Escuela aplicó los protocolos adecuados con Fátima: SEP

0
272
  • «Ese día se hizo la entrega regular de los niños, no se cerró la escuela, no se dejó a la niña desatendida»: Autoridad Educativa Federal
  • Entre las acciones que se están trabajando está la activación de Alerta Amber una vez que autoridades de las escuelas o familiares informen de la desaparición de los menores

El subsecretario de la Autoridad Educativa Federal, aseguró que Fátima Cecilia, la niña de siete años quien fue hallada sin vida en la alcaldía Tláhuac este sábado, no fue abandonada por trabajadores de la escuela Enrique Rébsamen una vez que terminaron sus clases a las 18:00 horas del pasado 11 de febrero,  ni se le cerró la puerta.

«Se ha comentado en que la niña estuvo abandonada y se cerró la escuela, esto es falso, ese día se hizo la entrega regular de los niños, no se cerró la escuela, no se dejó a la niña desatendida», dijo en conferencia de prensa donde explicó que tras la desaparición se realizó una revisión administrativa al colegio,  para saber si hubo alguna negligencia respecto a la entrega de la menor.

«Nos hemos entrevistado con el director de la escuela, con maestros y esto ha derivado a una revisión administrativa, para determinar si hay una responsabilidad por el incumplimiento de los protocolos.

La niña fue llevada por la señora que “vendía papitas” en las afueras del plantel, debido a que su madre de tardó en llegar por ella y nunca más volvió a ser vista.

Por su parte, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, comentó la mañana de este martes que  hay videos del interior del colegio y resaltó que no hubo algo distinto en la entrega de los niños.

«Yo me entrevisté con el director, los niños salieron de forma normal. No hubo algo distinto a lo que se realiza, quien recoge a la niña, cómo se llama. Pero las investigaciones, tanto la administrativa como la penal, nos darán la versión de estos hechos de forma detallada», agregó. Sin embargo, no se ha explicado por qué esta mujer tenía facultad de recoger a la menor.

Tras el feminicidio de Fátima, el gobierno capitalino y la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México, informaron que revisarán las medidas de seguridad en los más de 4 mil planteles que hay capital para evitar tragedias como esta, ocurrida en la alcaldía de Xochimilco.

Al respecto, Luis Humberto Fernández destacó que entre las acciones que se están trabajando está la activación de Alerta Amber una vez que autoridades de las escuelas o familiares informen de la desaparición de los menores, debido a que para iniciar la búsqueda de Fátima tuvieron que transcurrir 72 horas de su desaparición, es decir, hasta el sábado 15 y su cadáver fue hallado un día después.

Asimismo, se trabaja en la actuación de los Ministerios Públicos de las alcaldías, para que sea ahí donde puedan llevar a los niños, cuyos papás no fueron por ellos a los planteles, pues anteriormente se tenían que trasladar a la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes, en la colonia Doctores.

Para ello, habrá coordinación con personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana para que traslade al menor y a las autoridades educativas y se reforzará la seguridad en los exteriores de los planteles.

López Obrador vuelve a desmarcarse

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López aseguró que los “conservadores” son como “zopilotes y oportunistas”, por responsabilizar a su gobierno por los crecientes índices de inseguridad contra las mujeres en los últimos meses. Incluso aseguró que salieron diversos medios e “intelectuales orgánicos” a criticar su labor en materia de combate a la inseguridad.

“Recordarles que no somos iguales porque ahora en medios hay mucho oportunismo, zopilotean. Vi hasta un cuestionamiento del que fue secretario particular de Ernesto Zedillo, José Liévano Sáenz, muy preocupado, supuestamente. Nada más es cosa de recordarle que cuando él estaba en la Presidencia se convirtieron las deudas privadas de unos cuantos en deuda pública que le ha costado al país 2 billones de pesos”, acusó.

Indicó que si bien en esta situación lo mínimo que se debe exigir es justicia, la gente no debe actuar con oportunismo. “Es un asunto muy serio, no se puede utilizar el dolor de la gente, no se puede medrar”.

“Esto no significa de ninguna manera censura. Es nada más poner las cosas en su lugar porque de repente nos salen paladines de la justicia quienes formaron parte del régimen opresor, de corrupción y pillaje”, dijo.

Y agregó: “Lo mismo los intelectuales orgánicos que gritaban como pregoneros cuando se privatizaba el sector público y callaban como momia cuando se saqueaba el país. Como si todo esto que está pasando hubiese surgido de la nada, desde que llegó Andrés Manuel todo se agravó, él es el culpable”.

El mandatario dijo que no evade su responsabilidad, pero que todos “seamos lo más objetivos posible y que actuemos con integridad y se hable con la verdad”, comentó. “Esto es como una especie de enajenación, ¿cómo vamos a utilizar el dolor humano para expresar nuestras fobias políticas?”, abundó.