La curva de aprendizaje

0
111

En matemáticas existe un procedimiento llamado curva de aprendizaje, que describe el grado de éxito obtenido en el transcurso del tiempo. Este ejemplo puede llevarse a la función pública.

Se trae a colación la curva de aprendizaje en materia de seguridad pública por varios factores. Desde que el hoy presidente López Obrador estuvo en campaña hace un año, tuvo a su disposición diagnósticos de diversos actores políticos y sociales que arrojaban la gravedad del tema de seguridad pública.

Pero parece que esta administración subestima y desestima el contenido de esos diagnósticos, sumados a los análisis que le ofrecieron las dependencias de seguridad del país. El resultado fue trágico, ya que sigue sin poder reducirse la violencia en el país.

Así está sucediendo con el manejo económico del país, derivado de la crisis sanitaria por el COVID19.

El presidente López Obrador se niega a hacer uso del recurso de deuda, para impulsar a las pequeñas y microempresas, bajo el argumento que es posible que sea mal utilizado en pagar deuda contraída con anterioridad.

El argumento ideológico que esgrime es, que se trata de un instrumento del neoliberalismo para mantener sometiendo a las economías del mundo.

Si bien es cierto que este fue el esquema en que las deudas de las empresas fueron rescatadas con dinero público en la década de los 90´s, la actual configuración política del país impediría un mal uso de los probables apoyos a empresas.

Mientras tanto, esta decisión ha traído consigo el descontento de la clase empresarial, aunque no de toda, ya que Grupo Azteca del empresario Ricardo Salinas continúa recibiendo dinero público por algunas vías, por ejemplo, por medio de Banco Azteca mediante la colocación y dispersión de los apoyos de los programas públicos y aterrizarlos a sus beneficiarios, lo que le aporta liquidez necesaria.

A cambio de ello, el Ejecutivo Federal ha decidido recortar la mayoría de los fideicomisos públicos y programas presupuestales, pero manteniendo aquellos que tienen que ver con los programas sociales, de salud, así como de seguridad y defensa.

También ha pedido a los servidores públicos de primer nivel, que renuncien al derecho de recibir el aguinaldo, así como al 25% de su sueldo, para destinarlo a la bolsa de recursos para enfrentar la pandemia.

Pero mientras que llegan aviones procedentes de China con insumos médicos y algunas donaciones internacionales, las protestas de médicos por falta de esos insumos, parece que llegan a donde deben utilizarse.

Más que un argumento ideológico o una política pública, pareciera que la decisión del presidente López Obrador se acerca más a una animadversión personal, ya que el Consejo Coordinador Empresarial logró que el Banco Interamericano de Desarrollo aportara créditos para las micro y pequeñas empresas, cuyos modos no fueron del agrado del presidente.

La división social y del trabajo de los teóricos de la izquierda en el mundo ha sido superada por sistemas y subsistemas políticos, que no necesariamente tienen qué ver con la misma izquierda o con la derecha, sino con los fenómenos de la economía y sus variables.

Cuando persiste la obcecación e insistencia, la curva de aprendizaje es inútil.

El autor es Maestro en Seguridad Nacional por la Armada de México

Correo electrónico: racevesj@gmail.com

Twitter: @racevesj