En lo que va del año, CFE cesó a 549 empleados corruptos

0
527
  • La dependencia reportó el robo de cable de cobre en las instalaciones de Toluca, por 1 millón 34 mil pesos y el robo de medidores por 12 millones 587 mil pesos
  • Se ha reportado robo hormiga de tornillos, saqueo o materiales, equipos y refacciones, por hasta 75 millones de pesos, solo entre enero y septiembre de 2019

Entre los meses de enero y noviembre de 2019, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cesó a 549 trabajadores sindicalizados por probables actos ilegales o de corrupción, de acuerdo con un informe publicado por El Universal, con información de la Dirección Corporativa de Administración de la paraestatal.

Sin embargo, la información no es del todo clara, pues en la Quinta Sesión Ordinaria, fechada el 3 de diciembre de 2019, el Comité de Transparencia de la CFE decidió reservar los expedientes que detallan los motivos de las rescisiones laborales.

Lo que sí está comprobado es que hay una serie importante de delitos de bajo impacto que han perjudicado las finanzas de la CFE, desde tornillos, saqueo o robo hormiga de materiales, equipos y refacciones, por hasta 75 millones de pesos, solo entre enero y septiembre de 2019.

Este tipo de robos indicarían la participación de trabajadores activos o jubilados en complicidad con guardias de seguridad en las diferentes instalaciones en todo el país, sobre todo en el Valle de México.

Sin embargo, no hay denuncias por los delitos de robo a las instalaciones en perjuicio de la CFE, aun cuando algunos de los robos son por cantidades importantes, como la desaparición de tres laptops, así como una caja fuerte blindada reforzada de 10 centímetros, con un valor total de 70 mil 808 pesos o un sistema de aire acondicionado tipo minisplit Mirage, cuyo precio es de 38 mil 776 pesos.

También se reportó la desaparición de un video proyector Panasonic de 47 mil 583 pesos; robo de cable de cobre en las instalaciones de Toluca, por 1 millón 34 mil pesos; el robo de medidores por 12 millones 587 mil pesos; conectores o cables saqueados directamente de almacenes divisionales que suman costos de más de 9 millones de pesos en lo que va del año.

Mientras que en el Valle de México Centro el robo de cable equivale a pérdidas de más de 6.8 millones de pesos.

Pese a la situación, no se presentó la relación de trabajadores despedidos entre enero y noviembre a los inversionistas en sus estados financieros correspondientes al tercer trimestre del año, sino que menciona solamente que la plantilla de obreros se redujo en 372 en el periodo enero-septiembre.

De acuerdo con la Dirección Corporativa de Administración entregada el pasado 3 de diciembre, entre enero y septiembre fueron rescindidos 492 obreros, es decir, 120 más de los que reportó oficialmente.

Los recortes de personal no tuvieron que ver ni con empleados ni funcionarios de confianza, dado que en el reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la CFE dio a conocer que contrató a 80 nuevos funcionarios y 22 empleados más en los primeros nueve meses del año, para un total de 102 nuevos funcionarios electricistas.

Las cifras de la compañía tampoco coinciden con las nuevas contrataciones, pues la Dirección Corporativa de Administración dio a conocer a través de la Plataforma Nacional de Transparencia que a la empresa ingresaron 492 nuevos trabajadores electricistas.

Actualmente, la CFE dispone de una plantilla de personal de 90 mil 621 trabajadores activos, de los cuales 72 mil 326 son permanentes, 14 mil 680 son temporales y 3 mil 615 son eventuales, así como 49 mil 729 empleados pensionados, al 31 de septiembre de este año, a 49 mil 729 personas.