Comienza la guerra de acusaciones entre Alfaro y AMLO por muerte de Giovani

0
96
  • El gobernador de Jalisco aseguró que puede demostrar que se pagaron millones de pesos en redes sociales para hacer “grande” la noticia del asesinato de Giovani López
  • “No tengo nada con lo que sucedió, lamentablemente, ayer en Jalisco. Alfaro debió cuidar sus palabras, no tenía por qué inmiscuirme”, le respondió el presidente

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, responsabilizó a “gente” que trabaja para el presidente  Andrés Manuel López de enviar infiltrados a  la protesta violenta de este jueves frente el Palacio de Gobierno de Jalisco, en la ciudad de Guadalajara, que terminó en escenas de violencia entre manifestantes y policías estatales y municipales, con saldo de dos patrullas quemadas y daños al edificio, además de varios heridos, entre ellos un policía que fue quemado por un manifestante y 26 manifestantes detenidos.

La manifestación fue una respuesta al asesinato de Giovani López a manos de policías municipales de Ixtlahuacán de los Membrillos y de acuerdo con el mandatario estatal, la consigna era provocar los disturbios durante la manifestación.

“Detrás de todo lo que está sucediendo en este caso en Jalisco hay intereses muy precisos y muy puntuales construidos desde la Ciudad de México, desde los sótanos del poder, que lo que buscan es dañar a Jalisco, no a su gobierno necesariamente.

“Le pido al presidente de la República que le diga a su gente y a su partido que ojalá y estén midiendo lo que están haciendo, el daño que le están generando al país con este ambiente de confrontación, que son ellos, justamente, los que han generado todo lo que estamos viviendo”, aseguró en una declaración difundida en redes sociales, la noche de este jueves.

El mandatario estatal dijo que los provocadores permanecieron ocultos en torno al palacio de gobierno y salieron al momento en que llegaron los manifestantes para vandalizar el Palacio de Gobierno y provocar a los policías.

Sin embargo, también hay imágenes en las que se ve a algunos policías agrediendo injustificadamente a grupos de manifestantes que fueron arrestados en la zona.

Sobre este comportamiento, Alfaro Ramírez defendió este comportamiento, pues dijo que “Actuaron a la altura de las circunstancias, supieron resistir y no cayeron en la provocación, no se cometió ningún acto de violencia contra los manifestantes”, dijo y reiteró que el objetivo de la manifestación era provocar una reacción violenta de las autoridades, pero que estas actuaron con dignidad.

Y agregó: “La policía aguantó más de dos horas adentro del Palacio de Gobierno, sin hacer nada más que contener, hasta que los actos violentos estaban poniendo en riesgo la vida de la gente adentro de Palacio de Gobierno. Gente trabajadora y que estaba ahí cumpliendo con su responsabilidad”.

Además, aseguró contar con información para demostrar cómo se pagaron millones de pesos en redes sociales para hacer “grande” la noticia del asesinato de Giovani López, como un asunto de brutalidad policíaca para responsabilizar a la Policía Estatal y al gobierno de Jalisco.

Si tiene pruebas que las dé a conocer: AMLO

Sobre estas acusaciones, el presidente López Obrador pidió al gobernador de Jalisco que si tiene pruebas de que los disturbios fueron provocados por los “sótanos del poder de la Ciudad de México”, que las dé a conocer.

“El que acusa tiene que probarlo para actuar de manera responsable”, dijo en su conferencia de prensa, desde la ciudad de Villahermosa, Tabasco. “No tenemos interés en pelearnos con ningún gobernador. Tenemos interés en enfrentar los grandes y graves problemas nacionales, a eso me dedico, y no soy hipócrita, porque no soy conservador, no tiro la piedra y escondo la mano”, atizó.

Aseguró que no tiene “nada con lo que sucedió, lamentablemente, ayer en Jalisco. Alfaro debió cuidar sus palabras, no tenía por qué inmiscuirme”, agregó y aseguró que no es partidario de la violencia ni de actuar de manera autoritaria.

“Tengo diferencias con el gobernador de Jalisco, políticas e ideológicas, pero actúo con responsabilidad, no me inmiscuyo, ni participo en cuestiones partidistas, no soy jefe de grupo o de partido, ni tengo ningún propósito de afectar a autoridades locales. Lamentó los hechos porque estoy a favor de resolver problemas mediante el diálogo y el uso de la fuerza”, sostuvo.

Finalmente, llamó a los ciudadanos, a los jóvenes, a los ofendidos, indignados y agraviados a que se manifiesten por la vía pacífica, porque la violencia no es el camino. “Se puede llamar a grandes manifestaciones, con la sana distancia, hay que ver cómo se logra”, dijo.

“Siempre he dicho, un dirigente puede poner en riesgo su vida, pero no puede poner en riesgo la vida de los demás”, abundó. “Sí se puede protestar si se hace de maneras pacífica, con la no violencia, eso es lo que yo considero, y no caer en provocaciones, porque en todo movimiento siempre hay provocadores».