Les estorba el fuero de Mancera

0
112

Uno de los pendientes del Congreso de la Unión para el inminente periodo legislativo que arranca en unos días es sacar adelante la iniciativa para eliminar el fuero constitucional para legisladores, jueces y funcionarios públicos.

En teoría, el tema debería ser apoyado, pues la mayoría de los políticos que acceden a ese  beneficio lo utilizan como protección para sus pillerías. Ejemplos sobran, en todos los partidos políticos.

El asunto es que la eliminación del fuero cobra singular importancia en estos momentos, porque tiene un destinatario, que de repente se volvió prioridad para los morenos: Miguel Ángel Mancera.

En los pasillos del Poder Judicial se comenta que el tema en las mesas de trabajo y charlas de café con integrantes del Poder Legislativo, e incluso con funcionarios del Poder Ejecutivo, el asunto es recurrente: desde arriba quieren la cabeza del exjefe de Gobierno.

Muchos se preguntan de dónde viene el odio de la 4T hacia Mancera, y cualquiera pensaría que del rompimiento con Marcelo Ebrard, a quien acusó de poner en riesgo la vida de miles de capitalinos al pasar por alto errores en la Línea 12 del Metro.

La que sería la obra insignia del gobierno del hoy canciller, fue convertida en el motivo de su frío destierro del país durante la mitad del sexenio pasado, que lo tuvo viajando entre París y Los Ángeles para evitar el peligro de la cárcel en México.

Cualquiera que piense así puede tener razón, pero dicen que otro que le guardó el cobro de algunos desaires fue YSQ, pues Mancera prefirió aliarse con Enrique Peña Nieto para buscar sucederlo en la Presidencia de la República que apoyarlo en Morena.

Como quiera, por todos lados andan diciendo que en el siguiente periodo de sesiones se dará prioridad a la eliminación del fuero y que el exjefe de Gobierno debe estar atento al desarrollo de esa intentona, si no se quiere llevar alguna sorpresa desagradable.

En la capital de la República ya giraron órdenes de aprehensión en contra de varios que fueron de su círculo cercano y, aunque aún no hay ningún detenido —porque las autoridades locales son altamente ineptas—, está más que claro que van por él.

De momento, respira tranquilo, pues uno de los primeros casos emblemáticos de Ernestina Godoy como flamante fiscal de la CDMX se le vino abajo. Y no porque fuera un caso que afecte a los ciudadanos, sino a la clara venganza del gobierno de la 4T.

Primero, una juez liberó a Fernando Linares, exjurídico del Invi, acusado del presunto desvío de 475 millones, porque el delito ya había prescrito. Después, Raymundo Collins, exdirector del mismo instituto, fue exonerado por otro juez exactamente por lo mismo.

Si así de sólidos están los casos contra los manceristas, pues que se sigan rascando la panza. Aunque bien dicen que cuando el río suena…

 

CENTAVITOS

Los que de plano siguen buscando camorra son los sindicalistas rebeldes del Sindicato Único, que si bien se rajaron para hacer su marcha el jueves pasado, están llamando para tomar, desde hoy, las sedes sindicales y no entregarlas a los integrantes del nuevo directorio que mañana presentará la FETSE para dirigir temporalmente los destinos de la burocracia capitalina. Parece que habrá tiro, como dicen en el box, y que habrá sangre… y órdenes de aprehensión.