Luz para para la oscuridad de Tabasco

0
237

El problema del cobro del servicio eléctrico en Tabasco está tan intrincado que ni el propio segundo hombre en importancia del gabinete sabe de qué se trata el programa ‘Adiós a tu deuda’, aunque haya estampado su firma en el documento suscrito entre el Gobierno de Tabasco y la CFE. Y es que el secretario de Gobierno, Marcos Rosendo Medina Filigrana, acaba de asegurar que si bien signó el convenio, no leyó el manuscrito.

El que sí está enterado del contenido es el mandatario Adán Augusto López Hernández, quien tuvo que intervenir a manera de control de daños en el área de la política interna.

“¿Garantiza usted que sí leyó el convenio que se firmó”?, le preguntaron los reporteros al jefe del Ejecutivo, que repuso: “Pues claro que sí, si lo discutimos durante meses con ellos (los de la CFE); no hay letras chiquitas, consúltenlo en la página, por eso lo hicimos público desde el primer día”.

Peor aún: afirmó que tabasqueños que hayan firmado el ‘Adiós a tu deuda‘ con la CFE y ahora no paguen, pueden tener consecuencias jurídicas y hasta el corte del servicio.

Enfatizó que su administración no cubrirá el adeudo que quede pendiente al terminar la prórroga de seis meses que se acordó con la CFE.

(…) El contrato es lo suficientemente claro, eso sí, el que haya firmado el convenio y que no pague, pues tendrá consecuencias, que van, incluso, con el corte del servicio; el que firmó un convenio y que no cumple, dejó de pagar, pues desaprovecha los beneficios del programa y será sujeto a responsabilidades jurídicas», advirtió.

Pero mientras los servidores públicos no saben cómo afrontar el conflicto, la inconformidad ciudadana se expande.

Ayer se anunció que arriba de 40 mil indígenas de los municipios de Jalpa de Méndez y Nacajuca se manifestaron en contra del convenio con la CFE, ya que creen que se trata de “un engaño” para los tabasqueños que por casi 25 años participaron en la llamada ‘resistencia civil pacífica’ acaudillada por Andrés Manuel López Obrador, hoy presidente de la república.

Son 20 comunidades, que están siendo asesoradas por el PRI, las que podrían prender la mecha del polvorín en que se encuentra convertido el conflicto con la CFE.

La administración ha endurecido su postura con amagos que van desde la amenaza de reactivar la deuda histórica hasta el posible embargo de bienes en caso de que los ciudadanos no se acojan al programa.

El diputado local perredista Nelson Humberto Gallegos Vaca previno sobre la posibilidad de enfrentamientos entre empleados de la empresa de electricidad y los ciudadanos que ya se prepararon en un frente comunitario para impedir lo que consideran “abusos”.

Según él, es “un engaño” la condonación de la deuda con la compañía productiva, así como la llamada “tarifa preferencial”, ya que la tarifa 1F es más cara en invierno que la 1D establecida antes, y de ahí que los ciudadanos “deben pensar dos veces” antes de acercarse a signar el acuerdo.

“Aquí el mayor riesgo es para la ciudadanía que podría caer en enfrentamientos con el personal de la CFE, pues ya en las comunidades se están organizando ante los posibles cortes de energía; (los del gobierno morenista) están lesionando los bolsillos de la ciudadanía a la que le prometieron un ‘borrón y cuenta nueva’, pero no hay tal, la ciudadanía está pagando los platos rotos”, subrayó.

¿Se avecina una amarga Navidad para Tabasco? ¿Podrá el régimen choco evitar que se hunda la barcaza?