Gobers ponen en jaque a la 4T

0
210

Los partidos en México, incluido el que tampoco acaba de aplanar su curva como partido en el poder, andan por el mundo como extraviados, sin liderazgos sólidos, apocados, algunos a punto de desaparecer, y lo peor es que han dejado al garete el papel que les correspondía como contrapesos del poder.

En cambio, los que se han crecido al castigo de los ajustes presupuestales, los que han aguantado los abucheos en las reuniones públicas con el presidente, soportado estoicamente las acusaciones de conservadores y se han atrevido a cuestionar la vuelta del centralismo estatista absoluto, son los gobernadores.

Los gobernadores tienen hoy un rol que no se veía cuando los partidos partían el pastel en la política.

Las alianzas y frentes comunes que han aparecido en las últimas semanas han provocado que los capitanes del barco sexenal sientan pasos en la azotea.

 

Rebelión en la granja

Pongámonos gatellianos, el pico que llevó a los gobers a jugársela fue el errático manejo de la crisis sanitaria seguida de una muy limitada estrategia económica. Y lo peor, que no hay interlocución.

A vuelo de pájaro. El 29 de mayo los gobernadores de Michoacán, Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, Durango, Jalisco y Colima asumieron por cuenta propia una nueva convivencia social en sus entidades, tras considerar que la estrategia federal contra el Covid-19 era unilateral y alejada de la realidad.

Días antes habían acordado aumentar el número de pruebas para tener un mejor monitoreo de la pandemia; contra lo que predicaba el señor Gatell dedicado a endulzar los oídos de su jefe.

Los gobernadores batearon a doña Olga Sánchez cuando quiso imponerles un programa para terminar con el confinamiento aún con un alto nivel de contagios y fallecimientos.

El 5 de junio ocho gobernadores (Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas) enviaron una carta al presidente en la que le pidieron diálogo abierto y franco para coordinar esfuerzos y enfrentar la crisis más profunda de los últimos cien años. No hubo respuesta.

En el inter los gobers de Jalisco, Enrique Alfaro y de Chihuahua, Javier Corral insistieron en replantear los términos del pacto federal y encaminar al país hacia una reforma fiscal, lo que no gustó en Palacio.

Alfaro se enredó en un escándalo de abuso policial municipal que derivó en manifestaciones violentas y acusó al gobierno federal de facilitar una embestida brutal. El gober tapatío pidió una reunión (de cinco minutos) con el presidente, pero nada, “los ánimos no están para eso”, dijo el tabasqueño.

Pero fue la proclama de Dolores de los nueve gobernadores del PAN, la que más alarma causó en Palacio. Junto a la doble emergencia, la sanitaria y económica, plantearon otra emergencia, la política; ofrecieron una ruta de cambio privilegiando el ejercicio de la libertad.

La respuesta de Palacio fue sorprendente, “no nos vamos a dejar”, “no nos impondrán”. Todo porque sin duda están pensando en las elecciones del próximo año.

 

Quiénes llevan mano

En Morena el intercambio de acusaciones entre Alfonso Ramírez Cuellar y Yeidkol Polevnsky confirma que el tema interno es muy delicado y embarra a muchos.

Con todo Morena sigue pensando que mantiene el magic touch de López Obrador, y que ganarán gracias al fruto de los programas sociales en las urnas.

Pero todo se ve distinto según la red social con que se mida.

La única carta que se jugará Morena es la de Baja California, aunque con sello de Jaime Bonilla, usted dirá.

Para colmo de los morenistas más de la mitad de los gobernadores de las 15 entidades en juego, tienen buenas calificaciones en sus desempeños lo que las hace objetivos difíciles.

Distintas encuestadoras coinciden en que los gobers de Sinaloa, Querétaro, Baja California Sur, Sonora, vaya hasta Jalisco, Nayarit y Zacatecas tienen buenas calificaciones de sus paisanos, en un nivel intermedio va San Luis Potosí y Chihuahua.

Aunque a los panistas podría no irles tan mal en las elecciones, el líder del PAN se la pasa en guerritas internas contra los emisarios del pasado, mientras que el del PRI arrastra el estigma de la derrota, comenzando con su natal Campeche.

La apuesta de Morena es que el PRI no meta ni las manos en Zacatecas, Tlaxcala, Guerrero, Colima y Campeche. Otra historia es la de Sonora y San Luis Potosí, estados que quieren para Alfonso Durazo y Esteban Moctezuma, pero entre querer y poder hay mucha diferencia.

Silvano Aureoles encabezará una elección icónica pues toda la fuerza del Estado federal está dirigida a acabar con el Sol Azteca. Origen es destino, dicen.

 

Tarjetazos de María del Carmen Peláez

1.- AHMSA recibe bocanada de oxigeno.

Luego de meses de pláticas, Altos Hornos de México (AHMSA), de Alonso Ancira y Grupo Villacero de Julio Villarreal, llegaron a un acuerdo de asociación.

Ambas empresas sumarán sus sinergias operativas y consolidarán su capacidad en la producción de acero. También comprende obligaciones financieras que permitirán a AHMSA resolver pasivos y capitalizarse a través de la captación de recursos frescos, y así asegurar su continuidad operativa en el largo plazo.

Se espera que Villacero inyecte 300 millones de dólares en capital de trabajo a AHMSA.

2.- Salario solidario para evitar que se sigan perdiendo empleos.

El Salario Solidario consiste en un programa que otorga un salario ya sea menor o igual al que devenga cada trabajador y que tiene como objetivo evitar despidos ocasionados por la caída de los ingresos que enfrentan las empresas no clasificadas como “esenciales” que suspendieron actividades por el Covid 19. Esto significaría al menos cinco meses de salario, tres de confinamiento (abril, mayo y junio) y dos de recuperación gradual (julio y agosto).

Es una propuesta de Coparmex que dirige Gustavo de Hoyos y, por supuesto, requiere de la participación del gobierno, las empresas y los trabajadores. Queda sobre la mesa.

3.- Memelandia.

  1. a) México sale de la lista de los 25 destinos prioritarios para recibir inversión extranjera.

Y mientras acá perdiendo el tiempo, satanizando a Chumel y mandando al quemadero a los órganos autónomos.

  1. b) Famoso tuit.

Voy a ir al Tren Maya, a ver si también lo cancelan. Chumel Torres, comediante.

4.- Los trabajadores del INAH siguen esperando que Hacienda cancele el recorte del 75 por ciento a su gasto operativo. Esa medida pone en riesgo la preservación del patrimonio histórico de la nación. Urge que corrijan.