Trump, un genio muy estable

0
188

Justo cuando empieza el juicio político contra Trump en el Senado de EU, con la denuncia que preparó la Cámara de Representantes de abuso de poder y obstrucción del Congreso en sus indagatorias, aflora el libro del título de hoy que relata los 3 primeros años de su gobierno.

Dos veteranos periodistas del Washington Post ganadores del premio Pulitzer, Carol Leonning y Philip Rucker, con información de primera mano y más de 200 entrevistas con quienes trabajan o lo han hecho cerca de Trump, revelan la absoluta disfuncionalidad de la Casa Blanca.

El título del libro Un genio muy estable: Donald J. Trump pone a Estados Unidos a prueba se origina en las numerosas ocasiones en las que este individuo, ignorante e imbécil, como lo calificó su primer secretario de Estado Rex Tillerson, ha dicho de sí mismo que es genial, además de “muy estable.”

A diferencia de otros textos ya publicados sobre esta Casa Blanca, que son del género del chisme indiscreto y salaz, éste es un reportaje de investigación que recurre a fuentes sólidas y conocedoras, e ilustra cómo Trump tiene una reiterada conducta no sólo impropia del cargo, sino ilegal.

Justo cuando se declaró victorioso de la investigación del fiscal Robert Mueller, quien no amarró la acusación definitiva de haber ayudado a Rusia a subvertir la elección presidencial de 2016 -aunque entrelineas su culpa quedó clara-, se sintió invencible y decidió llamar al nuevo presidente ucraniano para condicionar la ayuda a su país a cambio de investigar a su principal opositor.

La llamada fue la culminación de una audaz estrategia que personeros de Trump trabajaron de meses atrás para conseguir material para acusar de corrupción al precandidato demócrata a la presidencia y exvicepresidente Joe Biden, por vínculos de trabajo que tuvo su hijo en ese país.

Este es el cargo por el que la Cámara Baja denunció a Trump para su juicio en el Senado y su eventual remoción del cargo, que se ve virtualmente imposible pues se requerirían dos terceras partes de los 100 senadores, y 53 de ellos son republicanos y la mayoría lo apoya a ultranza.

El libro es rico en anécdotas, como cuando Trump le dijo al primer ministro de la India Narendra Modi que no tenia de que preocuparse porque “al fin, no es como si la India tuviera frontera con China,” cuando ambos países colindan a lo largo de 3,500 km, más que la frontera de su país con México (3,144 km).

Al inicio de su gobierno muchos expertos se sosegaban de tener a un grupo de profesionales de reconocida trayectoria que actuarían como los “adultos en la habitación” para reprimir los peores instintos y locuras de Trump, pero todos se han ido para ser remplazados por sicofantes lame-suelas de la peor calaña.

En cuanto a México, el texto no revela nada que no sea conocido, pero llama la atención la patológica fijación que tiene en los “peligros” que representa su vecino del sur, por lo que es predecible que subirán de tono sus amagos y chantajes, sobre todo cuando se caliente su campaña de reelección.