Trabajadores de salud piden aclaraciones sobre funcionamiento del Insabi

0
188
  • “El nuevo Insabi representa una acción coadyuvante con las instituciones del sector Salud en la consolidación de la administración financiera”, indicó el líder del FSTSE
  • “La reforma a la Ley General de Salud, establece que los servicios médicos públicos en México serán gratuitos de manera progresiva”, señaló el director del Insabi

La Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) solicitó al titular del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer, explicar inmediatamente a la opinión pública cuáles serán las reglas de operación de este nuevo organismo que pretende otorgar el servicio de salud universal a los mexicanos.

Lo anterior, a fin de evitar “lo que acontece actualmente”, dijo: la incertidumbre de no saber quiénes tienen la responsabilidad a nivel federal y estatal de concretar el funcionamiento del esquema.

El líder nacional del FSTSE, Joel Ayala Almeida, indicó que llevar a cabo “el cumplimiento fiel” de las instrucciones y definiciones emitidas por el presidente Andrés Manuel López Obrador en materia de servicios de salud es responsabilidad del secretario de Salud federal, Jorge Alcocer Varela, y de la propia estructura de la dependencia que encabeza.

“Hemos hecho la debida aclaración de que el nuevo Insabi representa una acción coadyuvante con las instituciones del sector Salud en la consolidación de la administración financiera. Además, se ha puntualizado que de ninguna manera sustituye a las dependencias que conforman el sector Salud”, afirmó.

Mientras que por parte de los trabajadores sindicalizados, explicó que su compromiso histórico fundamental “va dirigido al fortalecimiento de las instituciones de la República y ahora, en específico, al Insabi”.

“Señaló que la definición del Jefe del Ejecutivo federal de aplicar en los hechos el derecho constitucional a la salud se valora cabalmente por la central de los trabajadores al servicio del Estado, desde luego incluyendo al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud”.

Mencionó que lo afirmado por el presidente, respecto a la gratuidad en la atención médica, incluyendo particularmente medicamentos gratuitos, “son dichos valorados y se definen como un alto crédito al avance de otorgar a los mexicanos una acción de alto contenido de justicia social.

“Ya hemos establecido con anterioridad los criterios firmes que se tienen por parte de la representación de los trabajadores al servicio del Estado, que es la Secretaría de Salud la responsable de la atención médica a la población abierta.

“Esto, a través de su estructura nacional, desde los centros, institutos de salud, así como los hospitales generales y de especialidades”, abundó.

Las declaraciones de Ayala Almeida contradicen al dicho del líder del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud, Marco Antonio García, quien rechazó que el Insabi garantice la atención gratuita y es un error de información del presidente López Obrador y de su gobierno.

“La principal falla es que no se informó debidamente. La gente tiene dudas, los gobernadores también, incluso en los hospitales. El Presidente ha dicho que todo es gratis, eso es un error de información. Se afirmó que a partir de este año el Insabi garantizaría la atención gratuita y por supuesto que no es así”, dijo.

Recordó que el Ejecutivo y la Secretaría de Salud anunciaron que a partir del 1 de enero entraría en funciones el esquema y que la atención y fármacos serían gratuitos, pero “por supuesto que no es así. Se debe hacer una campaña de información que evite la incertidumbre”, acotó.

La gratuidad en servicios de salud será progresiva

Mientras tanto, la reforma a la Ley General de Salud, establece que los servicios médicos públicos en México serán gratuitos de manera progresiva.

“Conforme las entidades federativas suscriban los acuerdos de coordinación con el Insabi, contarán con los recursos económicos y materiales necesarios para garantizar la atención a las personas en el primer y segundo niveles de atención”, afirmó Juan Antonio Ferrer Aguilar, director del nuevo organismo.

Hasta hoy, 22 secretarios de Salud, incluidos algunos de gobiernos panistas, están de acuerdo con el cambio, que es en beneficio de las personas, sobre todo las que se encuentran en las zonas más marginadas y alejadas del país.

El funcionario dijo que el caos de los primeros días de operación del Insabi se debe a “la resistencia de quienes piensan que está bien la deuda de más de 54 mil millones de pesos en las secretarías de Salud estatales”.

Y agregó: “No dicen que el Seguro Popular operaba con déficit de recursos, cada año le faltaban más de 3 mil millones de pesos, ni que la mayor parte del dinero se destina al pago de servicios subrogados, mientras los centros de salud carecen de capacidad resolutiva.”

Respecto de los costos que los pacientes pagarán a los institutos nacionales de salud y hospitales de alta especialidad por la atención de padecimientos complejos, puntualizó que hay 66 intervenciones quirúrgiucas gratuitas, antes cubiertas por el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, que se mantienen y una lista de 30 padecimientos adicionales que serán gratuitos en cuanto actualicen los protocolos de atención clínica y el Consejo de Salubridad General los autorice.

“Ahora, es diferente: se refuerza la participación de las secretarías estatales de salud; van a tener los recursos para ser resolutivos. Que nos pidan lo que necesitan para funcionar: equipos, personal médico y de enfermería. Sólo hay una línea: que todo sea en favor de la gente”, abundó.