…Y los pobres no fueron los primeros. Ni los segundos, ni los terceros aún…

0
86

+Con la lengua se tropieza más seguido que con los pies. Anónimo

LIC. SABINA BERMAN GOLDBERG, PERIODISTA, NOVELISTA, DRAMATURGA:

Le confieso, respetable señora  Berman, que llevo este último año y casi medio deseando haberme equivocado durante el último cuarto de siglo.., sin lograr tal éxito.

Porque quiero mucho a este país donde nací y he tratado de contribuir a su progreso y desarrollo desde el ámbito de mi actividad periodística, hasta que caí en la encrucijada donde hoy me encuentro. Porque aún si López Obrador abandonara el cargo presidencial de la manera más suave posible, el país sufriría un daño quizá superior al que ya él le ha provocado. Supongo que eso no duraría el tiempo necesario para que la situación actual pudiera ser —si es posible— superada, pero no veo en nuestro lúgubre firmamento político quién pueda reacomodar los ladrillos, las trabes, las paredes y los pisos que este señor ha derrumbado y son muchos los edificios y millones  las viviendas que se deben reconstruir.

Pero si su salida del Palacio Nacional ocurriera por un acto de vlolencia, no quisiera saber qué le ocurriera a los mexicanos casi casi todos por la forma como este señor ha logrado, entre otras muchas cosas, dividir a la Nación de una forma muy cercana al peor de los extremos a pesar de que, como usted afirmó ayer en su espacio de El Universal, haya dejado tirada en su camino la más valiosa y necesaria de promesas que le abrieron el despacho del Presidente de la República al haber dañado a muchísimos mexicanos pobres tanto y en tan escaso tiempo como el que ha disfrutado su sueño de poder dictatorial.

Más de un cuarto de siglo llevo —le escribí en el comienzo— desgranando los errores y exhibiendo las mentiras que este señor se ha pasado la vida contando, pero como es tan activista social como inexistente hombre de Estado, supo conquistar la simpatía popular y de un gran sector de la clase media que son las que más trabajan y luchan por su sobrevivencia y la de sus familias, que son también el mayor núcleo de la población nacional. Y como ya los priistas habían perdido el poder y los panistas no supieron conquistarlo, este señor encontró el sendero por el cual podía resbalarse y satisfacer su obsesión; pero tanto panistas como priistas tenían las colas sucias de corrupción e impunidad y el miedo los paralizó pensando en lo que, si llegaba a Palacio, este buen señor  haría con ellos…

¡¡Pero sorpresa,  lleva ya más de año y medio disfrutando el despacho de sus sueños, sin percatarse de ser el presidente mexicano más ineficiente e improductivo de la historia  patria..!! Solo que sus antecesores —los últimos, aunque todo el resto contribuyó con su respectiva ración excrementosa— acumularon tanto miedo por las amenazas que se pasó lanzándoles durante más este cuarto de siglo, que terminaron abriéndole la puerta y dejándolo pasar…

¿Cómo hacer, respetable señora Berman, para contribuir al encuentro de Aladino y su lámpara donde este paladín de los magos logre meter a ese señor y lo suelte por lo menos en su rancho, la chingada, que tanto quiere?

Necesitamos, supongo, lograr que los pobres y los clasemedieros se sepan engañados y víctimas de las inmensas mentiras que les contó para convencerlos de hacerlo presidente y en adelante lo reciban en todo el el país cada vez más enfurecidos y dispuestos a convencerle de lo detestable que es.

Romperle el ego… He ahí el camino…

Reciba, señora, un cordial saludo.

Internet: Lmendivil2010@gmail.com
Facebook: Leopoldo Mendívil
Twitter: @Lmendivil2015
Blog: leopoldomendivil.com