Diplomacia

0
154

El impacto de la pandemia, sumado al proceso electoral en Estados Unidos pone en riesgo muchos trámites y proyectos. En su grado mayúsculo por supuesto se encuentra el intercambio comercial y turístico entre Mexico y la Unión Americana.

Incluso los procedimientos legislativos para tratar ambos temas han estado empantanados por semanas. Recordemos que este año se tuvo que suspender el Tianguis Turístico en Yucatán y el T-MEC ha observado irregularidades en sus procedimientos de diálogo por el aislamiento obligado allá, voluntario acá. Pero en el inciso personal el impacto no es menor. Los trámites en la Embajada norteamericana se han mermado y las citas consulares suspendidas o pospuestas no por días, sino por meses.

Así, un turista está impedido a ir para allá a visitar incluso a familiares, imaginemos entonces a inversionistas, hombres y mujeres de negocios, estudiantes o empleados de empresas transnacionales.

Ni visas de turismo, ni visas para cuestiones académicas y ahora, no se sabe, si se suspenderán las visas de trabajo por el coronavirus o debido a que Trump, electoralmente hablando, vuelve a la campaña mediática de América para los americanos, por tanto todo empleo deberá tener como prioridad la contratación de estadounidenses por estadounidenses incluso, ojo, y en muchas ocasiones sin tener la preparación o contar con la experiencia necesaria para el cargo. No visas de trabajo ni “green cards” hasta el 2021.

Hay muchos jóvenes involucrados en el área de finanzas o teconología que son requeridos por presentar varias disciplinas: políglotas, contactos diversos e importantes en varias naciones, disponibilidad de movilidad, y haber obtenido excelencia en sus grados y evaluación a académica, entre otros.

Evidentemente no se trata de principiantes sino de sujetos altamente calificados que hoy trabajan a distancia, con limitaciones contractuales, por la nula posibilidad de traspasar fronteras. ¿Para cuándo? No saben ni los que están aquí, no los que están allá. Unos esperan el descubrimiento de una vacuna contra el coronavirus, los otros el cambio de administración federal para ya conocer el rumbo inmediato de la “normalidad” social.

El desempleo en ambas naciones, Mexico y Estados Unidos representa, desde el 29, uno de los más dolorosos registros.

Millones de personas se subcontratan en el mejor de los casos, los demás ofreciendo sus servicios fuera de nomina. Así el panorama parece crudo pero la expectativa y esperanza de una reanimación global aún y por fortuna no se ha perdido.

*Presidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y tv
*Conductor del programa Va En serio mexiquense tv canal 34