AMLO: aumenta el riesgo futuro del país

0
533

Brújula del Cambio

  • Su Plan presiona una contracción histórica del PIB
  • Sólo atiende al 18% de la población
  • Abandona a su suerte a las empresas y aparato productivo

El presidente Andres Manuel Lopez Obrador presentó el pasado 5 de abril su informe de los primeros 100 días del 2020 y delineó algunas acciones para enfrentar la pandemia del coronavirus, así como sus efectos negativos en la economía nacional, en un entorno de grandes expectativas y anuncios, de un programa bien estructurado, que refleja los acuerdos con los grupos sociales, políticos y empresaria (1), de la dimensión de la crisis del Covid-19 y profundidad de la recesión, para dar confianza y certidumbre a los mexicanos; pero No, sólo más de lo mismo y fuera de la realidad que se percibe por la mayoría de los mexicanos basados en las experiencias internacionale (2). 

Varias de las primeras planas de los periódicos nacionales, dan cuenta de las reacciones:

  • “Aquí no ha pasado nada”
  • “El plan es que no hay plan”
  • “Apuesta AMLO a seguir con lo mismo”
  • “Deja Pymes a la deriva”
  • “Mantiene ruta ante crisis”
  • “Enfrentamos la crisis con ruinosa red de salud: AMLO”
  • “Obras, 2 millones de empleos y más austeridad, plan anticrisis”
  • “Pobreza aprieta …y AMLO se aferra”
  • “Cerro el gobierno las puertas, pero abriremos otras: IP”
  • “Reprueba el CCE el plan económico de López Obrador”
  • “AMLO, impasible ante la lluvia de críticas a su plan”
  • “AMLO descarta otro plan y la IP acusa de cerrazón” 

Ante las grandes expectativas de un plan anticrisis, el presidente López Obrador se desenchufó de la realidad, ignoró las sugerencias de grupos de empresarios, políticos e intelectuales, sólo refrendó continuar y profundizar con sus programas sociales, haciendo algunos ligeros cambios, como sumando el apoyo a pescadores, la distribución de más fondos a las sociedades de padres de familia, el aumento del programa Sembrando Vida, créditos del Fovissste e Infonavit, para vivienda y personales, a los sectores informales de la economía; mencionando que beneficiaría a 22 millones de los mexicanos más desprotegidos.

AMLO argumentó en un tono irónico, que él no seguiría las estrategias de otros gobiernos o países, de apoyar a las grandes empresas, así como impulsar programas contracíclicos, que llevaban a la corrupción; cuando los gobiernos de todo el mundo ante el Covid-19 han impulsado ayudas a las empresas y sus trabajadores, con créditos, apoyos para el pago de sus servicio (3) y recursos de manera directa, con una serie de prerrogativas fiscales; todo ello para proteger el empleo y la planta productiva.

Es decir, que para el presidente de México sólo es importante apoyar a 22 millones de mexicanos, que representan el 18% de la población, donde quedamos los otros más de 105 millones, maestros, trabajadores, obreros, clases medias, artistas, intelectuales, micro y pequeños empresarios, profesionistas, clases medias, entre muchos más; que, por cierto, son los más productivos y que generan el 52% de la riqueza nacional y el 78% de los empleos a escala nacional. Es por ello; que el Plan de AMLO para el Bienestar y el Empleo, es sumamente insuficiente e incompleto, poniendo en riesgo a la gran mayoría de los trabajadores y de facto, llevando a la quiebra a miles y millones de empresas.

López Obrador desperdicio la oportunidad de responder como presidente y jefe de Estado, aprovechando su liderazgo, en un momento crítico y de enorme riesgo para el país, baste examinar los ejemplos de Italia, España y Estados Unidos, donde junto con la pandemia avanza a una velocidad extraordinaria la recesión económica más profunda, donde no hay precedentes; el mandatario al defender su propuesta, argumentó que sólo los “especialistas” no entendían su plan de rescate, en cambio el “pueblo” sí.

AMLO también planteó la creación de 2 millones de empleos en nueve meses, cosa que nunca se ha logrado en tiempos normales, mucho menos en una economía que el año pasado se ubicó en cero, lo que significa que en doce meses perdió alrededor del 3% del PIB, por malas decisiones y el año más bajo en inversión pública y privada; en estos tiempos es visible la falta de recursos en el gobierno federal y en lugar de destinarlos a la salud de los mexicanos y a proteger el empleo que generan las empresas privadas, las “tira” apoyando a Pemex y sus proyectos emblemáticos. 

Reiteró, el mandatario no le interesa impulsar programas para apoyar a cientos de miles de negocios que bajaron las cortinas o cerraron, por las medidas para contener el Covid-19, que van desde tiendas, abarrotes, hoteles, baños públicos, salones de belleza, peluquerías, etcétera, para que estén de pie cuando termine esta crisis que reiteradamente califica de “transitoria” (4), sin saber, nadie, su duración ni su profundidad y por lo que habrá quiebras masivas, quedando destruida la planta productiva.

 

Análisis y pronósticos  

Para muchos expertos económicos, bancos y organismos internacionales, consideran el plan de AMLO para enfrentar la pandemia, fuera de la realidad y muy sesgado, ya que aumenta los riesgos en los sectores fundamentales de la economía, que van a llevar rápidamente a una contracción histórica del PIB para este año; por ejemplo:

  • La SHCP calcula para este año un menos 3.9%
  • Bank of America Securities, considera una caída del PIB de 8%
  • J.P. Morgan plantea una caída de 7%
  • Goldman Sachs prevé una pérdida de 6.8% del PIB
  • American Chamber México considera una caída del 11.25% del PIB
  • La OCDE prevé una caída del PIB para el 2020 de menos 30%

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo no coincidir con las proyecciones de crecimiento de la SHCP, que en sus pre criterios recortó su expectativa de crecimiento para este año entre -3.9 y 0.1 por ciento, señalando que como en otras ocasiones no concuerda con Hacienda, porque en este momento no existe normalidad económica y mejorará el precio de barril de petróleo; mostrando su desprecio por sus propios especialistas en economía y finanzas, descalificando públicamente a su secretario Arturo Herrera.

El estudio de Bank of America Securities, destaca los riesgos del plan de México, donde hay una falta de liquidez de recursos, están tomando recursos del Fondo de Estabilización y fideicomisos, confiando sin bases, que no caerá la recaudación fiscal, destinando fuertes recursos a Pemex y a las obras de infraestructura de López Obrador; en lugar de destinarlos para enfrentar la pandemia y la crisis económica. Con ello, acelera la posibilidad de más recortes de calificación soberana en una coyuntura donde Banco de México tiene menos espacio para recortar la tasa de interés.

En este sentido, el estudio de Goldman Sachs plantea que entre los seis países más importantes de América Latina, México es el único que no está aplicando un paquete de estímulo fiscal para lidiar con el impacto económico del coronavirus en el sector salud, económico ni social. En este documento señala (5), que los gobiernos de la región están otorgando recursos fiscales para los más vulnerables, pero también para las pymes y empresarios, para enfrentar la crisis, protegiendo el empleo y tratando de evitar la destrucción de la planta productiva.

Por su parte, Goldman Sachs también hizo hincapié en la falta de medidas fiscales dentro de la estrategia económica para cambiar el rumbo de la economía nacional a través de limitar el impacto en pequeñas y medianas empresas; apuntando que: 

“La administración de López Obrador sigue siendo reacia a validar un paquete de estímulo fiscal significativo no obstante que cuenta con un espacio fiscal mayor al que tienen sus pares emergentes”, refiriéndose a América Latina.

Por su parte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en un reciente estudio para medir el impacto inicial del Covid-19 en las actividades económicas, señala que el cierre de los negocios y empresas en México, como país emergente, le costará en este año, una caída del 30% del PIB

En este mismo sentido, Luis Foncerrada Pascal quien es el economista en jefe de la American Chamber México y fue 10 años director general del CEESP, asegura que las políticas erráticas de AMLO van a generar una caída sin precedentes en 88 años de 11.25% del PIB. 

Se han multiplicado las críticas al plan de AMLO, por ejemplo, Citibanamex, opinó que ahora era el momento de ideas y no de ideologías; su oposición a los programas contracíclicos, es porque “profundizan la desigualdad e impulsan la corrupción”; consideran que se va a acelerar la recesión y profundizar la crisis, a niveles muy riesgosos para las finanzas públicas.

También en este sentido, Monex apunta que la ausencia de un plan robusto de apoyo al sector productivo, con el avance de la pandemia en abril, puede ocasionar tasas de crecimiento negativo hacia mayo y junio de este año.

El director general de Bursamétrica, Ernesto O’Farrill, señaló a la falta de acción del gobierno como un factor que pueda generar una recesión profunda, “ya que se niega a dar medidas para paliar las circunstancias de sanidad, al aparato productivo y los contribuyentes” preocupado por los riesgos de no seguir las estrategias de otros países en el mundo, para enfrentar la pandemia.

 

Calificadoras: nuevo recorte

El presidente López Obrador esgrime que el presupuesto federal en marcha se mantiene en supuestos subyacentes optimistas para el PIB, producción de petróleo y recaudación de impuestos, lo que dificulta su ejecución; pero para los economistas de Bank of America Securities, su plan es procíclico, sin ningún nuevo apoyo para empresas o personas directamente afectadas por la emergencia. Aunado a la falta de estímulos fiscales, puede profundizar la caída, el deterioro de la actividad económica pondrá en riesgo también al desempeño esperado para 2021 (6).

En un análisis especial titulado El nuevo Plan de AMLO es su viejo plan, explican que, al no presentar estrategia alguna, los inversionistas se sentirán decepcionados nuevamente en este momento que aseguran, es decisivo para evitar una contracción mayor. Por lo que, anticipan que Fitch recortará al menos un escalón más la calificación soberana; que la perspectiva negativa de la nota de México se convertirá en la nueva normalidad en las otras agencias (7). 

Además, señalan que “El gobierno estima que la deuda incluyendo a Pemex, se incrementará a 52% del PIB este año desde el 45% del Producto. En contraste, en Bank of American estimamos que la deuda se incrementará al menos a 58% del PIB”. También, proyectan que, ante la depreciación del peso, el Banco de México tendrá remanentes de operación que ayudarán al gobierno el año entrante a matizar el choque de menos ingresos públicos.

De esta forma, anticipan que se ha acelerado el rumbo para que México pierda el grado de inversión en algún momento, tanto en Pemex como en la deuda Soberana, ya que el gobierno de López Obrador, no contará con los recursos suficientes para pagar sus compromisos crediticios; la petrolera nacional, puede jalar al país, a una calificación negativa; hay que recordar que todas las calificadoras apuntaron “Una perspectiva Negativa. 

 

Recesión profunda 

El Plan de López Obrador para enfrentar la crisis por la pandemia y sus efectos en la economía, está diseñada para atender solo a 22 millones en condiciones vulnerables >que es su base electoral< dejando fuera a alrededor de 105 millones de mexicanos, que representan los sectores productivos, de empleo formal, que pagan impuestos, etcétera, es decir los que producen la riqueza; va a provocar que el impacto en la economía sea más profundo, generando una contracción brutal y será casi imposible recuperarse.

Para tener una idea de los sectores que no han sido tomados en cuenta en su plan para el Bienestar y el Empleo, de López Obrador, para enfrentar la pandemia y sus efectos en la economía, tenemos:

  • En México hay alrededor de 4.2 millones de unidades productivas (8), dentro de las cuales el 98% se consideran pymes.
  • Es decir, las empresas del sector privado generan el 78% del empleo en el país.
  • Asimismo, producen el 52% de la riqueza.

Esto en lo que AMLO no consideró en su plan, para atender sólo al 18% de los mexicanos, que representan su base electoral, que son vulnerables, que eso es muy respetable; pero no producen y no generan riqueza.

Quisiera realizar un análisis comparado en relación al desempleo, en México la secretaría del Trabajo, Maria Luisa Alcalde declaró, que se han perdido del 13 de marzo al 6 de abril, 346 mil 879 empleos formales; en cambio en Estados Unidos en un periodo similar perdieron 16 millones de empleos formales. Lo que tendremos en un futuro próximo en nuestro país son ejércitos de desempleados y la destrucción del aparato productivo, por quiebras de empresas. 

Estados Unidos según Morgan Stanley habrá perdido hacia el Segundo Trimestre el 30% de su riqueza, entrando en una crisis recesiva sin precedentes y para el 2020 Goldman Sachs caerá entre un 6 y 7%, lo que tendrá efectos negativos en la economía mundial, especialmente para México, su socio comercial y con compartimos más de 3 mil kilómetros de frontera, la más intensa del mundo en cruces comerciales y de personas. 

Para tratar de frenar todos estos efectos, los Estados Unidos han destinado 2.2 trillones de dólares para programas contracíclicos, fiscales, empresas y personas, 2.2 billones de dólares, para tratar de proteger el empleo y la planta productiva.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) (9), afirmó enfáticamente que la pandemia de coronavirus que está sacudiendo al mundo tendrá un efecto “profundamente negativo” para la economía en 2020, desatando la peor contracción global desde la Gran Depresión, con una recuperación parcial que podrá verse en el 2021; donde su directora gerente, Kristalina Georgieva, describió un escenario mucho más sombrío sobre el impacto social y económico del coronavirus respecto a sus opiniones de hace unas semanas, al destacar que los gobiernos ya habían tomado medidas fiscales de estímulo por 8 billones de dólares pero que es probable que se necesite más efectivo.

Pero Georgieva concluyó que la crisis golpearía a los mercados emergentes y países en desarrollo con mayor agresividad, por lo que se requerirían cientos de miles de millones de dólares en asistencia para esas naciones; es decir que los esfuerzos iniciales países para enfrentar el Covid-19 y sus impactos en las economías, son insuficientes a la luz de las cifras globales de la pandemia (19):

  • Más de 1.5 millones de contagiados
  • Más de 90 mil muertos

 

Reflexiones finales

No entiendo en lo personal de decisión del presidente López Obrador de lanzar un plan para enfrentar al Covid-19 y sus terribles impactos en la economía mexicana, visiblemente insuficiente y parcial, al sólo amparar al 18% de la población, ignorando al resto que requiere apoyos para subsistir a la crisis, que no sabemos cuánto va a durar; el mandatario en lugar de unir a los mexicanos sigue polarizando, dividiendo, usando demasiados calificativos y hasta amenazando a los medios masivos de comunicación, conductores y columnistas.

No toma en cuenta a los empresarios y sus diferentes cámaras, la carta de políticos, intelectuales y académicos, a su equipo económico y financiero, haciendo recortes de salario y prestaciones a la burocracia >fuera de lo consagrado en la ley del Trabajo< y continúa sus estrategias de siempre, como si no pasara nada. 

Señor presidente, deje de esgrimir el fantasma del Fobaproa para no apoyar a los empresarios, no se justifica que deje fuera de sus programas a más de 100 millones de mexicanos 

Donde sí se pasó, señor presidente y lo digo con respeto, es que una parte estratégica de su plan, dice que va crear en 8 meses dos millones de empleos, cuando no hay experiencias de administraciones anteriores o de la suya, que lo sustenten; nos considera usted tan ingenuos para creerle o ya perdió Usted piso.

No me explico, como un mandatario y jefe de Estado puede desenchufarse de la realidad, que es brutalmente enorme a escala global y sumamente peligrosa, ya que mata personas y destruye rápidamente las plantas productivas y las empresas, generando ejércitos de desempleados, ahí están las experiencias de China, Italia, España y Estados Unidos; es una enorme irresponsabilidad histórica, que no encuentro una explicación en razones ideológicas o políticas.

Señor presidente, usted critica con razón a las administraciones pasadas de corrupción e impunidad, pero su administración no ha sido transparente ni apegada al derecho, sus cuentas no son claras, desde que arrancó su gobierno las compras se han hecho por asignaciones directas, se le señala de mentirnos como estrategia personal de manejo de las cosas, ahí están la viabilidad de Dos Bocas, El tren Maya y Santa Lucía.

Lo que hoy preocupa a la Nación entera es la pandemia del coronavirus, ante esta emergencia que usted minimiza, porque creer en las cifras dadas del COVID-19, cuando cada día tenemos información sobre decenas de casos de “neumonía atípica”, hospitales saturados, médicos, enfermeras y personal de los hospitales que protestan porque no tienen materiales de protección mínima.

Señor presidente, no está tomando las decisiones de gobierno correctas, va a contracorriente de lo que están haciendo los mandatarios y jefes de Estado en el mundo; yo creo que no sabe gobernar y está descarrilando su proyecto de la 4T, los resultados en el corto plazo son miles de mexicanos muertos, es la destrucción de la planta productiva, millones de desempleados y alrededor de 21 millones pasarán a la pobreza.

El autor es Analista político en aislamiento.

rabascal51@hotmail.com

Notas:

  1. Ya que había sostenido una larguísima reunión de alrededor de 5 horas con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), había recibido varias propuestas de diferentes Cámaras, atendiendo sus necesidades sectoriales y que tanto Alfonso Romo y Arturo Herrera titular de la SHCP, habían venido hablando desde hace tiempo de programas contracíclicos, como de construcción de infraestructura y en el sector energético, así como en apoyos a la micro, pequeña y mediana empresas, a través de fondos gubernamentales como de la Banca de Desarrollo.
  2. Los reflectores de los medios masivos de comunicación se han centrado en ir dando cuenta en tiempo real del avance de la pandemia en el mundo con sus efectos destructivos en la salud y severos daños en las economías globales, que impulsan una profunda recesión; ahí están los casos de China, Italia, España, Francia, Estados Unidos (hoy principal foco del coronavirus) y América Latina, Argentina, Brasil, Chile, entre muchos otros.
  3. Cómo pago de luz, agua, gas, teléfonos, renta, entre muchos otros.
  4. El presidente López Obrador ha hecho énfasis en las mañaneras y sus discursos, que esta crisis será “transitoria” lo cual es una perorata, ya que todos los procesos de todos tipos y casos, son transitorios, pero el problema aquí, es cuando termina y la velocidad en que dan los eventos y su profundidad. 
  5. “A pesar del contexto macroeconómico que se deteriora rápidamente, la administración de Andrés Manuel López Obrador sigue siendo reacia a validar un paquete de estímulo fiscal significativo no obstante que cuenta con un espacio fiscal mucho mayor al que tienen sus pares emergentes”, explica el economista para América Latina de Goldman Sachs.
  6. El gobierno federal a través de la SHCP prevé un crecimiento de 4.5%, que no sólo es demasiado optimista sino imposible.
  7. Como han adelantado, Standard & Poor’s y Moody’s.
  8. Me estoy refiriendo al sector formal de la economía. 
  9. El FMI, que tiene 189 países miembros, publicará sus pronósticos actualizados en el informe de Perspectivas de la Economía Mundial el próximo martes. Georgieva dijo: “Apenas hace tres meses, esperábamos un crecimiento de la renta per cápita positivo en más de 160 países miembros en 2020” y “Hoy, esa cifra se ha revertido: ahora proyectamos que más de 170 países experimentarán un crecimiento negativo del ingreso per cápita este año”, sostuvo.
  10. Con cifras al 9 de abril del 2020.