Una devastación peor que la de 1930 amenaza a México…

0
81

PRESIDENTE LÓPEZ OBRADOR:

¡Mire, papá, cómo está el volcán..! Erupción del Volcán de Fuego, Guatemala, junio 2, 2018.

Publicó ayer Citibanamex:

“El Banco de México previó que en un escenario adverso se pierdan entre 800 mil y hasta 1.4 millones de empleos formales durante este año a consecuencia de la crisis sanitaria producto de la contracción en puerta, que ha generado el coronavirus COVID-19.”

Prosiguió peor…:

“Al presentar el informe trimestral enero-marzo 2020, (Banxico) detalló que este deterioro se debe a la incertidumbre que genera la pandemia y que puede ocasionar, en un escenario adverso, que la economía mexicana se desplome hasta 8.8 por ciento este año, la peor contracción desde 1932…”

Y aún más:

“Banxico prevé que la destrucción de empleos se extienda y se pierdan otros 200 mil trabajos ante el IMSS en 2021, en el peor de los escenarios. El instituto central anticipa una recuperación de la economía mexicana de cuatro por ciento para el próximo año…”

En 1932, aún como efectos de la revolución de 1910 entre otras penurias, la caída del PIB descendió 14.8 por ciento. Hoy, la Secretaría de Hacienda considera que el rango de la contracción en puerta sea de apenas 3.9 por ciento con un retroceso general de 6.60 por ciento, que podrá recuperarse hasta tres por ciento en 2021.

Pero ya a estas fechas, los ingresos salariales de cuanta gente trabaja en el país se ha derrumbado de una manera que ya ni López Obrador podrá mostrarse tranquilo y optimista y quizá hasta se otorgue un incremento al sueldo que él mismo se autorizó…

Así las cosas y como el COVID-19 ha atacado a una superinmensa extensión de nuestro planeta, nada bien se vería que México se sentara en el suelo y nos  pusiéramos a gimotear en un coro permanente los casi 130 millones a los que aquí nos tocó vivir…

Machitos, pues, pero lo que sí debemos decirnos es que ya de gimoteo es suficiente ¡y a callar, carajo…! Y a cantar nuestro hermoso “Cielito Lindo” que siempre nos inyecta risas y pasitos de jarabe, nos devuelve el ánimo, la alegría y a algunos hasta las ganas de trabajar… Sólo que ahora somos todos los que lo deberemos hacer (hasta yo me incluyo, ni modo…)

Y que el ¡Viva México! no sólo sea un grito de pachanga, sino la determinación de que ni México ni nosotros nos vamos a devastar; que debemos aceptar el compromiso de rescatar al país que nos da historia y también de comer…

Internet: m760531@hotmail.com
Facebook: Leopoldo Mendívil
Twitter: @Lmendivil2015
Blog: leopoldomendivil.com