¿Qué motivó la disputa entre López-Gatell y el gobernador de Jalisco?

0
183
  • “No podemos aceptar que México siga sin medir como se debe los posibles contagios. Estamos actuando a ciegas”, acusó Enrique Alfaro
  • Tras la reunión virtual con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez y con el propio López-Gatell, 29 gobernadores pidieron definir los lineamentos para la adquisición de estas pruebas

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, solicitó a la Secretaría de Salud eliminar el bloqueo a importación de pruebas rápidas para la detección temprana de Covid-19 y aseguró que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, mintió en su afirmación sobre que no existe alguna prueba rápida avalada por alguna autoridad sanitaria.

“(Subsecretario López Gatell) es una petición puntual y que hemos hecho con todo el respeto. Lo que no podemos aceptar es que con mentiras se descalifique nuestro planteamiento. No podemos aceptar que México siga sin medir como se debe los posibles contagios. Estamos actuando a ciegas”, el mandatario estatal.

Agregó que esta declaración se debe a que en su estado quieren ayudar a sacar al país adelante y lo único que se requiere es hacer más pruebas para detectar más rápido los posibles casos de contagios, poder aislarlos y evitar la propagación del virus.

De hecho, aseguró que en la página web de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés), existe la prueba inmunológica de anticuerpos “SARS-CoV IgG/IgM rapid test” avalada por el organismo mundial.

“Pero si no es suficiente esta respuesta, en que sí hay pruebas inmunológicas avaladas, ahí está una de entrada, le quiero decir que también hay pruebas rápidas moleculares, tres cuando menos avaladas por la FDA, aquí la tenemos, entre ellas la Xpert que nosotros hemos puesto sobre la mesa como una opción”, agregó en una video publicado en sus redes sociales.

Acusó que el subsecretario no le contesta el teléfono.

“Lo que ha habido es una serie de descalificaciones particularmente a la propuesta que hemos hecho de aplicar pruebas rápidas para hacer una detección temprana, no para establecer un mecanismo ni un tratamiento específico, sino para poder hacer detecciones tempranas y aislar a los pacientes, aplicarles una prueba PCR para poder confirmar y entonces poder evitar más contagios.

“Eso es lo que Jalisco puso sobre la mesa y lo único que hemos tenido como respuesta es un no que no tiene explicación”, puntualizó.

Mientras tanto, López Gatell este jueves solo se limitó a enviarle un saludo a Enrique Alfaro.

“Le mando saludos», dijo el funcionario a pregunta de la prensa, y agregó: «estoy seguro que él quiere hacer bien por su estado y qué bueno que esté dedicado a su trabajo».

Además, se le pidió una postura ante las acusaciones del mandatario estatal de que la Secretaría de Salud busca mantener bajas las estadísticas en el número de contagios: “No quiero yo pensar que lo que está haciendo López-Gatell es cuidar la estadística, porque sería, literal lo digo, un acto de traición a la patria, así de claro”.

Alfaro insistió en que la aplicación de pruebas masivas es una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por ello desde la semana anterior se buscaba concretar la compra en Jalisco, pero sin ninguna explicación, el proveedor canceló la orden de compra de 20 mil dispositivos.

Alfaro señaló que tras la reunión virtual con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez y con el propio López-Gatell, él y otros 28 gobernadores del país pidieron que se definan los lineamentos para la adquisición de estas pruebas.

“En concreto, lo que se acordó ayer es que, en un plazo no mayor de 72 horas, habrá una respuesta formal del gobierno federal respecto a las pruebas rápidas como medida de prevención”, dijo el mandatario jalisciense.

Sin embargo, López-Gatell dijo este jueves que las pruebas rápidas no están certificadas.