¿Y la caravana, apá?

0
183

He referido, y hay documentos e imágenes que así lo reflejan, que se han generado una serie de manifestaciones masivas y colectivas (hay diferencia) en contra de AMLO en casi todo el país. Rebelión.

Son actos voluntarios que anticipan un ánimo de descontento y un aliento de reclamo para cambiar las cosas. Son ejercicios públicos como lo es el voto. Es y representa una visión de un importante núcleo social que pretende ser escuchado, como decía amlo, sin que se rompa un vidrio.

Este sábado, señalan los organizadores, en 77 ciudades, en 30 Entidades se llevó a efecto una “caravana” de manifestantes en automóvil que entiendo se programó así por aquello de la sana distancia y cumpliendo con los elementales protocolos sanitarios. Las cifras en este país bailan como siempre y no sabemos con exactitud el número de participantes que fueron y fueron muchos.

Es un hecho inédito por la forma, por el tipo de protesta y por qué se suma a otras tantas que han sido menospreciadas como la “marcha blanca” (pirruris) o la de las mujeres (disfraz de conservadores), ambas casualmente demandando una estrategia frontal y efectiva contra el crimen y la violencia. En esta, la caravana, la exigencia fue mayor.

Muchos, casi todos los participantes, buscan correcciones en las políticas públicas y al propio llamado de AMLO, una revisión de sus resultados o una petición de revocación. Pero este músculo social tuvo frente a si un fenómeno inusual, preocupante y grave: el haber sido ignorado, eliminado en los medios escritos mexicanos. El periodismo, tiene como obligación primaria la consignación y comprobación de los hechos y la información.

El desempeño es a través de la jerarquización de la información. Los diferentes géneros periodísticos se practican y desenvuelven en torno a la información. El editorial, la columna, el artículo, la nota, el reportaje, la entrevista, la investigación, entre otros van dando forma a la libre expresión pero beneficiando a la opinión pública con argumentos, datos, juicios de valor. Pero el hecho está, no se borra, o se desprecia y mucho menos cuando se trata justamente de la comunidad que da vida a los medios de comunicación. En mucho la información se ha despreciado o anulado de algunos servicios informativos.

Cumpliendo con lo que se llama “reloj de producción” se trata, en el tiempo de difusión, de cumplir con todos los sectores y segmentos.

Sin embargo hoy día, muchos noticiarios no presentan notas internacionales ( por ejemplo casi ninguno manejo la nota de la suspensión y reprogramación del viaje espacial que colocaría en órbita luego de 9 años a seres humanos), o carecen de balances económicos y lamentablemente se han convertido en proyección de historias criminales, relatos de corrupción, persecución de figuras públicas o alguna salpicadita ocasional de amarillismo en los espectáculos.

En muchos espacios conducidos por damas le dieron muchos minutos a la parodia de unos jóvenes futbolistas del América al cántico de “ el violador eres tú” que al evento de este sábado. Incluso para algunos, la nota es que los ridículos paleros de la mañanera ganan espacio por sus torpezas sin que en verdad lo sobresaliente de la conferencia presidencial trascienda en beneficio del país.

Cada quién su responsabilidad en el trabajo de la dirección de los medios pero aquí estamos tratando de cumplir los principios, objetivos, ética y misión del periodismo.

He de decir que no participé en la “caravana”, pero si recibí cantidad impresionante de información del desarrollo de la misma en muchas ciudades como también gaiedo en el archivo gráficas y videos de plazas públicas saturadas por ciudadanos arrepentidos de dar oportunidad a AMLO de ¿administrar, gobernar, dirigir? Los destinos nacionales. El, AMLO, lo ha hecho, recordemos el plantón de Reforma o los barrenderos de Tabasco o la toma de pozos petroleros.

El, AMLO, como oposición siempre llamó a la resistencia civil contra el gobierno y tuvo espacio, cobertura y difusión. Hoy que presume de libertades y transparencia, la presencia de la sociedad no cuenta si no es sólo y únicamente en sus asambleas levantadedos.

Podríamos estar o no de acuerdo con quienes se expresaron en la “caravana” lo que si reprobamos es el cobarde silencio, la anulación de acontecimientos o la manipulación informativas.

Tarde que temprano, y ahí está la historia, prensa que miente, disfraza, es cómplice del poder o anula información paga las consecuencias.

*Presidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y TV
*Conductor del programa Va En Serio en mexiquense TV canal 34