Trump presume que México ya está pagando el muro y no lo sabe

0
196
  • “Nos gusta mucho México, nos llevamos muy bien con ellos y su presidente es amigo mío y está haciendo un trabajo fantástico en la frontera», destacó
  • «Es una ventaja para México también cuando lo piensas, porque es una barrera vital para impedir que drogas mortales  entren a estas comunidades», agregó

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró la noche de este martes, en medio de su juicio político y en busca de la reelección, que la construcción del muro que tanto prometió para la frontera sur, “con todo respeto México lo está pagando”.

Durante un mitin en Nueva Jersey, el mandatario dijo: “nos gusta mucho México, nos llevamos muy bien con ellos y su presidente es amigo mío y está haciendo un trabajo fantástico en la frontera y es una situación difícil,  pero está, de hecho  pronto lo averiguarán, pagando por el muro”.

Luego de la declaración fue ovacionado por los asistentes, por lo que insistió que el financiamiento de esta obra está a cargo, al final de cuentas y muy amablemente, por México” y agregó sus bondades: “es una ventaja para México también cuando lo piensas, porque es una barrera vital para impedir que drogas mortales  entren a estas comunidades, lo que estamos haciendo es deteniendo las drogas en cifras históricas”, presumió.

La declaración viene con un gobierno con el que Trump ha logrado un mayor entendimiento, pues ha cedido a sus presiones, como la de detener de facto el flujo de migrantes centroamericanos que antes cruzaban el territorio en busca de llegar a la frontera con EEUU para cruzar ilegalmente, bajo la amenaza de imponer aranceles a diferentes productos mexicanos.

En respuesta, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador decidió enviar miles de integrantes de la Guardia Nacional a reforzar las labores de vigilancia en la frontera con Guatemala, convirtiéndose en una nueva barrera para el flujo de migrantes.

Mientras que, el gobierno de Enrique Peña Nieto rechazó primero tímida y luego enfáticamente que no pagaría por dicha obra, cuando fue anunciada en el 2016, lo que desató serios roces con implicaciones comerciales, que incluyeron trabas para la renegociación del T-MEC.

Además, el gobierno de este país lanzó el programa Quédate en México, o Protocolos Migratorios, en el que los migrantes que llegan a la frontera norte mexicana y solicitan asilo en EEUU y esperan del lado de México a que se resuelvan sus procesos, o bien se les ofrece una residencia legal en nuestro país.

Con este “logro” del gobierno estadounidense, se espera también la firma del T-MEC por parte del gobierno de EEUU, como una forma de refrendar la “buena relación” entre ambos países. En el evento estará presente el canciller mexicano, Marcelo Ebrard y un grupo de empresarios mexicanos.

Finalmente, Trump además celebró que la Suprema Corte de su país autorizó que el gobierno prohíba que los inmigrantes documentados que reciban ayudas sociales, como bonos de comida o asistencia médica gratuita, puedan optar a la residencia permanente.