Obrador y Santa Anna

0
367

El 10 de junio del presente año, el Presidente de la República —como siempre lo hace— se metió en problemas en sus shows mañaneros.

A 24 horas de dar a conocer un supuesto plan maquiavélico de opositores a su gobierno, el mismo presidente, ante el fracaso de su estrategia victimizadora, tuvo que reconocer que el famoso documento de la BOA (no es broma, así le puso el Peje al secretísimo documento) era falso, pero terminó diciendo algo que nos llama la atención:

«Solamente deberían de existir dos partidos, el partido conservador y el partido liberal», haciendo referencia a la participación política de mediados del siglo XIX, tiempos aquellos en que Santa Anna gobernaba el país.

Poco antes, el 7 de junio, el Presidente López —en una de sus acostumbradas diatribas— se soltó atacando a Enrique Krauze porque el intelectual decidió felicitar al Gobernador de Jalisco por la postura que el jaliciense tuvo con lo referente a los ataques —con la presencia de anarquistas— contra oficinas y policías del gobierno estatal en Guadalajara.

La bestialidad de los anarquistas fue más que manifiesta, decenas de videos muestran la destrucción que causaron sin que nadie les pudiera hacer frente, agreden a cuantas personas y autoridades se les ponían en frente.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, de inmediato hace una declaración pública que en cuestión de segundos recorrió todo el país. Alfaro señala como el actor intelectual de los desmanes de Guadalajara, ni más ni menos que al mismísimo presidente de la República.

Y es cuando Enrique Krauze se manifiesta apoyando al gobernador de Jalisco.

De todos es sabido que el macuspano es una persona que carga muchos rencores y a diario suma más y más a su ya enorme lista, y en ella se encuentran Enrique Alfaro y Enrique Krauze.

Ante esta declaración del Gobernador de Jalisco, ni tardo ni perezoso el presidente de México —usando todo el peso de su poder— se lanza con toda su furia contra ambos.

Descalifica al Gobernador Alfaro diciendo: «Debemos evitar la politiquería. Hay que actuar de manera responsable».

Mientras que a Enrique Krauze se le va encima con toda su rabia: «Un intelectual orgánico, Lucas Krause Alamán, tomó partido. O somos conservadores o somos liberales, no hay medias tintas, no hay para donde hacerse o se está con la transformación o se está en contra de la transformación”.

Dejaremos de lado el asunto de «intelectual orgánico», todo aquel que haya leído a Antonio Gramsci sabrá que el Presidente de México para variar entendió mal lo que se supone leyó o le dijo su asesora que dijera. Según Gramsci un intelectual orgánico es aquel empleado de gobierno o comentarista que escribe a favor del gobierno.

Pero regresando al tema de este artículo, para cualquiera que haya leído un poco de historia de México puede entender lo que dice el presidente de México, compara a Enrique Krauze con Lucas Alamán, un notorio conservador del siglo XIX.

No entraremos en la biografía de Alamán porque se puede consultar en cualquier libro de historia o bien en línea.

El caso es que al leer esta última frase del Presidente, recordé que días atrás había citado al mismo personaje. En aquella oportunidad en una entrevista que le hiciera su «jefe de propaganda», Epigmenio Ibarra, habló de Lucas Alamán y su ya famosa carta al General Antonio López de Santa Anna, en la cual lo invita a regresar a México, pues en ese entonces el General se encontraba «desterrado»;  en la carta Alamán le informa que en México los conservadores controlan a la prensa.

El fragmento del video donde el Presidente López cita a Lucas Alamán se vuelve viral porque fue sacado de contexto, pero la realidad independientemente de que se editara el video de Epigmenio Ibarra, es que el Mesías Tropical volvió a sacar un hecho histórico de Santa Anna.

El 4 de junio de este año (2020), en Palenque, Chiapas, el presidente vuelve a citar a Santa Anna en una de sus acostumbradas diatribas diciendo: «En las redes dicen que vamos a cobrar impuestos por las mascotas, es totalmente falso, ni que fuera yo Antonio López de Santa Anna que cobraba impuestos hasta por las ventanas de las casas».

Pero el hecho de que al Presidente Obrador no se le caiga de la boca el nombre de Antonio López de Santa Anna, no da el contexto para ofrecer una comparativa entre ambos gobernantes.

Aquí un chairo podrá argumentar ¿para qué gastar tanta tinta o bits en estos temas tan intrascendentes?

No es tan pueril 

Obrador dice que admira profundamente a Juárez, pero en la realidad no se ve reflejando al Benemérito de las Américas en sus acciones de gobierno, lo que sí se ve reflejado en sus acciones —y de una manera extraordinaria— es el manejo temerario, cínico y desvergonzado que el Mesías Tropical lleva a cabo aplicando la estrategia y pensamiento político de Santa Anna.

¡¡¡¡Pong….!!!!

Un chairo dirá en ese ´preciso momento:

–A ver a ver ¿qué demonios se trae este fifí conservador? ¿con que jalada van a salir ahora? ¿una nueva Fake News?

Yo le digo a estos lectores impacientes que en estos tiempos la información siempre se encuentra a pocos clics de distancia.

Bien.

Decíamos que la estrategia y pensamiento político de Santa Anna se ve claramente en el actuar del actual presidente de México, y esto es cierto

¿Se acuerdan de la frase «Regeneración Nacional»?

Esta frase formó parte constantemente del discurso del tabasqueño cuando creó su partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Pero aquí viene lo interesante

En 1841 la situación política de México se caracterizaba por un descontento generalizado, el General Anastasio Bustamante, que era el presidente, centralizó todo el gobierno y esto trajo muchos conflictos con varios gobernadores, era una época en donde los cuartelazos y los pronunciamientos de generales y gobernadores hacían que los gobiernos dieran giros de 180 grados casi de un mes a otro.

Antonio López de Santa Anna, unido a los Generales José María Tornel y Mendivil, Gabriel Valencia, Mariano Paredes Arrillaga, entre otros, buscaron derrocar al Presidente Anastasio Bustamante, para lo cual publicaron un documento que se conoce como «Las Bases de Tacubaya» en el cual se buscaba —ojo aquí viene lo interesante— la Regeneración Nacional, la regeneración política de México.

Sin duda es una muy curiosa coincidencia, dirán los fanáticos del #AbueloObrador, pero de hecho esa cantaleta en aquel entonces logró derrotar al Presidente Bustamante.

El chairo que nos lee dirá revolviéndose en el asiento:

–¿Y? ¿Es todo lo que tienes?

Desgraciadamente hay más coincidencias que reseñar en este espacio.

Historiadores señalan que la República en México tuvo un antecesor al que les gusta llamar la «República Barroca» y este periodo corresponde precisamente al comprendido entre Iturbide y Juárez, pasando claro está por el breve periodo del «Segundo Imperio» de Maximiliano de Habsburgo, que no pudo impedir que siguiera existiendo la República.

Les da por llamar así a este tiempo, porque de otra forma tendrían que reconocer que uno de los primeros republicanos sería el antihéroe Antonio López de Santa Anna.

Y es precisamente Santa Anna el que empieza a utilizar la frase «Austeridad Republicana», haciendo una comparación entre los extravagantes comportamientos del Imperio de Iturbide, el cual al terminar daba paso a la nueva República.

Muchos levantarán la ceja y dirán que no hay comparación entre Obrador y Santa Anna, pero nada más pongo en la mesa lo siguiente.

Las fastuosas fiestas de la 4T se asemejan a los eventos a la República de Oropel de Santa Anna: ¿recuerdan la boda millonaria de César Yáñez, uno de los colaboradores más cercano del Mesías Tropical? ¿la boda millonaria del hijo del Macuspano con una ex Miss Universo? 

¿La insistencia de Obrador de vivir en un Palacio, en Palacio Nacional?

Y para rematar.

¿Sabía el lector que la Guardia Nacional se creó en 1846 por el entonces Presidente José Mariano Salas, del bando de Santa Anna, quien solo duró en el poder 4 meses?

Para entender un poco más este asunto, en 1846 hubo tres presidentes de México; Mariano Paredes Arrillaga (firmante de las Bases de Tacubaya), Nicolás Bravo, dos veces sucesor en la presidencia del mismo Santa Anna, y finalmente José Mariano Salas, muy cercano al propio Santa Anna.

Salas en su primer interinato como Presidente puso nuevamente en vigor la Constitución de 1824, lo cual benefició a Santa Anna.

Es cierto que cuando Santa Anna regresó de nueva cuenta a la presidencia en 1853 quiso disolver a la Guardia Nacional, porque las condiciones políticas y militares ya tenían una nueva configuración que le obligó a desarticular a ese agrupamiento militar. Pero el hecho relevante es que la Guardia Nacional tuvo el visto bueno de Santa Anna, casi veinte años antes.

Todas estas «coincidencias» nos hacen pensar que la verdadera fuente de inspiración de López Obrador no es Benito Juárez, que el verdadero semillero de la ideología Obradorista es Antonio López de Santana.

No soy el único que tiene esta percepción, hay investigadores que coinciden que Obrador está más cerca de Santa Anna que de Juárez.

 

Bibliografía

Romero José Luis y Romero Luis Alberto. 1986. Pensamiento conservador. (1815-1898). 2da Ed. Biblioteca Ayacucho.

Pantoja Morán, David. 2005. El Supremo Poder Conservador. El diseño institucional en las primeras constituciones mexicanas. Colegio de México. Colegio de Michoacán.  Página 437

https://www.letraslibres.com/mexico/politica/que-es-un-intelectual-organico

https://www.infobae.com/america/mexico/2020/06/05/el-que-acusa-prueba-lopez-obrador-reto-a-alfaro-a-presentar-denuncias-por-acusaciones-tras-disturbios-en-jalisco/

https://aristeguinoticias.com/3005/mexico/circulan-video-descontextualizado-sobre-amlo-y-el-manejo-de-los-medios-video/

https://www.eluniversal.com.mx/opinion/juan-jesus-garza-onofre-sergio-lopez-ayllon-issa-luna-pla-javier-martin-reyes-y-pedro-0

https://www.infobae.com/america/mexico/2020/04/27/academicos-del-cide-y-la-unam-tundieron-a-lopez-obrador-por-su-decreto-presidencial-mas-cerca-de-santa-anna-que-de-juarez/

RIVA PALACIO, Vicente (1940). México á través de los siglos: historia general y completa del desenvolvimiento social, político, religioso, militar, artístico, científico y literario de México desde a antigüedad más remota hasta la época actual; obra, única en su género. (G. S. López edición). México.

https://www.reporteindigo.com/reporte/amlo-mentira-que-vaya-a-cobrar-impuestos-por-mascotas-ni-que-fuera-santa-anna/

http://www.historicas.unam.mx/moderna/ehmc/ehmc04/028.html

https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-45756525