El Prian, el pasado, ya cansan

0
308

En este momento hay dos grupos de personas, defensoras de amlo que presentan un punto en común. Un sector defiende con todo cualquier disposición que presente el Ejecutivo; otro despliega una cadena de comentarios acusatorios al pasado y a lo que llaman el PRIAN. Ambos se distinguen por la agresión. Pero la verdad ya cansan.

Ante la ausencia de argumentos atacan solicitando investigar a los del pasado, señalar que el país está en ruinas por gobiernos anteriores, insultar a ex gobernantes, denunciando fechorías sin comprobar, colocando calificativos, es decir, repitiendo una y otra vez el ya desgastado discurso del presidente que un día si y el otro también apunta a los que llama sus adversario con una cascada de epitetos que lo rebajan al pleito de barrio.

“Chachalaca, ternuritas, zopilotes, neoliberales, conservadores, neofascistas, mafia en el poder, delincuentes de cuello blanco, corruptos, porfiristas, wuacala, caca” y un creciente número de términos que demeritan a la investidura presidencial.

Pero sus defensores quieren que hablemos del PRIAN y el daño al país, que mencionemos nombres y los llevemos al paredón, que hundamos en el lodo a los neoliberales sin siquiera saber qué es eso y cómo funciona, pero empezemos.

Estas personas de poca memoria, escasos de información y manipuladores a conveniencia como el presidente piden hablar del pasado, pero quedan mudos cuando mencionamos lo que ha ocurrido en la Ciudad de México desde que Càrdenas tomó el poder.

Las estadísticas frías concluyen con los gobiernos con más sospechas de corrupción fueron los de Marcelo Ebrard (linea 12 del Metro, camiones escolares, grúas, parquimetros, millones de dólares para colocar una estatua de un dictador en Reforma/bosque de Chapultepec, linchamientos en Tláhuac) y el de Lopez Obrador (segundos pisos, compra de sus departamentos, daños económicos por el plantón de Reforma, el señor de las ligas, Nico su chofer y el Tsuru).

Pero pregunto a usted lector, desde Càrdenas, con Encinas, Ebrard, Robles, Lopez Obrador, Amieva, Mancera, Sheinbaum, ¿se siente más seguro, cuenta con mejores servicios, han disminuido los Impuestos, los atracos, los secuestros, los feminicidios?

Tenemos menos contaminación? Se ha reducido la corrupción, la extorsión? Confía en la policía? ¿No hay narcomenudeo? ¿Ha mejorado el Metro? ¿Se redujo el comercio ambulante? Se acabó con carteles como en Tepito o en Tláhuac?

Pero vamos al famoso, maléfico, destructor y malvado PRIAN. Esos que destruyeron nuestro patrimonio, que convirtieron en cenizas la estabilidad nacional, que no construyeron instituciones, que dejaron con pésima imagen en el mundo a Mexico, sí, los ladrones, asesinos, falsos, menesteroso, malnacidos, los del PRI y los del PAN.

Merecen la horca pública para satisfacción de las multitudes. Pero es curioso, el círculo más cercano de amlo, el que ha desatado la furia histórica, está compuesto por esos mounstros indeseables.

Empezamos por Bartlett acusado por ellos los antes foribundos antigobiernistas de delincuente electoral, de asesino del exgobernador Carlos Loret, de enriquecimiento ilícito, involucrado en el caso de Camarena y Zuno… Marcelo Ebrard,salinista en mancuerna con Manuel Camacho,quien se auto exilio del país temiendo ser capturado por malversación de fondos como Napoleon Gomez Urrutia salpicado de irregularidades con los mineros y Pasta de Conchos. Ángel Aguirre, exgobernador de Guerrero, priista de nacimiento, involucrado en los corredores de droga en el triángulo dorado y en el caso de Ayotzinapa. Porfirio Muñoz Ledo formado en la escuela del sistema político mexicano del PRI, exsecretario de Estado, expresidente nacional del PRI. German Martinez, expresidente del PAN. Fadlala Akabani ex panista, exdelegado en Benito Juárez. Alejandro Gertz Manero, académico y servidor en la administración de Vicente Fox. Ricardo Monreal, exgobernador de Zacatecas quien ha transitado en cinco partidos empezando por el PRI y que dejó en barandilla muchas acusaciones en un pleito con Amalia Garcia (se acusaron hasta de robarse los cuadros de Palacio de Gobierno). Olga Sanchez Cordero, nominada a ministra de la Suprema Corte por Ernesto Zedillo. Esteban Moctezuma, exsecretario general del PRI, secretario de desarrollo social y secretario de gobernación con Zedillo.

Alfonso Durazo, secretario particular de Luis Donaldo Colosio, secretario particular de Fox, matriculado en 4 partidos incluyendo el PAN y el PRI. Alfonso Romo, bisnieto de Francisco I. Madero ligado al Opus Dei, legionarios de Cristo y a Pedro Aspe en la administración de Salinas, de acuerdo al Wall Street Journal en el 2000 recibió inversiones del ex dictador chileno Augusto Pinochet, apoyo activamente la campaña presidencial de Fox, en el 2006, de acuerdo a sus propias declaraciones, participó en una campaña de desprestigio contra AMLO. Juan Ramón de la Fuente, exsecretario de salud con Zedillo. Javier Jimenez Espriú, subsecretario de comunicaciones con Miguel de la Madrid. Ricardo Peralta, colaborador de Jorge Carpizo como secretario de gobernación con Salinas… y podemos seguir pero este es un puñado de prianistas, sólo unos cuantos que hoy están en la 4T, intocables pero que en años anteriores era la mismísima imagen del demonio, ¿o me equivoco?

Bueno, cumplí, ya he dado satisfacción a los amlovers y que conste ni siquiera me metí a la biografía política del tabasqueño que también desfiló por esos caminos y con mucho orgullo.