IP pugna con gobierno federal por reapertura a energías limpias

0
136
  • Manifestaron que las empresas que habían participado fueron perjudicadas, por lo que agotarán los recursos jurídicos para que se respeten sus inversiones
  • El presidente dijo en su conferencia de este lunes que los empresarios están en su derecho a acudir a tribunales, así como el gobierno federal está en derecho de poner orden en esta materia

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la American Chamber en México y el Consejo Ejecutivo de Empresas Globales pidieron al gobierno Federal revocar el acuerdo que limita la participación del sector privado en la generación de energías limpias que publicó la Secretaría de Energía (Sener) el viernes pasado en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

En un comunicado conjunto emitido este domingo, la iniciativa privada (IP) argumentó que “esta nueva política violenta el Estado de derecho y atenta contra la legalidad, la certeza jurídica y la libre competencia del sector energético” y criticaron que el acuerdo se publicó sin respetar los procesos legales y normativos.

“Hacemos un llamado a la Secretaría de Gobernación y a la Consejería Jurídica del Ejecutivo federal para investigar y esclarecer las circunstancias irregulares en las que se publicó el acuerdo, a revocarlo de forma inmediata y a detener esta destructiva campaña de arbitrariedad y manipulación informativa de la Secretaría de Energía”, agregaron.

También manifestaron que las empresas que habían participado en el desarrollo e instalación de estas tecnologías fueron perjudicadas, por lo que agotarán los recursos jurídicos para que se respeten sus inversiones, por lo que se acogerán a los acuerdos comerciales y otros instrumentos internacionales, para salvaguardar la integridad del Estado de derecho y defender a la industria energética del país como un motor de desarrollo.

“Es una violación flagrante al marco constitucional y legal mexicano. A través de este instrumento, la Secretaría de Energía (Sener) usurpa facultades para incidir ilegítimamente en las reglas del sector y en las condiciones de competencia”, finaliza el documento.

“La medida, que ha entrado en vigor a pesar de numerosas protestas y argumentos de expertos, autoridades, representaciones diplomáticas y participantes de la industria, atropella los derechos de todos los participantes en el sector eléctrico nacional”, acusaron los organismos del sector privado.

Además, advirtieron que la publicación del acuerdo no respeta los procesos legales y normativos, por lo que ataca de manera directa la certeza jurídica de las inversiones en México y esto derivará en pérdida de empleos y en una baja en la confianza de los inversionistas para desarrollar proyectos.

De acuerdo con sus estimaciones, los proyectos eléctricos cancelados de todas las tecnologías afectará al menos a 18 entidades donde ya se invirtieron más de 30 mil millones de dólares, por lo que desde este domingo inicio el trámite de amparos, demandas y litigios administrativos de empresas privadas que ya fueron afectadas por esta decisión presidencial o bien que buscaban participar en el sector energético mexicano.

Por otra parte, voceros de estas empresas señalaron que esta medida también discrimina la transición del país hacia el uso de energías renovables, al tiempo que faculta a las autoridades a encarecer artificialmente la generación de electricidad en el país y desplazar arbitrariamente cualquier proyecto de generación del sector privado.

Deberían pedir disculpas: López

En respuesta a estos comentarios, el presidente, Andrés Manuel López, dijo en su conferencia de este lunes que los empresarios están en su derecho a acudir a tribunales, así como el gobierno federal está en derecho de poner orden en esta materia, pero les dijo: “en vez de estar demandando, es para que estuvieran ofreciendo disculpas”.

Reiteró que el Estado es el rector de las actividades del desarrollo nacional, por lo que se debe de poner orden “y lo vamos a seguir haciendo, es lo mismo para los que no pagaban impuestos. Es para que estuvieran aceptando de que se excedieron y que ya no se puede seguir con lo mismo”.

Además, explicó que  los desarrolladores de energías limpias están molestos porque sus empresas que se habían apoderado del sector energético y estaban conspirando para destruir a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pues en sexenios anteriores se les dieron facilidades para trabajar con contratos “leoninos” y en algunos casos, negocios sucios, y se dejó de lado a la CFE “como si no produjera energías limpias”.

“¿Cuál es la inconformidad ahora?, que se habían apoderado del sector energético, en particular, de la industria petrolera y de la industria eléctrica. No se consideró que lo que se produce de energía en las hidroeléctricas de la CFE y en otros procesos, en otras plantas, eran energías limpias y el trato preferencial solo se les dio a las particulares.

“En el sistema nacional de energía se tenía que subir, comprar primero la energía a los particulares y parar las plantas de energía de la CFE y si nosotros estamos garantizado que no aumente la energía eléctrica, no puede ser que nosotros estamos haciendo un esfuerzo de reducción de costos y los particulares no aporten nada, que se continúen con los mismos contratos leoninos”, dijo.

Por ello, reiteró que su gobierno buscará mantener la “legalidad vigente, y en defensa del interés de los mexicanos. Si no ponemos orden, pues va a seguir lo mismo: la corrupción, van a seguir viendo a México como tierra de conquista como lo hacían. Venían las empresas extranjeras a saquear, saquearon más en este periodo neoliberal que lo que saquearon durante los tres siglos de dominación colonial”.

También repitió su mensaje sobre que el interés económico dominaba los destinos del país y nadie se preocupaba de los sectores vulnerables del país, por un predominio de los intereses creados. “Inclusive se decía que se debía de apoyar a los de arriba, porque si llovía fuerte arriba goteaba abajo, como si la riqueza fuese permeable o contagiosa, ahora ya no es así”, dijo.

Aprovechó para acusar al gobierno de Carlos Salinas de violar la Constitución al entregar contratos a empresas nacionales y fundamentalmente extranjeras, que contrataron a altos funcionarios para que facilitaran estas privatizaciones y recordó que el expresidente Felipe Calderón fue consejero de la empresa eléctrica española, Iberdrola.

“Facilitaron contratos en la adquisición de gas y en la compra de la energía eléctrica dejando de lado a la CFE con un plan para cerrar sus plantas y dejarle todo el mercado a los particulares, al grado de que llegaron a venderle a la CFE el 50% de toda la energía que consumimos en el país”, aseguró.