SHCP prevé retroceso de 3.9% y mayor alza en deuda pública en 30 años

0
140
  • La estimación presentado ayer al Congreso, prevé que el déficit fiscal, ya incluido el pago de la deuda, equivaldrá a 3.3% del PIB, en lugar de 2.1% previsto al inicio del año
  • “Tampoco coincido, no existe normalidad económica, por razones obvias, todo está alterado. Yo sostengo que el precio del petróleo va a aumentar”: López Obrador

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reconoció que la economía mexicana estará sometida a un panorama de incertidumbre durante este año, con una contracción que podría llegar hasta un 3.9%, además que la “velocidad de restablecimiento será incierta”.

Este miércoles, la dependencia presentó al Congreso de la Unión el documento “Precriterios generales de política económica”, un avance de sus previsiones sobre el desempeño de la economía en lo que resta del año y lo que espera para el 2021. El documento anticipa que para el cierre de año habrá un déficit primario (ingreso menos gasto antes del pago de deuda) de 0.4% del producto interno bruto (PIB).

La estimación inicial para el año establecía un superávit de 0.7%, por lo que la diferencia equivaldrá a que el gobierno federal libere recursos por alrededor de 275 mil millones de pesos.

El documento presentado ayer al Congreso, prevé que el déficit fiscal, ya incluido el pago de la deuda, equivalente a 3.3% del PIB, en lugar de 2.1% previsto al inicio del año.  Cada punto del PIB equivale a alrededor de 250 mil millones de pesos.

Dado el nivel de incertidumbre para hacer previsiones, anticipa que este año el desempeño de la economía variará en un rango “optimista” de avance de 0.1% hasta el más grave, con un decrecimiento de 3.9%. En 2019 hubo una caída de 0.1%.

Para 2021 la estimación prevé que la economía resentirá los efectos de la recesión mundial provocada por la pandemia del Covid-19 y de las medidas sanitarias para su contención, así como los efectos negativos que ya sufría la economía mexicana desde 2019.

También se hizo una actualización del precio promedio del petróleo para lo que resta del año a 24 dólares por barril, cuando el precio original establecido era de 49 dólares. Para el año próximo se espera que el precio alcance los 30 dólares por barril, con una producción fija estimada en 1 millón 850 mil barriles diarios para 2020 y 2 millones 27 mil barriles diarios para el próximo año.

Esta rubro también sufrió un ajuste a la baja, ya que para este año la meta era de 1 millón 951 mil barriles diarios y 2 millones 73 mil para 2021.

Sin embargo, la postura del gobierno Federal reitera la importancia de Pemex como activo estratégico del país y evalúa medidas de apoyo adicionales a las ya aplicadas este año.

Para el presupuesto de 2021, se espera que el Banco de México (Banxico) continuará recortando su tasa de interés hasta niveles de 5%, respecto al 6.5% actual.

El tipo de cambio para este año será de un promedio de 22 pesos, con un cierre a final de año de 22.9 pesos por dólar, mientras que para 2021 se espera que baje a 21.3 pesos.

En cuanto a la reactivación económica para 2021, se espera un mejor desempeño económico, con un rango positivo de entre 1.5 y 3.5%, sustentado en una mejoría en la actividad económica a partir de los dos últimos trimestres de este año, una vez que pase la contingencia sanitaria.

En materia de finanzas públicas, en 2021 se prevé una disminución de los requerimientos financieros del sector público a 4% del PIB, déficit público de 3.5% y déficit primario de 0.6%.

La inflación para el cierre de 2020 se estima en 3.5% y para fines del 2021 se espera que esté en un rango de entre 2 a 4%.

Sobre deuda pública, se estima que en ese año, alcance su nivel más alto en los últimos 30 años, luego de la fuerte depreciación del peso frente al dólar y la recesión económica que desató la contingencia sanitaria.

Mientras que la recaudación será menor a la prevista para este año, contra un mayor gasto, también derivado de la atención a la emergencia sanitaria, por lo que los niveles de deuda pública se van a presionar de manera significativa este año.

De hecho, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), considerado la expresión más amplia de la deuda pública en México, equivaldrá a 52.1% del PIB durante 2020, esto es un 7.2%más que en 2019.

Esta cifra será la mayor deuda pública de las últimas tres décadas, desde que se contabiliza este rubro, a partir de 1990.

«En este sentido es importante señalar que el déficit se financiará principalmente con activos financieros del sector público y no recurriendo a nuevo endeudamiento», añade el documento.

Este rubro creció fuertemente durante la administración de Enrique Peña Nieto, con un pico de 48.7% del PIB en 2016, mientras que en 2019, su desempeño fue de 44.9% en 2019. De hecho, el presidente Andrés López Obrador reiteró que su administración no iba a incrementar la deuda con respecto al PIB durante este sexenio, sin embargo, no consideraba el escenario económico actual, la pandemia de coronavirus y la guerra de precios del petróleo entre Arabia Saudita y Rusia.

En este panorama, cada mexicano deberá cerca de 99 mil 930 pesos durante 2020, al considerar una población de 127 millones de habitantes como estima el Inegi, mientras que en el 2018 la deuda ascendía a 84 mil 160 pesos, es decir, 15 mil 770 pesos menos que ahora y en 2012, la cifra era de 50 mil 915 pesos, casi la mitad de lo previsto para este año. En 2006, el pasivo era de 28 mil 917 pesos, en el 2000 la cifra era de 21 mil 57 pesos y en 1994, durante la peor crisis económica de la historia de México, la deuda fue de 6 mil 970 pesos.

López tiene otras cifras

Pese a este panorama, López Obrador refutó este jueves las cifras presentadas por la SHCP para lo que resta del año.

“Ahora tampoco coincido. Para empezar, no existe normalidad económica, por razones obvias, todo está alterado. Yo, por ejemplo, sostengo que el precio del petróleo va a aumentar. Si hacemos un pronóstico para lo que va a suceder en el 21, porque así es, son pronósticos para el 21 cuando estamos en el primer trimestre del 20, pues no se me hace correcto”, dijo.

Reiteró que el precio internacional del petróleo no tiene por qué estar siempre a la baja.

“Estamos produciendo más que el año pasado y mucho más que 2018 porque hay cerca de un millón 800 mil barriles diarios, lo que haremos es destinar la mayor cantidad a la refinación para no malbaratarlo mientras los precios se mantengan bajo”, adelantó.

También informó que iniciará un plan para reforzar la capacidad de refinación en las refinerías para poder procesar 400 mil barriles diarios adicionales y reducir la dependencia de la venta de crudo al extranjero, así como producir más combustibles en el país.

“No sé exactamente lo que esté planteando Hacienda, no  he visto lo que propusieron, lo voy a revisar, pero sí les digo estoy optimista”, reiteró.

También se dijo respetuoso de la política monetaria de Banxico, pero advirtió que “ojalá y no se apueste a querer estabilizar el peso, a querer detener la depreciación inyectando dólares de nuestra reserva porque se los van a tragar y no va a tener resultado, no va  a funcionar, eso son de las prácticas de antes que no funcionaron”.

Y agregó: “Así destruyeron la economía de Argentina por seguir esas recomendaciones, como presidente me gustaría que actuaran con prudencia. Esperemos no nos dejemos apantallar porque hay toda una avalancha de recomendaciones”.

Afirmó que “vamos bien” y que desea transmitirle a la gente: “vamos a salir adelante, ayer use por primera vez el término crisis transitoria, eso no va a tardar y vamos a salir fortalecidos… que nos vino esto como anillo al dedo para afianzar el propósito de la transformación”, dijo.

Bank of America plantea un escenario peor para la economía mexicana

Por su parte, Bank of America (BofA) deEEUU recortó su estimación de crecimiento económico de México y estimó una caída de hasta 8% del PIB para este año, cuando su pronóstico anterior era de una contracción de 4.5%, principalmente por el desplome en el precio del petróleo y la contingencia sanitaria.

Sin embargo, estimó que para el siguiente año la economía mexicana crezca 4.5%, impulsada por una reactivación en EEUU, su principal socio comercial.

La entidad pronosticó en 2020 «una modesta reducción en el gasto público en términos reales (-2%) y una eventual recomposición del gasto» y que el Banco de México (Banxico) baje la tasa clave de interés a 5.5% de 6.5% hasta finales de año.

Estas estimaciones, fueron la reacción de la institución bancaria estadounidense al informe presentado por la SHCP.

Bank of America explicó que otros factores que afectarán a la economía mexicana serán la baja en el comercio binacional y una reducción en el envío de remesas a México, ya que en EEUU se perfila una contracción de 6%.

«Vemos riesgos aún sesgados a la baja», porque «el virus puede tener un impacto negativo más amplio en Estados Unidos y México», finaliza la nota y estima que también habrá un aumento del malestar social e inseguridad.