Desplome sin paracaídas de la economía en México

0
511

Columna Brújula del cambio

  • Las cifras del primer trimestre
  • Estrategia del Ejecutivo Federal para enfrentar la “Crisis del Neoliberalismo”
  • Perspectivas

No tenemos registro en la historia de la humanidad de como un evento como la pandemia del coronavirus, ha afectado tan rápido a millones de personas, el comercio y las empresas en todo el mundo, un fenómeno que paro en seco las actividades productivas en el planeta; que conlleva la interrupción prolongada de actividades económicas, lo que ha provocado pérdidas de ingresos, desempleo masivo y quiebra de empresas, con la destrucción de la planta productiva, las cadenas de valor, así como la caída de los precios de las materias primas, especialmente el petróleo.

Esta situación ha generado rápidamente a escala global, una brutal contracción en la economía, que se trasforma en profundas recesiones, por la parálisis de las actividades productivas y la interrupción del mercado; hay que tomar en cuenta que estos eventos tienen una perspectiva de largo plazo, creando en el escenarios insostenibles, por lo que la gran mayoría de los paises en el mundo han impulsado estrategias para proteger el empleo, la planta productiva, las empresas y la inversión, destinando para ello grandes cantidades de recursos, lo podemos apreciar en el siguiente cuadro, elaborado por Bloomberg, el 18 de marzo.

 

Programas de protección al empleo, las empresas y la planta productiva

Como podemos observar en este cuadro, los gobiernos ante lo devastador del virus y sus impactos a la economía, están destinando gran cantidad de recursos para proteger el empleo y las empresas, para cuando pase la pandemia, no tengan que empezar de cero y la destrucción de la planta productiva, donde destacan Japón y Alemania con el 20% de su Producto Interno Bruto (PIB). Por ejemplo, Estados Unidos, con el 10% del PIB, que significan 2 mil 200 millones de dólares, a tres semanas de pandemia, han solicitado su seguro de desempleo, 30 millones de estadounidenses.

En el caso de México, vemos que no ha instrumentado un programa contra cíclico o fiscal, para proteger al empleo, las empresas y la planta productiva, lo que ha planteado el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en su plan para enfrentar la “Crisis del Neoliberalismo” son reasignaciones presupuestales para sus programas sociales, recursos para asegurar la realización de sus obras insignia, recortes de gasto administrativo, hasta en un 75%, disminuir el salario a los burócratas en 25% (1) y quitarles el aguinaldo, así como, eliminar 10 subsecretarias, pero sin correr a ninguno de sus integrantes.

Resulta evidente que el presidente López López Obrador con su plan, sólo atiende a los beneficiarios de los programas sociales, los micro empresarios, fundamentalmente informales y con montos tan bajos, que no van a protegerlos y, lo más importante que cubre a 22 millones de mexicanos, que representan el 18% de la población; dejando sin ningún tipo de apoyo a las mipymes, empleados, profesionistas, clases medias, entre otros, que representan el 78% de los mexicanos, que seguramente se va a reflejar, en millones de desempleados y quiebres de empresas, donde se calcula que 21 millones de mexicanos ingresaran a la pobreza.

Razón por la cual se han desatado muchísimas críticas de los más diversos sectores a la administración de López Obrador, por la ausencia de medidas reales que protejan al empleo y a las empresas >micro, pequeñas y medianas< que generan el 82% de los puestos de trabajo y alrededor del 84% del PIB; los escenarios que se vislumbran son terribles y hasta apocalípticos, hasta ahora ya hay cerca de 750 mil desempleados, así como cientos de miles negocios que se han cerrado.

AMLO y su administración no han mostrado capacidad para conducir la economía nacional, sólo han mostrado malas decisiones y pésima administración, así como dilapidar la riqueza nacional, que proviene de los impuestos mexicanos; desafortunadamente sus acciones y pensamientos están inspirados en ideologías y realizados de otros tiempos >los años 70as< que han mostrado su fracaso, en realidades radicalmente diferentes.

Por ejemplo, López Obrador apuesta a que Pemex sea el motor de la economía nacional >como con Echeverría y López Portillo< con problemas estructurales, ineficiencia y corrupción, con la brutal caída de los precios del petróleo, con pérdidas diarias de millones y una deuda de más de 115 mil millones de dólares; con una dirección errática e ineficiente, que en 15 meses fue incapaz de presentar un plan de negocios congruente; por ello y otros errores, las calificadoras Moody´s y Fitch le quitaron el grado de inversión. El gobierno federal no cuenta con los recursos suficientes para que Pemex no se hunda y lo más probables es que la deuda Soberana >nacional< pierda su grado de inversión, arrastrada por la petrolera.

 

La economía mexicana 2019

López Obrador recibió en diciembre del 2018 de la administración de Peña Nieto una economía creciendo a 2.5% del PIB, pero en el 2019 decreció a cero, por ineficiencias, falta de coordinación, malas decisiones, subejercicios y falta de trasparencia; el presidente centralizo todas las decisiones y en lugar de hacerlas con datos o propuestas de los expertos, las ha ideologizado y politizado o rechazado con acusaciones de corrupción, que nunca ha probado; por ejemplo, la cancelación del NAIM en Texcoco.

Un dato emblemático, conforme al informe de la Cuenta Pública 2019, que el gobierno federal envió a la Cámara de Diputados, tan sólo para la Secretaría de Energía, Pemex, la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión Reguladora de Energía se desembolsaron más de 102 mil 187 millones de pesos extra a los recursos aprobados por San Lázaro en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019; en contra, la administración de López Obrador dejó de gastar más de 48 mil 217 millones de pesos durante su primer año de gobierno, de los cuales 11 mil millones de pesos fueron en salud.

Es decir, durante el 2019 la 4T destinó más a Pemex que al sector Salud.

Antes de entrar a la pandemia del coronavirus la administración de López Obrador llevo a la economía mexicana durante el 2019 a un fuerte estancamiento, contracción y recesión técnica, con un presupuesto mal gastado, debilitado institucionalmente, especialmente el sector salud y un presidente que todo el tiempo polariza y divide, que solo lo que él decide está bien, ha criticado a los medios de comunicación, desoye a la sociedad civil organizada minimiza cualquier tipo de crítica o con todo respeto, los insulta.

 

Cifras al primer trimestre 2020

Con base en las cifras del INEGI el PIB tuvo un decrecimiento del 2.4% en el primer trimestre de 2020, con cifras desestacionalizadas y lo que representa una contracción del 1.6% en el trimestre; comparando este cálculo a escala internacional, para hacerlo comparado, podemos decir, que la economía mexicana, cayó en 6.4%.

Conforme al informe que Pemex presenta a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la petrolera tuvo pérdidas en el primer trimestre del 2020 por 562.2 mil millones de pesos, es decir, sus pérdidas representan 1 mil 474% con relación al primer trimestre del 2019; su deuda sin considerar sus incrementos por haber perdido el grado de inversión, se ubica alrededor de los 115 mil millones de dólares.

Pemex por la guerra de los petroprecios pierde diariamente al producir diariamente 1 millón 600 mil barriles, cuando el precio el día de hoy >03-05-2020< estaba en 12.51 dólares y su costo por extraerlo y comercializarlo está en cerca de 20 dólares por barril promedio; en cada barril para gasolina pierde 12.50 dólares y eso que importa el 80% de las necesidades básicas y por si fuera esto poco, hay una tendencia mundial que está rechazando el combustóleo con alto contenido de azufre, por el fenómeno de contaminación, tal es el caso de la mezcla mexicana.

Los auditores externos de Pemex, KPMG Cárdenas Dosal SC, en su informe al 31 de diciembre del 2019, sobre los estados financieros de la paraestatal, concluyeron que la empresa está en riesgo de ser inviable debido a las recurrentes pérdidas financieras que está acumulando, notificó la compañía estatal a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Fuera de posiciones ideológicas >trasnochadas< y pensar en realidades de hace medio siglo, como lo sostiene el presidente López Obrador, Pemex está condenada a la quiebra, al intentar salvar al símbolo de la 4T, no sólo se sacrifican a los más necesitados, los pobres, empleados, clases medias, entre muchos, sino que también pone en riego la viabilidad financiara del país; al poner en duda la capacidad de responder a sus compromisos financieros >la deuda Soberana< y la de Pemex.

 

Opinión ciudadana del manejo de la economía por AMLO

Una encuesta realizada por El Financiero del 4 de mayo de 2020, nos muestra como la ciudadanía califica al presidente López Obrador por el manejo de la Economía; donde el 55% afirma que mal/muy mal y el 27% considera que bien. Lo que refleja la preocupación por la economía por parte de las familias mexicanas.

Vale la pena destacar, que, a partir de febrero y marzo de este año, hay un punto de inflexión y se genera una percepción negativa sobre el manejo económico por parte de la administración de AMLO; de entre 18 a 15%.

Pronósticos

Los pronósticos de crecimiento de México al final del 2020 son sumamente pesimistas ante la contracción de la demanda externa, la caída de los precios del petróleo y la debilidad de las finanzas gubernamentales, así como prácticamente la inexistencia de un programa de protección al empleo y la planta productiva, que seguramente van a aumentar los grados de dificultad para el regreso cuando seda la pandemia del Covid19; con el aumento del desempleo y las quiebras empresariales.

Comentan estas instituciones y bancos, que los riesgos de pronósticos a la baja, están aumentando rápidamente, por las decisiones de políticas públicas basadas en aspectos político-ideológicos y no por razonamientos de los expertos, así como la polarización del ejecutivo federal y los empresarios, que han disminuido a un nivel alarmante, la inversión privada.

También, un factor determinante para estos escenarios a la baja, es la falta de confianza de los inversionistas nacionales y extranjeros, por la falta de respeto a los acuerdos y/o contratos, por la administración de López Obrador, violando las leyes.

 

Pronósticos institucionales para México para el 2020

Institución

Pronostico PIB

SHCP

–       3.9%

Actinver

–       6.2%

Santander

–       6.4%

CEPAL

–       6.5%

Bank of America

–       8.0%

Scotiabank

–       8.4%

JPMorgan

       –   8.4%

Citibanamex

–       9.0%

Credit Suisse

–       9.6%

 

Las visiones de las perspectivas negativas de la economía mexicana, se multiplican día a día, ante la débil respuesta del gobierno mexicano, ante la crisis sanitaria y sus efectos devastadores a la economía, que se muestra en una franca y profunda recesión.

Así tenemos los estudios recientes del Bank of America, que pronostica el desplome de la actividad económica de México, durante el segundo trimestre podría ser de hasta 34%, al calificar como “no útil” la respuesta política del gobierno de Andrés Manuel López Obrador a la crisis sanitaria y económica; ya que las medidas fiscales anunciadas hasta el momento son inferiores al 1% del PIB y “no amortiguan el golpe” que viene, de más de 1.7 millones de desempleados, la quiebra de empresas y la destrucción de la planta productiva, advirtió el banco de inversión estadounidense.

En este mismo sentido, el Banco de México (2) a través de su Junta de Gobierno coincidieron en señalar en que “se anticipa una contracción importante” (3) en la primera mitad del año y que la economía mexicana perdió 700 mil empleos formales hasta abril en medio de la incertidumbre de la crisis del coronavirus y «de la falta de confianza» derivada de las políticas públicas (4), apuntaron.

La mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno de Banxico advirtieron que «factores idiosincráticos» han «agravado» el entorno «adverso» que afronta México por la pandemia y la caída global de los precios del petróleo; donde:

  • «Algunos notaron que los choques externos agravaron una problemática que ya se venía gestando, la cual era principalmente resultado de la falta de confianza derivada de decisiones de política pública, así como del deterioro del Estado de derecho», manifestaron la minuta.

 

Estrategia de AMLO para enfrentar la “Crisis del Neoliberalismo”

Todos los presidentes y jefes de Estado en el mundo entero, han denominado sus estrategias o planes para frenar los efectos de la parálisis económica que ha impuesto la pandemia del coronavirus, que está generando una recesión global; pero el presidente López Obrador situado en la perspectiva de hace 50 años, califica esta crisis como la del neoliberalismo, que no tiene que ver con la realidad actual, que en el centro de la discusión mundial está el Covid19 y la estrategia de aislamiento social, que se ha impuesto para frenar el contagio, causando una brutal parálisis de las actividades productivas.

El presidente López Obrador está dominado por razones ideológicas y simbólicas que sostienen el proyecto de la 4T, al ver permanentemente por el retrovisor, no ve la realidad que enfrentamos los mexicanos, ignora la experiencia internacional, rechaza la idea que le han planteado los empresarios a través del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), de impulsar un programa de apoyo al empleo y a las empresas para que tengan posibilidad de subsistir a la crisis, arremetiendo contra ellos, ya que según él, buscan un nuevo Fobaproa (5), para rescatar a sus empresas.

El Plan >que no es formalmente, un plan< de AMLO, consiste fundamentalmente en reforzar sus programas sociales y dar tres millones de créditos de 25 mil pesos cada uno >para el sector informal y pequeños negocios<, todo lo demás son ajustes al presupuesto y de austeridad:

  • Para blindar sus proyectos insignia
  • Reducir el gasto de administración en 75%
  • Cancelar 10 subsecretarias, aunque todo el personal se mantiene
  • Bajar el salario en 25% y quitar el aguinaldo a los burócratas de subdirector hasta el presidente de la República

Lo anterior muestra claramente, que el presidente López Obrador ante la peligrosa y mortal pandemia del Covid19 y sus brutales efectos en la economía mexicana, en una recesión que arrancó desde el 2019, no ha querido modificar su proyecto ni un ápice, más bien lo ha dogmatizado, llenándolo de ideologías y símbolos del pasado; donde no oye a nadie, las críticas que surgen a sus medidas, las toma como ataques y los califica de adversarios, ha profundizado en la denostación de los medios masivos de comunicación.

En general hay dos cosas que preocupan a los mexicanos de parte del presidente López Obrador, primera, el manejo displicente e improvisado de la crisis sanitaria, donde hay serias dudas de las cifras oficiales que ofrecen, donde también es evidente la falta de protección personal para médicos, enfermeras, camilleros, técnicos, entre otros; en segundo lugar, que no ha querido proteger al empleo, las empresas y la planta productiva, con un manejo de los recursos públicos injusto, ya que solo atiende a sus clientelas >22 millones< y deja desprotegido, sin ningún paracaídas o amortiguador al 82% de la población, donde se tiene la parte productiva, de creación de empleos y empresas, los empleados, técnicos, profesionistas.

Los resultados previsibles de esta cerrazón del presidente, es que a partir del 2º trimestre de va a desplomar la economía como nunca antes en la historia del país, muchos expertos han afirmado que sus efectos serán más duros y cruentos, que la Gran Depresión de 1929; que se van a extender por más tiempo de lo previsto por el Ejecutivo Federal, con las siguientes consecuencias:

  • Se perderán entre 1.5 y 2 millones de empleos formales
  • La gran mayoría de los negocios y empleos informales, prácticamente desaparecerán, convirtiéndose en un enorme ejercido de “reserva”
  • Alrededor de 21 millones de mexicanos ingresaran a niveles de pobreza
  • Los sectores más vulnerables son los servicios, especialmente los vinculados al turismo; también la construcción, el comercio, el transporte, entre los más visibles. En un segundo término, la industria, minería y manufacturas
  • Van a quebrar cerca del 40% de las micro y pequeñas empresas
  • Un sector muy sensible, son los servicios profesionales y actividades productivas de la clase media
  • Los pronósticos ante esta crisis recesiva, la contracción de la economía y el desplome de los precios petroleros, prevén un decrecimiento del PIB para este año, de entre -8% hasta 11%

Las decisiones autoritarias e inexplicables del presidente López Obrador en términos de políticas de salud y especialmente económicas:

  • Como tratar de salvar a Pemex, que está condenada a la quiebra, por malas decisiones, ineficiencia y corrupción, así como una deuda impagable
  • La refinería de Dos Bocas, que va en contra de la tendencia global de usar energías limpias
  • El aeropuerto de Santa Lucia que no resuelve lo que requiere el país y la zona metropolitana de la CDMX y que no ha mostrado el gobierno su viabilidad aeronáutica
  • El Tren Maya que no ha mostrado su sustentabilidad ecológica, ambiental y económica para las regiones que cruza; claramente los pueblos indígenas rechazan esta obra

Si el Ejecutivo Federal, pospusiera estas obras y dejara de meterle dinero a Pemex, tendría los recursos para un plan realista de rescate al empleo, a las micro y pequeñas empresas, así como a la planta productiva; que, sin ese paracaídas, se desplomaran y estrellaran, causando un daño al país y a la riqueza de los mexicanos, que no saldremos bien librados y tardaremos en recuperarnos de dos a tres años.

El autor es analista político con 56 días de aislamiento.

rabascal51@hotmail.com

 

Notas:

  1. De subdirector hasta el presidente de la República y el aguinaldo que les corresponde por ley; aspectos que a todas luces son ilegales y no cuentan presupuestalmente, mucho menos del tamaño de la severa crisis en curso.
  2. La minuta, apenas publicada, corresponde a la última reunión sobre política monetaria del 21 de abril, cuando Banxico bajó la tasa de interés a 6 % y anunció medidas adicionales por 750 mil millones de pesos (31,400 millones de dólares) para proveer de liquidez al sistema financiero.
  3. En el reporte, uno de los miembros de la junta señaló que la producción automotriz cayó 24 % a tasa anual en marzo, lo que anticipa una contracción de hasta 34 % anual en la actividad manufacturera del segundo trimestre, además de «un severo debilitamiento en el sector de servicios».
  4. Tasa de desempleo podría ser de doble dígito, dice subgobernador de Banxico: «El principal peligro que enfrentamos es una pérdida de empleos en el corto plazo que no se podrán recuperar en el mediano plazo, condenando a una proporción de la población a una situación de pobreza estructural», advirtió uno de los integrantes de Banxico.
  5. Nuevamente el presidente Andrés Manuel López Obrador, esta “enquistado” en conceptos del pasado, el Fobaproa se dio en otro tipo de crisis y se rescataron a los bancos lo de ahora no tiene que ver que ese problema, es de diferente índole; da la impresión que el político tabasqueño va en sentido contrario en una carretera de alta velocidad.