Atentado

0
83

Mucho que comentar y más que analizar acerca del atentado al que sobrevivió Omar Garcia Harfuch, Jefe Policiaco de la CDMX. Por supuesto no soy experto en el tema ni perito pero mi vida como reportero me ha permitido cubrir muchos eventos y eso me da la oportunidad de plantear algunas ideas, sobre todo cuando nada se ha avanzado en el helicopterazo de Puebla, ni el criminal ataque contra indefensos en el caso Le Barón, pero aquí, las investigaciones han sido expeditas y contundentes.

Déjeme presentarle algunos pormenores. La emboscada tuvo lugar a las 6:35 de la madrugada en una de las dos avenidas más vigiladas e importantes de la capital (la otra es Insurgentes).

La zona del ataque es de máxima prioridad debido a que ahí se encuentran varias embajadas. Y sorpresa, aquí sí las cámaras grabaron, dejaron testimonio de qué pasó y cómo pasó. Dos camionetas salen de Monte Blanco y bloquean ¡Paseo de la Reforma!, ahí abrieron fuego contra el vehículo donde se transportaba el burócrata.

Los sicarios contaban con tal cantidad y capacidad de armamento que podrían haber destrozado la camioneta, cosa que no ocurrió. Se decomisaron: fusil Barret semiautomático M82 calibre .50, granadas de humo y fragmentación, equipo telefónico y de radiocomunicación, chalecos antibalas y se habla de 13 vehículos cuando sólo hay descripción de una camioneta Dodge RAM de redilas blanca, una camioneta Suburban blanca y un camioneta Mercedes Benz matrícula 48-27-T del Edo de México.

Al parece otra camioneta gris fue abandonada con armas a unos metros de la oficina de Garcia Harfuch en la Zona Rosa. Se cree participaron 28 asesinos y detuvieron a 12 originarios de la CDMX, Jalisco, Oaxaca, Guerrero, Nayarit, Chihuahua, Michoacan y un colombiano, que nadie ha informado su calidad migratoria, cuándo se interno en Mexico y con qué permiso.

Por la tarde del día del atentado se llevó un operativo en Tláhuac (sitio que recordará muy bien Ebrard porque no evitó un linchamiento de agentes Federales que investigaban tareas del narcotráfico, cuando fue secretario de seguridad pública de amlo siendo éste jefe de gobierno) y se detuvo a un sujeto “la vaca” aparentemente autor intelectual del atentado y sorpresa, involucrado también en el crimen de dos comensales en Plaza Artz, a finales de julio del 2019.

Cuando una célula de delincuentes planea un asalto o secuestro lo fundamental, lo primordial son las rutas de escape y cómo y en qué será la fuga. Estudian alternativas.

Pero aquí lejos de dejarse videograbar salieron CORRIENDO del lugar aventando todo tipo de elementos que responden a pruebas o evidencias de investigación (radiocomunicadores, chalecos, armas) y se habla incluso de una credencial de identificación de la Fiscalía local, es decir, abandonaron todo tipo de testimonios. No se sabe si el funcionario capitalino cambiaba de rutina y tenía rutas alternas todos los días, pero aparentemente en esta ocasión ni equipo de avanzada presentó.

Eso sí, aún herido,hospitalizado y sin siquiera conocer las líneas de investigación acusó al Cártel Jalisco Nueva Generación.

En el lugar del ataque murieron dos custodios y una mujer civil que viajaba con otras personas en un modesto auto que se vió comprometido en el fuego cruzado. La mujer recibió un impacto de bala en la cabeza y se cree trabajaba en el comercio informal vendiendo alimentos. En el auto se encontraron dos tanques de gas (entiendo prohibido en las reglamentaciones de tránsito) que por suerte no recibieron impactos de balas porque ahorita estaríamos hablando de una tragedia mayor.

El Jefe policiaco contraviniendo las órdenes del presidente fue internado en un hospital privado (Medica Sur) en tanto los otros heridos en la Cruz Roja. López Obrador ha declarado textualmente “ya no va a ver atención médica privada para los altos funcionarios públicos. ¿Saben cuánto cuesto eso? Cinco mil millones de pesos al año. Van a clínicas privadas, se hacen hasta cirugía plástica , hasta se estiran a costillas del erario. Eso se acabó, van a tener que ir al ISSSTE, al Seguro, al llamado Seguro Popular para que ven lo que se siente”, ¿así lo dijo, entonces?

Extrañamente Claudia Sheinbaum recibió innumerables muestras de solidaridad y el apoyo presidencial cuando este evento es una muestra más de la tragedia de violencia que vive el país, no es para felicitarla es para exigirle, es para reclamarle.

Sheinbaum es responsable de evitar que ocurra esto, no es centro de apapachos luego de una emboscada de este magnitud en la capital del país dejando evidencias del poderío de los grupos delincuenciales que ponen en riesgo a toda la sociedad.

Este asunto es tan delicado qué hay quien piensa que la CDMX empieza a parecerse a los tiempos de Medellín con Pablo Escobar.

Muchos dirán es exageración, pero cuidado, aquí los vándalos puede tener amnistía, el presidente convive con la familia de crimínales y los anarcos hacen de las suyas sin que se les aplique la ley.

*Presidente de la Academia de Periodistas de Radio y tv
*Conductor del programa VaEnSerio MexiquenseTV canal 34