AMLO, particulares, Cenace y oposición recrudecen pugna por energías

0
128
  • En su conferencia de este jueves, López Obrador acusó a estas empresas porque en plena contingencia sanitaria por Covid-19 “quieran seguir medrando como si nada pasara
  • Los grupos parlamentarios del PAN, PRI, PRD e incluso del Partido Verde en la Cámara de Diputados manifestaron su oposición y aseguraron que buscarán echar abajo el decreto

Luego de la serie de amparos en cascada implementados por empresas generadoras de energías alternativas afectadas por el decreto presidencial para interurmpir sus contratos y concesiones, el presidente Andrés Manuel López aseguró que respetará la decisión del Poder Judicial, y que está a favor de la generación de energías limpias, pero ordenó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de la Secretaría de Energía (Sener) defender el criterio del gobierno federal en tribunales porque “nuestra decisión es que no haya privilegios para las empresas”.

En su conferencia de este jueves, López Obrador acusó a estas empresas porque en plena contingencia sanitaria por Covid-19 “quieran seguir medrando como si nada pasara, la corrupción no se debe de permitir en ningún momento y menos ahora. No es posible que estemos pasando por un mal momento económico todos y ellos quieran seguir medrando como si nada pasara”.

Y agregó: “Entiendo que estén molestos, pero ojalá y vayan poco a poco aceptando que son otros tiempos, ya no vamos a permitir la corrupción, eso ya eso pasó al basurero de la historia. Sí al dialogo, pero con legalidad”.

También aclaró que no se suspenderán o cancelarán contratos y aseguró que «no hay expropiaciones, no hay estatismo, no hay nacionalización de la industria eléctrica como lo hizo el presidente Adolfo López Mateos. Es que no haya corrupción, porque pagar sobre precios por la energía eléctrica, porque los consumidores tendrían que pagar más”, advirtió.

“Vamos a respetar decisiones de los jueces, de los magistrados, de los ministros; hay en México lo que no se tenían antes, un auténtico estado de Derecho y si me piden pruebas, las tengo, pero no viene al caso, ya ustedes saben, es de dominio público cómo estaban los jueces, magistrados, ministros.

Posteriormente reiteró que su gobierno no está en contra de la generación de energías limpias, “no estamos en contra de eso, al contrario, cada vez vamos a impulsar más las energías alternativas. Estamos en contra de la corrupción, del saqueo y del influyentísimo que prevaleció durante el periodo neoliberal en la industria eléctrica, que ese es el fondo del asunto.

«Porque a través del influyentísimo se pactó mediante componendas entre empresa particulares y funcionarios públicos, la compra de energía eléctrica a precios elevadísimos con subsidio, incluso se pretendía destruir a la Comisión Federal de Electricidad, cerrar las plantas de la CFE, subutilizarlas”, acusó.

“Entonces sí al diálogo, que se entienda que eso que hacían antes era porque se lo permitían, porque trataban muy bien a los funcionarios, los colmaban de atenciones. Cuando terminaba un funcionario del sector energético tenían seguro su trabajo en las empresas particulares de generación de energía” y con estos actos se le dio preferencia a estas empresas contra la CFE.

«Entonces, lo que estamos haciendo ahora es poner orden y que haya piso parejo”, aseguró.

“Lo que estamos protegiendo es el consumo de la energía eléctrica y garantizando que se pueda ofrecer a precios justos, cuando estos señores se apoderaron de la industria eléctrica desde el gobierno de Carlos Salinas de Gortari aumentaba y aumentaba el precio de la luz”, dijo.

Lluvia de amparos y pugnas por los permisos

Previo a este mensaje presidencial, las empresas particulares señaladas obligaron al Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) como a la Comisión Nacional de Electricidad (CFE) a dar marcha atrás a las suspensiones provisionales que impedían que este tipo de centrales realizaran las pruebas preoperativas que tenían programadas para recibir la licencia que les permitirá conectarse a la Red Eléctrica Nacional.

Más tarde, la CFE, a través de su coordinador de Comunicación Corporativa, Luis Bravo Navarrete, acusó a los jueces federales que concedieron estos amparos por anteponer “el interés individual sobre el interés general de la población de acceso a la electricidad” y que utilizaron argumentos que son notoriamente “improcedentes a la luz de las reglas establecidas en la Ley de Amparo”.

Minutos después, el Cenace informó que impugnará la suspensión provisional del Juzgado de Distrito, pues aunque se respeta la instrucción judicial, utilizará los instrumentos legales a su alcance para impugnar la admisión, suspensión provisional y competencia del Juzgado de Distrito.

De manera momentánea, el Juzgado de Distrito permitió a las empresas Recursos Solares, Akin Solar, Eólica Tres Mesas 4, Fuerza Eólica de San Matías, Fuerza Eólica del Istmo, Versalles de las Cuatas Dos, Tai Durango Cuatro Neo, Eoliatec del Istmo, Mitre Calera Solar, Eléctrica del Valle de México, FV Mexsolar, Kenergreen, X-Elio FV Conejos Médanos, X-Elio FV Xococotla, ENR AGS, Parque Amistad II, Parque Salitrillos, EGP Magdalena Solar, Dolores Wind y FRV Potosí Solar reanudar sus pruebas, pues tenían hasta las 09:00 horas del martes para entregar sus programas previstos para el 21 de mayo y días subsecuentes.

Inicialmente, el Cenace dio marcha atrás a la suspensión provisional que impedía a plantas eólicas y fotovoltaicas realizar esas pruebas, a través del Acuerdo para Garantizar la Eficiencia, Calidad, Confiabilidad, Continuidad y Seguridad del Sistema Eléctrico Nacional, mediante el oficio CENACE/DOPS/079/2020, con fecha del 19 de mayo, mediante el cual recula sobre la aplicación de suspensiones provisionales a plantas de energía limpia.

Por ello, argumenta que “todos aquellos generadores que, a la entrada en vigor del acuerdo impugnado ya se encontraban en pruebas preoperativas, deberán reanudar su operación. Asimismo, aquellos generadores que tengan programadas pruebas preoperativas a ejecutarse en un futuro inmediato, deberá otorgarse la licencia correspondiente, previo al análisis de confiabilidad del Sistema Eléctrico Nacional.

PVEM se une a la oposición para participar en la pugna

Los grupos parlamentarios del PAN, PRI, PRD e incluso del  Partido Verde en la Cámara de Diputados manifestaron su oposición y aseguraron que buscarán echar abajo el decreto con el cual la Secretaría de Energía asume totalmente el control del Sistema Eléctrico Nacional y frena las inversiones en energías limpias y renovables en el país, tras considerarlo como un retroceso energético que incumple con los tratados internacionales, por lo que lo calificaron de ilegal.

Además, advirtieron que con esta medida México no alcanzará las metas hacía la transición energética, contempladas en el Acuerdo de París sobre la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y además la generación de energía será más cara.

Este bloque opositor dijo que también buscan que los Órganos Internos de Control de la Secretaría de Economía y de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), investiguen y sancionen a los funcionarios públicos responsables de incumplir con la Ley General de Mejora Regulatoria.

El grupo de diputados priístas, a través de la vicepresidenta Dulce María Sauri, presentó un punto de acuerdo en la Comisión Permanente para “dejar sin efectos” el acuerdo porque no alienta, ni protege la participación del sector privado en la generación de energía eléctrica.

Además acusó a la Sener de invadir facultades que le corresponden a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y al Cenace. También solicitó respeto a los tratados internacionales celebrados entre México, EEUU, Canadá y la Unión Europea en materia energética.

“Estamos ante un abuso de autoridad que retrocede al país a la década de 1970. Literalmente, el gobierno está tratando de tapar la energía del viento y del sol, con un dedo: su dedo autoritario. Es un abuso que lastima el derecho constitucional de los mexicanos a vivir en un medio ambiente sano”.

Y agregó: “Abusa la autoridad que le impide al país cumplir con sus compromisos nacionales e internacionales para reducir emisiones contaminantes y combatir el cambio climático. Estamos ante un abuso de autoridad que lastima a la ciudadanía al complicarle la opción de contratar y consumir energía renovable a precio competitivo, en todo el país, y en cambio, la condena a pagar mucho más por la electricidad que necesitan hogares y negocios”.

Por su parte, la diputada Silvia Garza del PAN, llamó a la rendición de cuentas a la Sener y al Cenace para fundamentar técnicamente el decreto aprobado. Resaltó que la Constitución establece la obligación del Estado mexicano para garantizar el derecho a un medio ambiente sano, y este documento contraviene ese derecho.

“Las medidas administrativas tomadas por Cenace y Sener no están por encima de la ley y mucho menos de la Constitución. El argumento de la epidemia de Covid-19 como origen de estos acuerdos es absurdo. Nunca hubiéramos pensado que el propio Estado mexicano actuaría de forma tan discrecional, con intención retroactiva y sin fundamento como ahora lo hace.

“Por ello, nuestro compromiso está con el derecho a un medio ambiente sano y las energías renovables, pero ante todo el respeto a ley. Cuenten con nuestra labor desde el Congreso”, dijo.

En tanto, el PRD solicitó las comparecencias de la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y del director de la CFE, Manuel Bartlett, para que expliquen el objetivo de este acuerdo.

El PRD también presentó un punto de acuerdo para frenar esta medida. Al respecto, la diputada Mónica Almeida aseguró: “El objetivo principal de citar a comparecencia a estos funcionarios es para que informen sobre las repercusiones, alcances y objetivos derivados del Acuerdo, ya que para nosotros esta política es un retroceso para el Estado mexicano en materia energética y pone en riesgo la economía, el medio ambiente y la salud de todos los mexicanos.

“Pero primero evaluaremos lo que nos tienen que decir y en caso de que no represente un beneficio a los mexicanos, buscaremos por todas las vías que dicho acuerdo se deje sin efectos”, indicó.

Mientras tanto, la bancada del Verde, que en su momento apoyó al bloque de Morena para dar la victoria a López Obrador, se manifestó en contra del Acuerdo al considerarlo poco claro y que genera mecanismos que no estaban pactados con anterioridad, además de provocar especulaciones en sectores que son fundamentales del sistema eléctrico nacional.

El coordinador de esta bancada, Arturo Escobar, dijo que siempre han apoyado las energías renovables y no dará un paso atrás, pues durante años ha sido uno de los principales promotores de la producción de energías limpias en el país y de los compromisos internacionales que ha firmado, sobre la reducción de sus emisiones.

“En lugar de haber realizado este acuerdo tendrían que haber convocado a los actores del sistema eléctrico del país para evaluar que en los próximos meses se redujera un porcentaje de su producción. Esta medida, habría tenido mayor colaboración de todos los implicados en la materia y no hubiera generado impugnaciones”, explicó.

Por ello, solicitó la comparecencia de Rocío Nahle para que lo explique.

En apoyo a la decisión del gobierno Federal, Gerardo Fernández Noroña del PT criticó a los legisladores de la oposición de “rasgarse las vestiduras” con el tema: “Los pinta de cuerpo completo que defiendan empresas extranjeras, como la de energía eólica que contaminó el Río Sonora, y que no defiendan las empresas nacionales como Pemex y CFE”, dijo.