en el quinto mes de 2019.

 

Busca Pemex retrasar pagos a contratistas

La compañía petrolera estatal mexicana, está generando presiones y estrategias internas, con el propósito de que a algunos de sus contratistas, acepten esperar hasta el próximo año para recibir el dinero que se les debe ahora; ante esta situación anómala y en un entorno crítico, estas personas solicitaron no ser identificadas; se trata de tres contratistas a los que se les pide aplazar el pago que esperan por 115 millones de dólares, pero el monto adeudado a las compañías en toda la cadena de suministro de Pemex podría fácilmente sumar miles de millones de dólares.

Según el presidente Wilbur Matthews, fundador de Vaquero Global Investment >que cotiza bonos de la petrolera< la cantidad enorme de pagos pendientes de Pemex con los proveedores es preocupante dadas las dificultades que ya enfrenta la compañía petrolera, fuertemente endeudada y señala:

  • “Si Pemex se niega a darle un número de factura, no se convierte en pagadero a Pemex y no se convierte en una cuenta por cobrar a la empresa, por lo que es como contabilizar el limbo”,
  • “Pero la realidad es que Pemex les debe este dinero. Eso significa es que Pemex tiene una enorme carga de deuda adicional”

En este sentido, el presidente Andrés Manuel López Obrador pretende que Pemex sea uno de los principales motores de la economía mexicana, de ahí que ha tratado de fortalecerla financieramente y también, para que el país sea autosuficiente en energía y revivir la producción nacional; sin considerar la realidad de la misma, por ejemplo:

  • La compañía sufrió una pérdida récord de 23 mil millones de dólares en el primer trimestre del año, a medida que la pandemia de coronavirus junto con 15 años de disminución de la producción y el valor del petróleo se derrumbaron.
  • Los bonos de Pemex fueron rebajados a basura por Moody’s en abril, y este año se vio obligada a recortar al menos mil 800 millones de dólares de su presupuesto de exploración y producción.
  • La deuda total que tiene la empresa es por casi 105 mil millones de dólares, lo que la convierte en una de las petroleras más endeudadas del mundo.

La debilidad estructural de las finanzas de Pemex, ha generado que la industria de servicios petroleros en México ha visto a miles de personas perder sus trabajos debido a la suspensión de contratos con la empresa petrolera nacional, que representa más del 95% de la producción en el país.

Son los Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores, comúnmente llamados Adefas, que corresponden a la actividad física del año corriente, donde Pemex los está pateando para entrado 2021 y de esta forma la llamada Empresa Productiva del Estado, que dirige Octavio Romero, están en marcha negociaciones simultáneas para lograr despresurizar el presupuesto de Pemex Exploración y Producción (PEP).

Por el Covid-19 y la decisión de la OPEP de recortar en 9.7 millones de barriles diarios de petróleo, Pemex ya está modificando también la política de pagos a proveedores extendiendo los plazos. Hasta hace un año las Adefas operaban a plazos que iban de 20, 30, 60 y 90 días, en los casos extremos.

Ante esta situación crítica por la que atraviesa Pemex, ha decidido:

  • Evaluar y priorizar aquellas inversiones que son de alta rentabilidad
  • Parar algunos proyectos
  • Suspender nuevos contratos
  • Diferir pagos a proveedores
  • Impulsar un nuevo plan de austeridad de servicios petroleros y de personal

Por lo que Petróleos Mexicanos pidió a sus 25 principales contratistas medio año para liquidar facturas por servicios de exploración, producción y construcción de infraestructura, con ello el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador busca evitar, en este momento, el desembolso de hasta 70 mil millones de pesos que por contratos tiene que pagar a más tardar en diciembre; expresado de otra manera, quieren que las empresas financien a Pemex bajo su costo, además de los servicios ya prestados.

Analizado desde diversos ángulos y de forma multidisciplinaria, Pemex está quebrada, no es competitiva, ni eficaz y mucho menos productiva, en sus diferentes procesos priva la corrupción, esta sobre endeudada y cada vez tiene recursos para hacer frente a sus compromisos, cada vez pierde más, por ello, en abril Moody´s le quito el grado de inversión; sin tomar en cuenta lo que adeuda a sus proveedores, a sus trabajadores, el riesgo laboral y fondo de pensiones.

Lopez Obrador piensa en Pemex de los años 70as del siglo pasado, otros tiempos y muy diferente contexto, para él, es un símbolo que quiere revivir, pero la realidad es otra, ya no existe y es inviable; no hay recursos públicos suficientes para darle vida artificial; si el presidente se empeña y se pone necio, va a arrastrar la deuda soberana, con altos riesgos que nos quiten la calificación.

Ni siquiera con el apoyo de la inversión privada es posible sacar a Pemex adelante.

El autor es analista político con 115 días de aislamiento.

rabascal51@hotmail.com

@rafabascal