¿Cómo entender a la Guardia Nacional?

0
101

La necesidad de contar en México con una institución que fortalezca la seguridad intermedia la ponen en duda quienes no conocen del tema. Lo anterior resulta radical si tomamos en cuenta que la gran mayoría de los mexicanos son expertos en inseguridad —no en seguridad—, por ello la importancia de entender no solo a la Guardia Nacional, sino también el entorno en el cual se originó, en el que se debe desempeñar y, sobre todo, el componente militar que tiene a pesar de pertenecer a una secretaría de estado civil.

Los análisis sobre el desempeño, o bien la viabilidad de su existencia en el mediano plazo, son subjetivos debido a que juzgan solamente el aspecto político, o bien critican que sea un cuerpo militar disfrazado de civil.

La Guardia Nacional es parte del actual proyecto de nación y sin duda enfrenta desde su inicio la peor realidad de inseguridad que haya vivido el país. Amén de la desaparición de la Policía Federal; amén de lo que se haya heredado o más allá, amén de la controversia sobre el mando militar, la necesidad, a partir de su creación es absoluta, es decir, debe existir una respuesta federal al problema.

Hoy no puede haber vuelta atrás.

La Guardia Nacional es una institución que debe madurar. ¿Hay tiempo para que madure? ¡No! Sin embargo, si su desarrollo se fortalece con el apoyo de las fuerzas armadas, debe hacerse. Si su operación debe fortalecerse con recursos humanos, materiales y legales, entonces debe hacerse, ya que el reto —no para este gobierno— será que la GN se convierta en una legítima y real institución de Estado. No se trata de encontrar soluciones simples; se insiste en la gravedad del problema y es un hecho que, terminada la contingencia actual, los grupos criminales saldrán a las calles a recuperar dinero, poder, espacios y, sobre todo, a retar a los tres niveles de gobierno, como lo han hecho los últimos años.

Para algunos analistas hay diferencias entre los secretarios de la Defensa y Marina contra el de Seguridad. Nada más alejado de la realidad, no es una lucha de poderes entre civiles y militares. Se trata de obtener resultados rápidos, contundentes y permanentes.

Se trata de la suma de capacidades, habilidades, tecnología e inteligencia. Se debe entender que la única estrategia es la participación de todas las autoridades en todos los órdenes de gobierno; también se trata de la participación de la sociedad con la GN como el camino correcto para enfrentar la inseguridad.

Se trata de optimizar recursos, por ejemplo, la evolución de las comunicaciones de defensa, seguridad y justicia de México, tomando en cuenta el consenso mundial respecto al uso de LTE (4G, 4.5G, 5G) como el estándar para la evolución de comunicaciones de misión crítica, como lo es MXLINK. Lo anterior en función de la interconectividad que deben tener todas las corporaciones de policía, tanto con la GN como con las fuerzas armadas.

Se trata de aprovechar lo que el país tiene para darle a la GN.

Hoy la Guardia Nacional enfrenta, igual que todas las corporaciones de policía y los soldados de tierra, mar y aire, al covid-19. Los resultados de la cooperación entre todos han sido positivos y no se deben subestimar.

Este es un oportuno momento para comprender que la GN sirve a los mexicanos.

jibarrolals@hotmail.com

@elibarrola