Comienza la “nueva normalidad”; si hay rebrote, cerramos: AMLO

0
214
  • El regreso a la normalidad será muy importante porque se mejoran la economía nacional, la economía familiar, pero «con todo el cuidado que se necesita», dijo en su primera gira tras el cese de actividades
  • Hizo un llamado a la población de Tabasco a fortalecer las medidas de salud, debido a que es uno de los estados con mayor número de casos confirmados

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la mañana de este lunes desde Isla Mujeres, Quintana Roo, el periodo denominado “nueva normalidad” de la contingencia sanitaria por Covid-19, con el objetivo de reactivar la actividad económica, pese a que no se ha alcanzado un pico máximo de contagios y este proceso del número máximo de casos positivos ha continuado más allá de la fecha que estimó el gobierno federal entre el 8 y 10 de mayo.

Por ello, en su mensaje, el mandatario federal advirtió que si en esta etapa hay un rebrote de la actividad económica, “entonces vamos a cerrar de nuevo”, pero que “si seguimos cuidándonos con sana distancia, si salimos de nuestras casas solo para lo indispensable, si respetamos las medidas sanitarias, poco a poco vamos a regresar a la normalidad”, dijo.

Y recordó que las medidas implementadas por su gobierno para atender la pandemia, no fueron “imposiciones autoritarias, sin necesidad de toques de queda, prohibiciones. La gente ha actuado de manera muy responsables, lo que haríamos si se da un rebrote, es informarle a la gente hay que, de nuevo, quedarnos en casa y salvar vidas, que es lo más importante”.

Mientras que el regreso a la normalidad será muy importante porque se mejoran la economía nacional, la economía popular, la economía familiar, pero «con todo el cuidado que se necesita y guardando la sana distancia».

Señaló que el país está “consternado, porque conocidos han perdido la vida. No son números, no son estadística, son personas con familiares. Es bastante el dolor que genera una pandemia como esta, pero tenemos que ir hacia delante”.

Agregó que su presencia en el sureste del país será para dar el banderazo de salida a las obras del Tren Maya «en beneficio del sureste de Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo».

Durante su conferencia se le preguntó si consideraba adecuado reanudar sus giras en este momento de la contingencia, el mandatario federal sostuvo que desde el inicio de la pandemia la estrategia para enfrentar la pandemia estaría a cargo de especialistas y médicos “y eso es lo que hemos hecho”.

Por ello adelantó que continuarán con el análisis diario de la pandemia y convocó a la ciudadanía a mantenerse al tanto de los reportes diarios del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, de la Secretaría de Salud, Hugo López-Gatell.

También hizo un llamado a la población de Tabasco a fortalecer las medidas de salud, debido a que es uno de los estados con mayor número de casos confirmados y defunciones, por lo que dijo que es la entidad que más le preocupa al inicio de la llamada la “nueva normalidad”. De hecho, varios reportes señalan que los focos de contagio se encuentran en las instalaciones de Pemex, a lo largo de la entidad.

“Tabasco es donde tenemos todavía más problemas. En el caso de la Ciudad de México hay una situación vamos a decir controlada y con disminución lenta, pero con disminución”.

“Aquí, en Quintana Roo hay un descenso, muy claro en descenso en Tijuana en donde inició, al igual que en la Ciudad de México. Yucatán va a la baja, Campeche ha tenido poca incidencia, Chiapas ha crecido últimamente, pero no una situación alarmante”, mientras que en Sinaloa también hay un descenso en los contagios y en Acapulco se registró un “incremento de casos pero ya se controló. Ahí el problema fue el número de camas que se requerían con ventiladores, ya se resolvió y no ha crecido el número de infectados”, abundó.

Mientras que Veracruz y Puebla se mantienen de acuerdo a las proyecciones. En general, indicó que hasta este domingo se reportó un 36% de ocupación en camas de terapia intensiva a nivel nacional.

Si no se respetan las medidas, habrá rebrote: López-Gatell

También en su informe diario sobre el comportamiento de la contingencia, López-Gatell Ramírez, advirtió que si las autoridades y la sociedad no respetan las medidas de prevención indicadas en el semáforo de la nueva normalidad, se corre el riesgo de un rebrote en el país. El semáforo para reiniciar actividades aplica a partir de este lunes y cada semana se actualizará e informará de la magnitud del riesgo por entidades.

“No perdamos de vista que esto es cambiante por momentos, un municipio puede estar en color amarillo y la siguiente semana pasar a verde o a anaranjado, incluso a rojo. Esto dependerá de cuánto se observen las medidas establecidas por las autoridades”, advirtió.

“Si las reglas no se siguen, lo que va a pasar es que cada municipio y cada estado va a tener mayor número de contagios, puede reemerger la epidemia y entonces implementar progresivamente medidas más restrictivas, que no convienen a la vida pública, a la economía y que nos regresan a etapas previas del control epidémico”, agregó.

Enfatizó que las autoridades administrativas tienen que vigilar detalladamente la situación, porque de ellas dependen las decisiones que se tendrán que tomar en cada momento.

También pidió a la población a estar atenta al semáforo en su localidad, estado y municipio. Para ello, se colocará un mapa del país con actualizaciones recurrentes sobre cada entidad. Su éxito depende de que la gente “cambie su manera de comportarse en lo individual, principalmente, en el manejo de la higiene particular y también respecto a los demás.

“Las indicaciones de mitigación comunitaria que el gobierno ha dispuesto han tenido como elemento principal de acción la regulación del uso del espacio público. Los trabajos, las escuelas o los recintos donde las personas concurren, donde las personas se juntan por esparcimiento, por turismo, por recreación, por actividades culturales.

Puntualizó que por eso las autoridades sanitarias federales han dispuesto de un semáforo por tratarse de un esquema en el que fácilmente la población y los gobiernos locales pueden identificar cuál es la magnitud y tamaño del riesgo, y la intensidad de la pandemia.

Explicó que el semáforo que se implementará está integrado por cuatro colores. El último (verde9 implica riesgo muy bajo de que haya un rebrote, que haya una transmisión acelerada o que resurja una epidemia localmente controlada.

Agregó que el nivel rojo implicaría el momento de más intensa transmisión en el que hay que tener mayor cuidado y la mayor restricción de actividades en el espacio público, que serán utilizados con base en el monitoreo cuidadoso, diario, de todas las variables y parámetros que permitan identificar la magnitud del riesgo, que realiza la Secretaría de Salud.

“Y que conociendo cuáles son las reglas explicitas y claras de lo que corresponde hacer o no hacer, actúen en consecuencia”, subrayó, e hizo notar que esta situación es cambiante.

Finalmente, indicó que los gobiernos locales sólo intervendrán el espacio público para mitigar los efectos del coronavirus en la etapa, pero de acuerdo también con la capacidad de atención y respuesta de sus sistemas de Salud.