Análisis semanal: 9 de diciembre

0
324

A muchos sorprende que Andrés Manuel López Obrador monopolice el debate político cotidiano, que sea el que fije la agenda y que arrase en los procesos electorales en los que participa. Pero pocos hablan de que sí ha hecho lo anterior, se debe a que no tiene rivales al frente.

Es decir, no tiene oposición delante de sí.

El PRI es un partido que privilegia la discreción y que prefiere una negociación a dar muestras que aún vive y que es una fuerza política a tener en consideración.

El PRD todavía sorprende, pero por mantener el registro pese a la sangría de militantes que ha tenido. Su representación legislativa es casi simbólica y recordamos que existe porque alguno de sus militantes envía un mensaje ya sea en redes o a través de los medios de comunicación.

El PAN –que pudiera ser lo más cercano a una oposición– no termina de enfrentar su división interna, cuando no se comporta como caja de resonancia del Ejecutivo Federal respondiendo cada palabra que viene de Palacio Nacional emitida en las mañaneras.

Los empresarios, periodistas, activistas, investigadores y demás sectores de la sociedad civil poco han podido hacer ante el avasallamiento presidencial, en parte por estar fragmentados, en parte por no alcanzar un acuerdo para impulsar una agenda común, pues cada uno defiende su sector.

Además, no hay un líder que haga contrapeso. En resumen, esta es la oposición que tenemos y no se ve si en el corto plazo la situación se pueda revertir.

El meme de la semana

La imagen de la semana

Conspiracy Theory

El zócalo de la Ciudad de México se ha convertido en uno de los misterios que más debates generan en tiempos recientes. La pregunta es cuanta gente cabe en los poco más de 22 mil metros cuadrados de superficie de esa área del centro de la capital.

Muchos recuerda como el fotógrafo Spencer Tunick tomó varias imágenes con 20 mil personas y en ellas se veía llena la superficie del zócalo, en tanto que otros han recurrido a herramientas como las que ofrece Google, en la cual se estima 1.4 personas por metro cuadrado, lo que da una estimación de poco más de 31 humanos en esta zona.

El tema viene a colación –como en ocasiones anteriores– porque los partidos políticos insisten en afirmar que son cientos de miles las personas que acuden a sus mítines o eventos en el zócalo capitalino, como sucedió el pasado 1 de diciembre.

Incluso, si se revisa un poco alguna hemeroteca, hemos tenido quien a afirmado que se han dado cita un millón de mexicanos para apoyar a un candidato.

Total, sólo son palabras y pocos se han dado a la tarea de buscar la verdadera cantidad de personas que pueden caber en dicha superficie.

@CronicadePoder