Saber cómo deciden las personas, ayuda al Politing a combatir la pobreza

0
178

“Un hombre tiene que escoger. En esto reside su fuerza: en el poder de sus decisiones.” Paulo Coelho  

Actualmente, las Políticas Públicas se hacen suponiendo que las personas actúan con base en decisiones razonadas, sopesando cuidadosamente sus opciones y analizando toda la información disponible antes de elegir. Con este supuesto, se subsidian y promueven las actividades que se consideran valiosas y se imponen multas a las que se busca desalentar. Sin embargo, el Politing está indagando el proceso que siguen las personas al tomar una decisión o al hacer una elección y ha empezado a influir en el campo de Políticas Públicas, pues prestar atención a cómo piensan los seres humanos y cómo el entorno influencia sus  decisiones, permite mejorar todas las etapas del proceso integral de Políticas Públicas

Y es que se pueden diseñar Políticas Públicas mucho más efectivas, si se presta atención al modo como las personas toman sus decisiones. Los seres humanos recurrimos de forma inmediata a la información del entorno o a información previamente adquirida. Así, la forma como actuamos y pensamos suele depender de lo que hacen y piensan quienes nos rodean. No es nuevo investigar cómo influir en las decisiones de las personas, lo novedoso es investigar cómo podemos usar estos conceptos para diseñar Políticas Públicas. Por eso, el planteamiento propuesto por el Politing se basa en tres (3) principios: (1) Pensamiento automático: Gran parte de nuestros pensamientos son automáticos y se basan en lo que nos viene a la mente sin esforzarnos. La mayor parte del tiempo, usamos atajos mentales. (2) Pensamiento social: Los seres humanos somos profundamente sociales y nos gusta cooperar, siempre y cuando los demás también hagan su parte. (3) Pensamiento basado en modelos mentales. La forma como las personas interpretan es influenciada por modelos mentales extraídos de la sociedad a la que pertenecen y de sus historias compartidas.

Y es que si comprendemos mejor cómo piensan y actúan las personas, podemos crear y/o modificar las Políticas Públicas para obtener resultados más efectivos, y con el fin último de ayudar a la gente a tomar sus decisiones de la mejor manera posible, eliminando la mayor cantidad del “ruido” generado por diversos factores. Por ejemplo, las personas más necesitadas están constantemente pensando en qué comerán ese día, cómo ayudar a un familiar enfermo o cuánto tienen que caminar para conseguir agua…así,  el poco tiempo dedicado a ser productivos, buscar trabajo y juntar dinero para lograr algún objetivo, resulta mucho más difícil en este contexto. Por eso es que un sistema mensual de recordatorios a través de mensajes de textos, puede ayudar a lograr las metas de ahorro, romper el ciclo de pobreza que pasa de una generación a la siguiente, incrementar la productividad o incluso actuar frente al cambio climático. Todo eso, resulta más efectivo con Politing, al manejar detalles del momento específico en el que una persona decide y cómo su entorno, afecta esta decisión. Por eso, no es lo mismo la punta del iceberg… que la punta de la flecha…