El consejero de los bonos

0
136

Cuando en 2013 dejó el cargo como presidente del Instituto Electoral del Distrito Federal, Néstor Vargas Solano fue acusado penalmente y denunciado ante la Contraloría del propio instituto, por asignarse un bono de retiro de dos millones 50 mil pesos.

La denuncia la hicieron los entonces diputados de la Asamblea Legislativa del DF, Jorge Gaviño, del PANAL, y Eduardo Santillán, del PRD, quienes calificaron de ilegal el bono.

Aunque se presentaron ambas denuncias, tanto Vargas Solano como sus compinches se salieron con la suya y no fueron castigados por vaciar los recursos del Fideicomiso 2487-7, destinado para solventar los pasivos laborales del organismo.

Sin ser parte de la estructura de personal, se llevaron hasta la prima de antigüedad, que en total significó para el IEDF una sangría de casi 20 millones de pesos.

Luego de llenar sus bolsillos con dinero público, Vargas Solano bajó el perfil un tiempo hasta que reapareció con Claudia Sheinbaum primero en Tlalpan, cuando fue delegada, y después en la Jefatura de Gobierno, como asesor adscrito a Asuntos Internacionales.

Bueno, pues este personaje es desde ayer el nuevo consejero jurídico del Gobierno de la CDXM, en lugar de Héctor Villegas, quien fue cepillado después de haber padecido varias grillas y a pesar de ser “uña y mugre” de Claudia.

Si bien es cierto que Villegas había tenido varias fallas que metieron en problemas a su jefa, también es cierto que la científica que ocupa el edificio del Antiguo Ayuntamiento lo había defendido a capa y espada.

Uno de los que más lo grillaban era precisamente Vargas Solano, quien quería tomar la relación con la bancada de Morena en Donceles, para lo cual comenzó a hacer su ronchita con algunos diputados.

El nuevo consejero jurídico contó con el apoyo de buena parte del gabinete capitalino, sobre todo del área de Gobierno, para convencer a Sheinbaum de que su amigo Héctor era un lastre.

En dos ocasiones habían estado a punto de tirarlo, pero resistió, aunque dicen las malas lenguas que el fin de semana se fue de shopping a tierras gringas, mientras la ciudad era un desastre, y que eso colmó el plato de su jefa.

Que Villegas era ya un muerto viviente, se veía con claridad, pero que Claudia haya nombrado en su lugar a Vargas Solano es una afrenta, sobre todo porque YSQ dijo con claridad que prefiere en la 4T a gente 90 por ciento honesta y 10 por ciento capaz.

Y por sus antecedentes, el nuevo funcionario es 90 por ciento capaz, y 10 por ciento honesto, pero allá ella.

Si son congruentes, tanto Gaviño como Santillán, ahora diputados del PRD y Morena, respectivamente, deberán reprobar ese nombramiento.

 

CENTAVITOS

Este domingo el PRD realiza su Consejo Nacional para decidir, entre otras cosas, el método de elección para renovar sus dirigencias en el país. Un tema que seguramente levantará ámpula es la torcida de mano que Julio César Moreno hizo a Jesús Ortega y Jesús Zambrano, para meter en la dirigencia colegiada de la CDMX a Israel Moreno, hermano de El Nenuco, en lugar de Daniel Pacheco, quien era pieza de Leonel Luna, que ahora está en el PVEM. Los Chuchos tendrán que explicar cómo es que dieron entrada a quien los responsabilizó del fracaso en 2018 y tiene a su diputada local, Evelyn de la Parra, operando para Morena en el Congreso local.