Rosario Piedra no será ‘Ombudsperson carnal’ del gobierno

0
47
  • “Si los conservadores llegaran a cuestionar su designación, ella va a procurar no afectar al gobierno actual, nosotros, por principios, nunca le pediríamos a una autoridad que se ocultara una violación a los derechos humanos”, López Obrador
  • La militancia para nada influirá en mis actividades, esa es una cuestión voluntaria y aun dentro de Morena he sido crítica”, dijo Rosario Piedra

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que la designación de Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por el Senado de la República no será para tener a un personaje incondicional al gobierno en el cargo y, al contrario, refirió que es importante para “terminar con la simulación en el organismo, pues señaló que fungía como ‘alcahuete’  del régimen.

“Es una mujer que sabe y que ha sufrido en carne propia la desaparición de un familiar. Es una mujer con convicciones y si los conservadores llegaran a cuestionar su designación, ella va a procurar no afectar al gobierno actual, nosotros, por principios, nunca le pediríamos a una autoridad que se ocultara una violación a derechos humanos. Por principio.

“No queremos condicionales en nada, que haya justicia y que no haya corrupción. Ni ella lo permitiría. No queremos tener ‘achichincles’, no queremos tener funcionarios serviles, queremos servidores públicos con integridad, con principios, honestos, que ejerzan su libertad, verdaderamente independientes”, advirtió.

Militancia no creará conflicto de interés

Por su parte, la nueva ondbusperson del país admitió que no ha renunciado a su militancia en Morena, se comprometió a que durante su gestión en la CNDH mantendrá su autonomía y no se dejará influir por ninguna autoridad.

Piedra Ibarra es activista del Comité ¡Eureka! Y fue elegida este jueves en el Senado para dirigir el organismo autónomo los próximos cinco años. Su nombramiento se dio entre reclamos de estar fuertemente relacionada con el gobierno federal y algunos legisladores aseguraron que hubo fraude en el proceso de elección.

Ante los cuestionamientos, la activista aseguró: “Voy a responderle a todos los ciudadanos sin importar de dónde vengan o si está de acuerdo el Presidente, algún partido o cualquier otro grupo del poder”.

Recordó que anteriormente ha hecho críticas a su partido cuando algún integrante transgredió los estatutos: “La militancia para nada influirá en mis actividades, esa es una cuestión voluntaria y aun dentro de Morena he sido crítica. La gente que me conoce sabe que yo voy a criticar todo aquello en lo que se estén violentando los derechos humanos”.

Agradeció la elección y rechazó que su falta de preparación jurídica y académica sea una desventaja, y aseguró estar preparada para asumir el cargo por su capacidad de entender el dolor de las víctimas.

“Precisamente, el hecho de haber sido víctima y nunca alcanzar la justicia nos hizo ser autodidactas en todo lo que teníamos que defender. Conocemos muchas de las simulaciones que hacen esos funcionarios que ya no queremos que continúen, yo no quiero convertirme en algo así”, dijo.

“Para mí lo importante es que muchos colectivos, mucha gente del pueblo me haya respaldado y eso se valora porque es a quienes les voy a responder, y el presidente más que fijarse en mí, ha visto a toda la gente que me respalda y esta lucha de más de 40 años, donde se han aglutinado varias personas que han visto que la justicia no ha llegado a ellos”, afirmó.

Advirtió que mantendrá un diálogo real con el presidente “para señalar lo que está funcionando y lo que no está funcionando, para que en las cosas que no estén bien, la justicia llegue a las víctimas”.

Mientras que a los críticos a su elección les dijo: “Esos senadores pueden tener la seguridad de que no voy a defraudar a nadie porque sería defraudarme a mí y toda esa trayectoria de 40 años de lucha. Voy a mantener la autonomía, porque si no lo hago, pasará lo que pasó en años a anteriores”, insistió.

Sobre sus actividades, Piedra Ibarra explicó que de manera inmediata: “Revisaremos todo el rezago, el funcionamiento que debe estar vigente, que es lo que hay que renovar, lo que implica este organismo tan grande que es la CNDH y que deje de convertirse en una institución burocrática para acompañar a las víctimas”.

Consideró urgente hacer estos cambios en la CNDH para que sea una institución ágil y eficiente en sus labores, por lo que próximamente estará eligiendo al equipo de trabajo más adecuado para esta labor:

“Me voy a rodear de personas que tengan ese mismo compromiso, que sean leales a la justicia, imparciales, esta tarea no es de una sola, tiene que ser una labor de equipo y plural, con compromiso de servicio”, aseveró.

Su madre, Rosario Ibarra de Piedra, fue distinguida con la Medalla Belisario Domínguez en el Senado.