Siguen desacuerdos en CNDH por nombramiento de Rosario Piedra

0
89
  • La Ley de la Comisión establece que el titular del organismo no debe estar activo en algún partido político mínimamente un año antes de asumir el cargo
  • Andrés Manuel López Obrador, pidió que si existe algún incumplimiento legal en la designación de Rosario Piedra, los inconformes acudan ante instancias nacionales e internacionales

De acuerdo con los requisitos que exige la ley vigente, María del Rosario Piedra Ibarra no cumple con los requisitos necesarios para asumir la presidencia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

La fracción IV, Artículo 5 de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos establece que el titular del organismo no debe estar activo en algún partido político mínimamente un año antes de asumir el cargo.

Los requisitos completos señalan: “El presidente de la CNDH deberá reunir para su designación los siguientes requisitos: ser ciudadano mexicano por nacimiento, estar en pleno goce y ejercicio de sus derechos civiles y políticos; tener cumplidos 45 años el día de su elección; contar con experiencia en materia de derechos humanos, o actividades afines reconocidas por las leyes mexicanas y los instrumentos jurídicos internacionales, y no desempeñar ni haber ocupado cargo de dirección nacional o estatal en algún partido político en el año anterior a su designación”.

Piedra Ibarra, sin embargo, aceptó que hasta el pasado 7 de noviembre sí era militante y parte del Consejo Nacional de Morena. A partir de ese día solicitó licencia ante su partido, pero aseguró que “es falso” que ser parte de ese órgano represente un cargo de dirección en el partido.

Sin embargo, aparece como consejera nacional de Morena en un reporte entregado al Instituto Nacional Electoral (INE), fechado el 24 de octubre.

“El estar en el Consejo Nacional no son puestos directivos, consejera nacional es integrante de un Consejo, pero eso no es ningún puesto directivo, incluso ni ser presidenta del Consejo porque no es un órgano de dirección; los órganos de dirección son el Comité Ejecutivo Nacional o los Comités Ejecutivos Estatales, esos sí son órganos de dirección y de ejecución, lo otro no”, reiteró Piedra Ibarra en su defensa.

“Esa información es falsa, yo no formo parte de ningún órgano de dirección, lo que pasa es que andan difundiendo información buscando algún argumento para decir que yo no debo estar ahí. Yo estuve en un órgano de dirección de Morena de 2012 a 2015, eso es sabido y presenté hace unos días mi licencia ya como militante de a pie, ya nada más era militante, o sea que no estoy en ningún órgano de dirección… hace cuatro años, ya pasaron cuatro años de que estuve”, aseveró.

Sin embargo, de acuerdo con la ley, tuvo que haber renunciado a su cargo como consejera nacional el pasado 7 de noviembre de 2018 para ser elegible como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Renuncian consejeras de la CNDH

La elección de Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) le resta legitimidad al organismo, señalaron cuatro consejeras ciudadanas en una carta de renuncia que entregaron a la senadora Mónica Fernández Balboa, presidenta de la Mesa Directiva de esa cámara.

La carta fue firmada por: María Ampudia González, Mariclaire Acosta Urquidi, Angélica Cuéllar Vázquez y María Olga Noriega Sáenz y critica que la elección se llevó a cabo sin  apego a  los  indicadores  que  fueron  asumidos voluntariamente  por  las  Comisiones  Unidas  responsables  del  proceso,  y que se consumó en  el  Pleno del Senado de  manera  arbitraria, lo que, «presagia  el  sometimiento  abierto  de la  Comisión  Nacional  de  los  Derechos  Humanos,  a  quienes  actualmente  detentan el  poder  político».

También este miércoles Alberto Manuel Athié Gallo renunció como integrante del Consejo Consultivo de la Comisión, en rechazo a la designación de Piedra Ibarra.

Athié Gallo, también se postuló como candidato a la ombudsman nacional y advirtió que solicitará un  amparo contra el resultado por la violación de sus derechos al designar “ilegalmente” a Piedra Ibarra.

Las consejeras mencionaron que esta situación no hará posible  mantener  el  principio  de autonomía de gestión que es indispensable para que funcione la CNDH.

«Si permanecemos  en  la  Comisión, estaremos en  riesgo  de  incumplir  el  mandato    de  “cumplir  y  hacer  cumplir  la  Constitución”, emitido  por  el  Senado  a  nuestras  personas  cuando  tomamos posesión  del  cargo  de  Consejeras  del  Consejo  Consultivo.   Por  todo esto, manifestamos  nuestra  decisión,  por congruencia  personal,  de  presentar  nuestra  renuncia  al  cargo  honorífico  de miembros  del  Consejo  Consultivo  de  la  CNDH,  de  manera  inmediata  e  irrevocable».

Y agregaron: «Una  Ombudsperson  carente  de  legitimidad  será  incapaz  de  establecer  una interlocución  válida  con  los  distintos  actores  involucrados  en  la  observación, protección  y  promoción  de  los  derechos  humanos;  tampoco  podrá  generar  la confianza  ni  la  certeza  jurídica  consustanciales  a  su  misión», señalan las ahora ex consejeras en su carta.

Que impugnen ante un órgano internacional: López Obrador

Por su parte, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, pidió que si existe algún incumplimiento legal en la designación de Rosario Piedra los inconformes acudan ante instancias nacionales e internacionales, pero consideró que sería injusto pues el Senado ya lo resolvió.

“Creo que ya ella es la presidenta, sin embargo, si existe un incumplimiento a requisitos legales, se puede acudir; tengo entendido que el PAN va a presentar su queja o ya la presentó en la OEA, y puede ir a cualquier instancia internacional y aquí mismo”, aseguró.

Agregó que “el conservadurismo” no está de acuerdo, pero respeta su punto de vista y tienen derecho a impugnar el proceso. Sobre las renuncias de consejeros consultivos de la CNDH, en protesta por el proceso de designación de Rosario Piedra, el presidente López Obrador minimizó sus salidas.

“Ah, pues sí, es que ellos estaban ahí, eran los meros meros… todas esas comisiones, ya lo hemos hablado aquí; los institutos, bueno Banco de México, con todo respeto, vean los antecedentes, se disfrazaban de sociedad civil, cuando en realidad estaban participando”.