Nuevos empleos no sirven, si millones no cubren necesidades básicas: PRD

0
186

Hortensia Aragón Castillo, coordinadora nacional de Foro Nuevo Sol, del PRD, dijo que «de nada sirve la supuesta creación de más empleos en nuestro país que con bombo y platillo anunciaron ayer Ernesto Cordero y Javier Lozano, si el 20 por ciento de los 112 millones de mexicanos seguirá sin poder cubrir, a pesar de esas fuentes de trabajo, sus necesidades primarias de alimentación y vestido».

Asimismo dijo que tampoco alivia que los titulares de las secretarías de Hacienda y de Trabajo hayan augurado proyecciones de crecimiento económico en México de entre 4 y 5 puntos porcentuales durante 2011, si al menos 23 millones de personas no podrán acceder a los productos de la canasta básica, cuyo costo se ha incrementado en 21.2 por 2 por ciento desde 2008.

«Es una paradoja que mientras por una parte se afirme que en lo que va de 2011 se han reportado 271 mil nuevas plazas de trabajo ante el Seguro Social, por la otra Javier Lozano reconozca que muchas de las plazas que se perdieron durante la crisis económica de 2009, sobre todo las que representaban mayores salarios, no se han recuperado, lo que representa un escenario ficticio que sólo oculta la realidad económica de nuestro país».

Dijo que los mexicanos no podremos reconocer avances tangibles en lo económico en el futuro inmediato mientras no se corrija la política que condena a los ciudadanos comunes y corrientes a seguir pagando el costo de los gasolinazos que cada mes, sin falta, nos recetan las autoridades hacendarias de nuestro país, y mientras se siga aplazando la construcción de una nueva refinería que, como van las cosas, quedará como una más de las muchas promesas de campaña incumplidas por el presidente  Felipe Calderón.

La perredista destacó que si el Ejecutivo federal en realidad quiere mejorar la calidad de vida de millones de mexicanos, debería tomar muy en serio la propuesta hecha recientemente por el coordinador parlamentario de nuestro Partido en la Cámara de Diputados, quien sugirió que parte de los 123 mil millones de dólares existentes en las reservas federales de nuestro país podrían invertirse en políticas públicas para fortalecer la estructura social, pues ello no sólo representaría una estrategia paralela a la lucha contra el crimen organizado, sino una buena medida para aliviar la economía de aquellos ciudadanos más necesitados.