Avanza rápidamente pesimismo sobre la economía mexicana

0
94

Brújula del cambio

Encuesta de Citibanamex >22 junio< ajusta su pronóstico para este año en un – 8.4%
El FMI prevé >24 junio< una contracción de – 10.5% ante el brutal desempleo y falta de confianza  
Recuperación lenta hacia 2022 – 2023

La contracción en la economía mexicana en el 2020 será mayor a la esperada, ante una caída más severa en la actividad industrial, pérdida de empleos y de la planta productiva, así como por el retraso en la reapertura económica debido a que se mantienen las restricciones para contener la pandemia del coronavirus; con señales contradictorias o poco claras, de cuando abrir y en dónde.

Citibanamex: resultados encuesta >22 de junio<

El consenso de analistas consultados por Citibanamex prevé una contracción de – 8.4% en el Producto Interno Bruto (PIB)para este año, que implicaría su mayor retroceso desde 1932>la Gran Depresión<, cuando se redujo 14%; en un sondeo reciente los economistas estimaron una caída de 7.8% en la actividad económica. Donde los resultados de la encuesta de Citibanamex afirman que:

“El consenso ahora anticipa un crecimiento del PIB este año de -8.4% desde la previsión de -7.8% de hace dos semanas; además, se mantiene elevada la incertidumbre en torno a estas estimaciones, con un rango que va desde el – 10.5% hasta – 9.5%”, apuntaron.

Lo anterior muestra que hay altos niveles de incertidumbre y en la medida que se van dando resultados o mediciones sobre diferentes factores que intervienen en el desarrollo de la economía, van generando una visión negativa sobre la contracción y la profundidad de la recesión; por lo que es de esperarse de que al final del 2º Trimestre se vuelvan a revisar los pronósticos, en un entorno pesimista para la inversión y ante resultados negativos, que pueden llegar hasta dos dígitos.

El pronóstico más pesimista lo otorgó JP Morgan, quien prevé que este año la economía mexicana se contraerá – 10.5%, seguido de Bank of America Merrill Lynch y Grupo Bursamétrica, quienes esperan una baja de – 10%.

En contraste, los estimados más optimistas son los proporcionados por Barclays y Thome & Associates, pues ambos auguran que este año el PIB tendrá una baja de 6.5%.

En este mismo sentido, en la parte mediana del consenso espera que para el siguiente año ocurra un rebote de 2.7%, un aumento de 20 puntos base frente al sondeo anterior; lo que en gran medida determina una recuperación lenta; a manera de una U alargada en su base.

Por su parte, JP Morgan aseveró que debido a que los datos de producción industrial de abril fueron peores a los que esperaban y por ello, decidieron ajustar su pronóstico para 2020 con la siguiente reflexión:

“Esperábamos que la producción industrial de abril cayera 14.5% en un mes; sin embargo, colapsó a un récord de 25.1% mensual (-29.3% a tasa anual); con base en estos nuevos fundamentos, el nuevo perfil dejaría el PIB en -10.5% en 2020, en lugar de -8.6%, como pensábamos antes”, apuntaron.

 

Asimismo, Ernesto O’Farrill, presidente de Bursamétrica,enfatizó que, con base en el Índice Bursamétrica de la Economía de México (IBEM), proyecta una baja de – 19.7% anual del PIB en el 2º trimestre, y con ello la economía caería – 10% para el 2020; de la siguiente manera:

“Con base en el IBEM esperamos caídas en el IGAE de más de 20% para abril y mayo, con eso tendríamos una caída del PIB el segundo trimestre de 19.7% y de 10%para todo 2020”, afirmó.

También Banorte ajustó su pronóstico del PIB para este año, ante una reapertura más lenta de la actividad económica y poca claridad de políticas gubernamentales, con el siguiente planteamiento:

“Reconocemos que nuestro estimado del PIB con una contracción de – 7.8% anual en 2020 contemplaba una reapertura gradual desde el 1 de junio. No obstante, este no ha sido el caso, llevándonos a revisar el pronóstico. Ahora anticipamos una disminución de – 9.8% en el PIB este año”, como analizan en su reporte.

Fondo Monetario Internacional (FMI): estudio >24 de junio<

El impacto de la pandemia del COVID-19 en la economía de México provocará una contracción de 10.5% en el PIB del 2020, estimó el Fondo Monetario Internacional (FMI); cuando en abril, este organismo proyectaba una caída de sólo 6.6%en el Producto Interno Bruto (PIB) nacional y hacia el 2021, estima un rebote de 3.3%, en lugar de 3%.

Vale la pena destacar, que los pronósticos y estudios que realiza el FMI son considerados por los especialistas a escala global, como sumamente conservadores y de carácter muy institucional; por ello llama mucho la percepción tan pesimista de este organismo, para resultados negativos para los diferentes paises.

En este sentido, el FMI considera que México no solo es el país de América Latina con la previsión más negativa, sino también es una de las cinco naciones en el mundo que se espera tenga un mayor golpe a su economía, con la expectativa de que su PIB caiga a una tasa de dos dígitos, es decir, se encamina a tener la mayor contracción en 88 años; en un entorno de altos niveles de incertidumbre, con bajas sensibles en la inversión,actividad industrial, manufacturera y de servicios, así como perdida de la confianza, en la atracción de inversiones privadas.

Lo cual también significa, que los estudios y análisis del FMI, señalan que México en este año, será el cuarto país con la mayor caída global, después de España, Italia y Francia; al prever que el PIB de México se hunda hasta un – 10.5%, un retroceso 3.9% mayor al pronosticado hace un par de meses por el mismo organismo.

La contracción del PIB en Estados Unidos el FMI la estima en – 8.0%, que tomando en cuenta el tamaño de su economía, es una caída brutal, con más de 40 millones de desempleados, así como una pérdida de alrededor de 10 trillones de dólares; por lo que tampoco podrá jalar a México, ni con la entrada en vigor del nuevo tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, el TEMEC.

Con base a las proyecciones del FMI considera que los paises latinoamericanos padecerán los mayores estragos por sus medidas de contención de la pandemia y su marcada dependencia de las economías extranjeras, incluyendo las remesas; los sectores más duramente impactados son el turismo y el petróleo; por lo que la recuperación en la región será mucho más lenta, además de su inestabilidad en sus sistemas políticos – económicos.

También en este reporte del FMI plantea que las proyecciones que generó la Organización Internacional del Trabajo (OIT), había estimado una caída en materia laboral, que ha sido rebasada por la realidad, ya que hay una enorme disminución en las horas de trabajo en el 1er Trimestre de este año, que comparada con el 4º trimestre del 2019, equivale a la pérdida de 130 millones de empleos y estiman que para el 2º trimestre del 2020, la pérdida será de más de 300 millones de empleos de tiempo completo.  

El rostro de esta crisis a escala global, será el desempleo, que conducirá a mayores índices de pobreza.

A manera de conclusión

28 grupos financieros, bancos y organismos internacionales, observan una rápida y profunda caída de la economía mexicana, donde en días y semanas se han ido actualizando sus pronósticos a la baja, con estimaciones negativas:

La encuesta de Citibanamex del 22 de junio, concluye con un pronóstico del PIB de – 8.4%
El FMI prevé en su reporte del 24 junio, una contracción de – 10.5% ante el brutal desempleo y falta de confianza  

Los estudios y análisis del FMI, señalan que México en este año, será el cuarto país con la mayor caída global, después de España, Italia y Francia; al prever que el PIB de México se hunda hasta un – 10.5%, un retroceso 3.9% mayor al pronosticado hace un par de meses por el mismo organismo.

Todos los datos ofrecidos muestran que la contracción de la economía mexicana será de dos dígitos, lo que significa que su recuperación no se dará antes de dos o tres años en el mejor de los casos, ya que hay que tomar en cuenta que México ha crecido en los últimos 30 años, en alrededor del 2% del PIB y que en el 2019 con la administración del presidente Andres Manuel Lopez Obrador, alcanzamos un PIB de cero, entrando en recesión técnica.

Con base en los datos ofrecidos >hasta el momento< de instituciones nacionales e internacionales, la predicción más pesimista del PIB para el 2020, es de – 14%.

Por lo que la recuperación en México será en forma de U con una base muy aplanada, con lento crecimiento hacia fines de 2022 y subiendo hasta el 2023-24.

No hay forma real y documentada de compartir el optimismo de Arturo Herrera secretario de Hacienda y el presidente Lopez Obrador, que plantean un rápido crecimiento, el primero de una palomita >corta y pronunciada bajada y recuperación rápida< sustentado en que tiene “otros datos y, el segundo, en que tiene “Fe”.

México será el cuarto país con la mayor caída económica en el mundo, porque el presidente Lopez Obrador no impulsó ningún programa de apoyo al empleo, la planta productiva y la micro y pequeñas empresas; parte de los recursos los destinó a los programas sociales, que tan sólo apoyan a alrededor de 22 millones de mexicanos, que ya contaban con estos recursos antes del Covid19, dejando sin ninguna protección y apoyo a más de 70 millones de mexicanos que lo requerían; y la mayor parte de los recursos para tratar de salvar a Pemex y sus proyectos emblemáticos.

Además, el presidente Lopez Obrador, no ha resuelto ninguno de los problemas sustantivos que enfrentamos, más bien se han agudizado, como la seguridad, salud, educación, economía; su estrategia de polarización y confrontación, está dividiendo al país y; el FMI señala, que el cambio de reglas, en diferentes sectores y/o negocios, están generando inseguridad jurídica y cuestiona el Estado de derecho, ahuyentando la inversión privada.

Ahí están las recientes declaraciones de Christopher Landau, embajador de Estados Unidos en México, advirtió que hay incertidumbre de que el gobierno cambie reglas del juego; debido a que el gobierno de México ha generado incertidumbre sobre las reglas del juego en algunos sectores económicos, arriesga la llegada de inversión extranjera.

Y consideró el embajador de Estados Unidos, Christopher Landau:

“Tampoco les puedo mentir, tampoco les puedo decir que es un momento oportuno para invertir en México si se ven cosas muy desalentadoras para la inversión extranjera y en varios sectores obviamente hemos visto cosas preocupantes”.

En ese sentido, señaló que en los últimos meses ha visto un gran esfuerzo ya no para el arribo de nuevas inversiones, sino para preservar las ya existentes.

Esta es una dura respuesta a las políticas inciertas del presidente de México y más preveniente del representante de Estados Unidos en nuestro país, días antes de que Lopez Obrador viaje a ver al presidente Donald Trump, presuntamente para significar la entrada en vigor del TEMEC, pero puede convertirse en reclamos o el uso de la denigración de México con propósitos electorales.

rabascal51@hotmail.com