FMI recorta expectativa de crecimiento para México a 1%

0
110
  • Estimó que el crecimiento de México en 2019 fue nulo, luego que en octubre del 2019 advirtió que la economía tendría un crecimiento de 0.4 por ciento.
  • La expectativa para América Latina para 2021 incluye una expansión en la región de 2.3% que implica también una disminución de 0.1%.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que la economía mexicana tendrá un crecimiento de 1% durante 2020 y no de 1.3% como se había pronosticado previamente, muy lejos del 1.9 pronosticado en julio de 2019. Mientras que para el 2021, también recortó la expectativa de crecimiento del producto interno bruto (PIB) de 1.9 a 1.6%.

Además, estimó que el crecimiento de México en 2019 fue nulo, luego que en octubre del 2019 advirtió que la economía tendría un crecimiento de 0.4 por ciento.

El FMI presentó  la mañana de este lunes la actualización del informe de Perspectivas Económicas Mundiales (WEO por sus siglas en inglés) titulado ¿Tenue estabilización, lenta recuperación?, durante el Foro Económico Mundial que se realiza en Davoz, Suiza, donde resumió que el problema de la desaceleración económica se debe a que continúa debilidad de la inversión, mientras que a nivel regional, la situación es similar.

La expectativa para América Latina para 2021 incluye una expansión en la región de 2.3% que implica también una disminución de 0.1%.

El FMI explicó que en el tercer trimestre de 2019, el crecimiento en las diferentes economías de mercados emergentes, entre ellas India, México y Sudáfrica, fue más lento de lo previsto en el informe de octubre, en gran parte debido a shocks específicos en los países, que frenaron la demanda interna.

A nivel mundial, el FMI hizo una estimación para 2019 de 2.9%, mientras que para este año se espera un avance de 3.3%, es decir 0.1 puntos menos, respectivamente y para el 2021 el nuevo pronóstico se estableció en 3.4%, es decir 0.2% menos que el informe presentado en octubre del 2019.

El organismo internacional consideró que es indispensable lograr una cooperación multilateral más sólida y una combinación más equilibrada de políticas nacionales, teniendo en cuenta el espacio monetario y fiscal disponibles, así como desarrollar la resiliencia financiera, afianzar el crecimiento potencial y fomentar la inclusividad.