Así fue el primer encuentro entre AMLO y Donald Trump en la Casa Blanca

0
164
  • Ambos mandatarios se saludaron, sin estrechar sus manos, ni portar cubrebocas pese a que ambos países son de los más contagios activos tienen de Covid-19
  • Al inicio de su jornada en Washington DC, el presidente mexicano visitó los memoriales de Benito Juárez y Abraham Lincoln, donde depositó ofrendas florales

Alrededor de las 13:30 horas tiempo local de este miércoles, el presidente de México, Andrés Manuel López, fue recibido en la Casa Blanca con su homólogo estadounidense, Donald Trump, como parte de su primera visita de trabajo fuera de nuestras fronteras.

En las primeras imágenes, previas al encuentro privado que sostendrán los dos mandatarios, ambos mandatarios se saludaron, sin estrechar sus manos, ni portar cubrebocas pese a que ambos países son de los más contagios activos tienen de Covid-19. Ambos mandatarios han señalado que la relación bilateral está en el mejor momento y se han elogiado mutuamente.

Al inicio de su jornada en Washington DC, el presidente mexicano visitó los memoriales de Benito Juárez y Abraham Lincoln, donde depositó ofrendas florales. En un evento breve, López Obrador solo estuvo unos minutos. Frente a la estatua del Benemérito de las Américas, depositó una ofrenda florar, entonó el himno nacional mexicano y se retiró.

El mandatario estuvo acompañado por el canciller Marcelo Ebrard, Graciela Márquez Colín, titular de Economía (SE); Alfonso Romo Garza, jefe de la Oficina de la Presidencia, así como la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena Coqui, y Christopher Landau, embajador de Estados Unidos en México.

La reunión en la Casa Blanca

En su mensaje a la prensa, ambos mandatarios destacaron la importancia de la puesta en marcha del T-MEC. El presidente López Obrador señaló que este acuerdo es un logro de las tres naciones y su pueblo, y que mejorará las cadenas productivas para recuperar la presencia económica que ha perdido Norteamérica. «En vez de distanciarnos, estamos trabajando juntos en el porvenir y resolver la diferencia con diálogo y respeto mutuo», dijo.

Por su parte, el presidente Trump señaló que estamos edificando una alianza económica y de seguridad y que juntos se han abordado los temas más apremiantes que enfrentan ambas naciones, que no se habían resuelto durante varios años.

Agregó que el T-MEC es el acuerdo comercial de mayor magnitud que han creado cualquier país y le llevará prosperidad a los trabajadores de los tres países afiliados.

Previo al encuentro, y en las afueras de la Casa Blanca, manifestantes mexicanos realizan diversas actividades, algunas de apoyo al mandatario mexicano, con playeras de la selección mexicana de futbol y pancartas de apoyo, pero también hubo grupos de personas que cuestionan su gestión de 18 meses al frente del gobierno mexicano. También participó un mariachi sobre la calle H NE.

También se observaron personas que gritaron consignas de desaprobación a su desempeño en el gobierno mexicano. Tras gritar consignas de apoyo, los seguidores del presidente mexicano fueron invitados por la policía a retirarse de la zona.

La reunión privada fue fijada a las 14:00 horas tiempo local.

La reunión privada fue fijada para hablar sobre la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Posteriormente, se espera que ambos mandatarios dirijan un mensaje a la prensa de ambos países.

Sin embargo, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, dijo que la reunión se prestará a un “gran abanico” de temas e, incluso, irán más allá de la reunión bilateral para hablar de temas regionales, como la situación en Venezuela.

Previo al encuentro entre ambos mandatarios, el ministro estadounidense dijo que el debate será completo, “integral” en el conjunto de reuniones que van a tener los funcionarios de ambos países, aunque inicialmente se centrarán en el tema económico.

“México nos puede ayudar con el reto venezolano, especialmente con el desafío de tráfico de narcóticos en el Pacífico y el Atlántico”, dijo Pompeo. También dio una “gran bienvenida” al presidente mexicano a la capital estadounidense y agregó que desde la noche de ayer habló con su homólogo Marcelo Ebrard, con quien espera reunirse para tratar sobre diversos temas.

Sin embargo, la reunión bilateral ocupó poca atención en la prensa de aquel país, donde sólo The New York Times le dedicó un breve espacio en su portada.